​Segunda oportunidad: Filip Bradaric, el que no huyó quiere quedarse en Vigo

|

A diferencia de Smolov o Sisto, el centrocampista croata, el último en llegar a la disciplina olívica, aprovechó el confinamiento para demostrar su compromiso con el club celeste.


Bradaric

Bradaric aspira a consolidarse en el Celta | Foto: RC Celta


Pocos en el Celta de Vigo han pasado un confinamiento más solitario que Filip Bradaric. El croata, subcampeón mundial en 2018, apenas llevaba un mes en Vigo cuando se decretó el estado de alarma que lo tuvo confinado en una ciudad todavía extraña, lejos de su familia, sus amigos y, sobre todo, del fútbol.


Mientras que sus compañeros Smolov y Sisto aprovecharon la primera oportunidad para salir de la ciudad olívica, Bradaric decidió quedarse en un claro gesto de compromiso y responsabilidad por su parte. El mediocentro pasó toda la cuarentena aislado en Vigo y mentalizándose para que cuando se retome la competición su nombre sea uno de los fijos en el esquema de Óscar García.


“Quiero demostrar que fue un acierto venir aquí”, manifestó el balcánico recientemente, que ya desde el primer día dejó claras sus intenciones de permanecer en Balaídos más tiempo del que marca su cesión, que en principio concluiría a finales de junio, momento en el que regresaría al Cagliari, propietarios de sus derechos. Un impedimento para su continuidad podría ser Renato Tapia, al que han relacionado con el Celta de Vigo en los últimos días y que podría ocupar la demarcación del internacional croata. El peruano llegaría libre este verano si se confirman los rumores.


UN RENDIMIENTO IRREGULAR

Ahora, a diez días para volver a vestirse de corto, Bradaric apura los plazos como el resto de sus compañeros para llegar a punto al pitido inicial, que promete ser una segunda oportunidad para el cuadro celtiña, metido de lleno en la pelea por la permanencia y al que le restan once finales para lograr el objetivo.


Hasta el momento, apenas hubo tiempo a ver la mejor versión del centrocampista. Solo cuatro partidos en un mes, dejando luces y sombras. Su buen partido en el Bernabéu que ayudó a amarrar un punto capital ante el Real Madrid se vio empañado solo una semana después, cuando fue expulsado ante el Leganés con solo 21 minutos a sus espaldas.


Sin embargo, la sanción no le pasó factura, al menos a lo que en la confianza de Óscar García se refiere, ya que volvió a la titularidad en cuanto estuvo disponible para completar los 90 minutos ante el Getafe en su primer partido completo como celeste. Ante el Villarreal se postula como titular junto a Okay. Una buena ocasión para demostrar que realmente quiere quedarse en Vigo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress