​Aspas frota la lámpara, tumba al Barça y deja al Celta al borde de la permanencia

|

Un golazo de falta del diez celtiña en los minutos finales dio un punto de oro al equipo vigués y dejó la liga franca para el Real Madrid.


Celta baru00e7a

El Celta celebra el gol de Smolov | Foto: RC Celta


El Celta de Vigo consiguió un punto heroico ante el líder del campeonato, el FC Barcelona, al que el empate, si bien le da ventaja de momento, le vale de muy poco en sus aspiraciones por el título. Los pupilos de Óscar García cosecharon un empate en casa gracias a los goles de Smolov y Aspas, igualando por dos veces el doblete de Luís Suárez y convirtiéndose casi casi en equipo de Primera otro año más y en uno de los jueces de la liga.


MESSI REINVENTA EL FÚTBOL

Los primeros minutos cayeron del lado de los azulgranas, más enchufados desde el principio, sabedores de que no podían permitirse ningún fallo, algo que el Celta, después de la racha de victorias encadenadas antes del choque y las derrotas de los equipos de la zona roja, sí goza de paracaídas en caso de derrota.


El primer grana aviso llegó a balón parado, con Piqué estrellando en el travesaño un balón servido desde el córner izquierdo. Con Messi comandando las operaciones, el Barça trató de abrir el campo en busca de hacer daño por las bandas, y una floritura del diez a punto estuvo de dejar solo a Ansu ante Rubén, pero el jovencísimo atacante optó por dejarla atrás, desdibujando el genial pase del rosarino.


Con todo, de las botas del argentino y de su historial nació el gol del Barça. Messi tenía una oportunidad inigualable para abrir la cuenta y hacer su gol 700 con una falta desde la frontal del área. En esta carrera de los entrenadores en la búsqueda por encontrar un sistema que logre abortar las opciones del blaugrana para hacer goles, Óscar García colocó a dos jugadores en la línea de meta, uno en cada palo. Con todo cubierto, Messi sorprendió a propios y extraños engañando a todo Balaídos con un centro medido a la testa de Suárez, que solo tuvo que peinar el cuero al fondo de la red, ya que las marcas inventadas por el técnico celeste permitieron al uruguayo estar sin un defensor asignado.


El gol del charrúa, el primero desde su reaparición, expoléo a los locales, que inmediatamente después puso en aprietos a Ter Stegen, primero por una mala entrega del alemán que a punto estuvo de costarle un disgusto; luego con un disparo de Brais después de un pase de funambulista de Denis Suárez que, después de tocar en el teutón, acabó repelido por el palo. Denis, el más activo del Celta junto con Aspas, de cansó de dibujar pases a los que siempre se anticipó o la zaga barcelonista o el cancerbero visitante.


ASPAS DICTA SENTENCIA LIGUERA

El guion del segundo tiempo no cambió mucho a lo que se venía viendo: una recuperación rápida del Celta, Aspas filtra un balón interior para Okay, que lejos de enredarse se hace un hueco para ceder el cuero a Smolov que, a placer, manda el balón a la red para el 1-1.  


El Barça salió enrabietado tras el golpe y el VAR revisó un posible penalti sobre Messi que sin embargo no cobró. Messi lo siguió intentado por activa y por pasiva, y fruto de su presión llegó el 1-2, gracias a un robo suyo en el área del Celta y una maniobra de lujo de Suárez.


Con la ventaja a los culés les entró la prisa por acelerar el reloj, mientras el Celta fue comiéndole terreno. Los diez últimos minutos se jugaron casi por completo en campo visitante. Nolito obligó a Ter Stegen a estirarse para repeler un disparo del gaditano, pero no fue hasta el 87, cuando Aspas colocó el esférico en la frontal del área para un libre directo, que el Celta amarró la igualada. Elde Moaña ejecutó un disparo imposible con una rosca inalcanzable para el guardameta alemán e hizo el 2-2 definitivo.


El gol hundió a los de Setién, que se fueron a la desesperada al ataque y a punto estuvieron de regresar a Barcelona de vacío, porque Nolito volvió a gozar de una oportunidad fabulosa para llevarse los tres punto en el añadido, pero remató mal un centro de Denis cuando lo tenía todo a favor y permitió la atajada del portero. Un punto que se queda en Vigo, cuatro jornadas sin perder y ocho puntos por encima del descenso. La salvación ahora está a tiro de piedra del Celta, que además deja muy tocado al Barça en su carrera por el título, aunque el empate le da el liderato momentáneo a la espera de lo que haga el Real Madrid. Las cosas han cambiado en Balaídos, que ahora sí, empieza a ver la luz al final del túnel. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress