​Los titubeos de la Xunta contribuyeron a los “problemas de concentración y estrés” de los opositores de Educación

|

La plataforma ‘#OPOñomeAEstaOPO’ atiende a Galiciapress para desgranar cómo están preparando las oposiciones convocadas para 2021 y critica la indecisión del Gobierno de Galicia en torno a la celebración o no de la oposiciones durante el estado de alarma, algo que tuvo su efecto sobre el ánimo de los opositores.


Desde el colectivo también dejan constancia de los problemas burocráticos que experimentaron algunos aspirantes para matricularse en la convocatoria, cuyo plazo para registrarse concluye este 19 de junio, y las carencias del sistema educativo que quedaron patentes en esta pandemia. “A cambio del esfuerzo e implicación del profesorado, la respuesta de la Consellería y del Ministerio de Educación es optar por mirar hacia otro lado, sin consultar nunca la opinión del profesorado”, denuncian.


Oposiciones de la Xunta en el recinto ferial de Silleda

Oposiciones en el recinto ferial de Silleda


Aunque la celebración de las oposiciónes de Educación todavía queda lejos, la carrera de fondo ya ha comenzado para muchos candidatos. La semana pasada algunos aspirantes denunciaron las trabas existentes en el proceso de matriculación que les impedían inscribirse en tiempo y forma en la convocatoria. A pesar de que este viernes concluye el plazo para matricularse, para acceder al registro los opositores necesitan la conocida como ‘Chave365’ que expiden centros de salud y otros centros públicos, algunos opositores no tenían la clave y las citas para solicitarlo en algunos casos se expedían para el día 22, ya los centros de atención primaria no están atendiendo trámites burocráticos.


Esta situación provocó la indignación de opositores que se sintieron maltratados por la administración pública, que a su vez reaccionó dotando de más personal dedicado a atender el proceso de inscripción y habilitando cinco nuevas sedes para poner fin a las esperas, después de la denuncia del sindicato de profesores ANPE.


Desde la plataforma admiten que hasta la fecha no han recibido quejas sobre estos problemas, si bien sí manifiestan tener “constancia” de que algunos candidatos “están teniendo alguna dificultad para inscribirse".


El problema, en gran medida, está motivado por la Chave365, de la que algunos carecen o que ha caducado para muchos. Desde ‘OPOñomeAEstaOPO’ explican que esta es un sistema que sirve para “identificar identifica a las personas con su DNI y una clave, con la que pueden editar y firmar documentos sin necesidad de certificados digitales”.


En esa línea, creen que tanto el sistema como los servicios de atención de la Xunta, con teléfonos saturados o webs caídas, “pueden ser mejorables” y que para evitar esta clase de problemas “es necesario facilitar la activación de la Chave365 y actualización”. No obstante, desde la plataforma sostienen que en todo caso “no es necesario ampliar el plazo de matriculación”. “También existe la posibilidad de matricularse utilizando un certificado digital”, agregan.


Pese a las dificultades, sí hay muchos opositores que han podido matricularse y que ahora esperan el cierre del plazo y el anuncio de las listas. En Galicia se alcanzó la cifra record de 3.654 plazas convocadas para este año y algunos estiman que cerca de 20.000 personas se presentarán a las oposiciones.


PROBLEMAS DE CONCENTRACIÓN, DE CONCILIACIÓN, ESTRÉS...

Unas oposiciones que no estuvieron exentas de polémica durante la crisis. En los primeros días del estado de alarma, la Xunta de Galicia se mostró titubeante a la hora de decidir si se celebraría o no la convocatoria y, después de las muchas presiones recibidas, el Gobierno de Galicia terminó por anularla. Esa indecisión jugó en contra de los aspirantes, que subrayan que los recelos de la Xunta y la incertidumbre les resultó “perjudicial” en su preparación, ya que provocó un “aumento en el nivel de estrés”.


A esta indefinición hay que añadir los problemas que sufrió el colectivo, ya fuese por el confinamiento o por la situación personal de cada uno, algo que indudablemente afectó a su concentración y que supuso un verdadero revés a la estructura de sus programas de estudio. Esto, para un grupo que necesita tanta preparación y que se juega tanto en tan poco tiempo, puede marcar las diferencias durante los exámenes.


“Los opositores han tenido problemas de concentración y de conciliación durante la pandemia. Además del estrés de no saber que ocurría con las oposiciones, han tenido que afrontar el teletrabajo o trabajo, a la vez que preparaban oposiciones y atendían a su familia”, comentan desde la plataforma. A renglón seguido, subrayan que cada situación es distinta –“gente con niños pequeños confinados en casa, otros con familiares dependientes y problemas para atenderlos adecuadamente, puesto que muchas empresas dejaron de prestar servicios de atención domiciliaria...”-, pero que en muchos aspectos sus problemas no son muy diferentes a los de otros colectivos.


“La pandemia ha supuesto un problema para la sociedad y todavía vivimos la incertidumbre de no saber lo que ocurrirá en el futuro, si habrá rebrotes o nuevos confinamientos”, razonan. Afortunadamente, en un clima un poco más despejado, los opositores celebran encontrar una cierta estabilidad de cara su preparación. “Ahora ya es posible planificar y adaptar la preparación de las oposiciones a las circunstancias actuales, que es el aplazamiento de las oposiciones a junio de 2021”.


Oposiciones 2Los opositores se han enfrentado también a los problemas de no poder contar con las bibliotecas y otros centros de estudio para su preparación


¿REAPERTURA DE LAS ACADEMIAS?

De cara a reactivar su rutina, los opositores también viven pendientes de la reapertura de las academias, donde muchos reciben instrucción de cara a perfilar las pruebas y que durante el confinamiento trataron de readaptarse ofreciendo sus clases de forma telemática. Sin embargo, la reapertura de estos centros es un tema delicado, ya que la enseñanza presencial supone todavía un riesgo a día de hoy.


“Estos centros deben de adaptarse y llevar a cabo las medidas de seguridad necesarias, como en todos los sectores. Mientras estas no se planifiquen adecuadamente, la preparación puede continuar de forma online, ya que supone menos riesgo para la salud de los estudiantes”, expone.


“CONSELLERÍA Y MINISTERIO NO CUENTAN CON EL PROFESORADO”

Por otro lado, la crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha destapado en gran medida algunas de las deficiencias que presenta la Educación a día de hoy en España. La radiografía que hacen desde el colectivo muestra un sistema con muchas “carencias a nivel organizativo” y critican la “actitud despreocupada de la Consellería de Educación” al respecto.


Entre las reformas urgentes, los opositores apremian a la Xunta de dotar de medidas de protección contra el coronavirus, “se dejan en las manos de los equipos directivos”. En esta línea, reclaman material protector, como mamparas o mascarillas “que no llegan” a algunos centros.


Además, durante el confinamiento el profesorado se esforzó por mantener la actividad lectiva y atender al alumnado “poniendo a disposición de la Consellería sus dispositivos tecnológicos personales”. “A cambio del esfuerzo e implicación del profesorado, la respuesta de la Consellería y del Ministerio de Educación es optar por mirar hacia otro lado, sin consultar nunca la opinión del profesorado, elaborando protocolos y medidas ineficientes y dejando que la sociedad culpabilice al profesorado de todo, liberándose así la administración educativa de su responsabilidad”, lamentan.



También denuncian la escasa o nula formación recibida durante el confinamiento, algo de lo que “no se molestó” la Consellería y que cuando la oferta “es el propio profesorado el que tiene que encargarse de organizarla”.


De cara al próximo curso, la impresión generalizada es que no va a llevarse a cabo ninguna medida específica ante la pandemia, y las que se tomen, serán escasas e inadecuadas”, advierten, a la vez que ponen el foco sobre el ratio profesor-alumno, que califican como “preocupante”, y la “sobrecarga burocrática del profesorado llega extremo de duplicar el horario laboral de los profesores, aumentando su carga de trabajo aún más durante el confinamiento”. 

relacionada Los plazos del máster de profesorado de la USC impiden al alumnado contar con la documentación para presentarse a la OPE
relacionada La Xunta reanudará a partir de octubre las pruebas selectivas de oposiciones convocadas

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress