​¿Es Pablo Iglesias un macho ibérico a la vieja usanza?

Carmen P. Flores

A lo largo de la historia de España- con transformaciones adaptativas a los tiempos- la figura de un determinado prototipo de hombres ha sido una constante: el macho hispánico, un prototipo de hombre de la piel de toro. 


El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante el Congreso de Vistalegre II en 2017





Muchas películas del cine español han reflejado este arquetipo; desde Alfredo Landa, pasando por José Luis López Vazquez y terminando por Máximo Valverde. Dos modelos de macho hispánico con el mismo objetivo: la conquista y sumisión de las mujeres.


En los años cuarenta, en plena dictadura y al amparo del nacionalcatolicismo, el macho ibérico es ungido de la supremacía sobre la mujer, como consagración de su virilidad. Eso sí, la religión, no le “toleraba” el uso de sus atributos sexuales hasta no pasar por el altar y bendecir el santo matrimonio. Otra cosa bien distinta es la sociedad, que era permisiva, ¿sigue siéndolo?, con los usos y abusos de su conducta.


Algunos especialistas aseguran que el poder del macho ibérico está basado en ser "el más de todo", pero de forma expresa en su potencia sexual. Podía acostarse con cuantas mujeres se dejarán y cuantas más veces mejor. En cambio, la mujer debía llegar virgen al matrimonio, sino era así, el nombre que le ponían es el de la profesión más antigua del mundo. Porque la mujer estaba concebida para darle placer al varón y tener hijos. La mujer era educada para servirle como esclava y además sin derecho a protestar.


Las relaciones que el macho ibérico ha mantenido siempre hna sido la de su poder y supremacía sobre la mujer. Con el paso del tiempo, allá por los años setenta y ochenta, se inventó el termino machista, para eliminar el otro termino. La verdad es que no ha sido así, se cambia el nombre, pero los efectos, aunque se han mitigado, sigue vigentes, no nos engañemos.


En estos tiempos que nos toca vivir, la aparición de Podemos en el panorama político español y el empoderamiento de su líder, Pablo Iglesias, al que su entorno pretoriano le ha acuñado el calificativo de macho alfa -con otro aspecto físico , distinto argumentario, pero con el mismo fin--, con el que el interesado se siente alagado, ha vuelto a resurgir el macho ibérico, bajo la apariencia de macho alfa, término que evoca a la modernidad de los que venían para darle a la vuelta al calcetín del poder y lo que han hecho es meter dentro y quedarse con una parcela que es lo que pretendía.


 ¿Pero que es un macho alfa? Es el hombre-también hay mujeres- que piensa que tiene una personalidad avasalladora, que puede con todo, sin límites. Su comportamiento suele ser agresivo, cortante, y tiene “éxito” con las mujeres, sobre todo, si tiene poder. Cuando tiene la capacidad de descalificar a su oponente para ganarle. Adopta una actitud dominante, y ocupa el papel de líder.


Pablo Iglesias es un macho ibérico camuflado de macho alfa porque así lo han calificado su círculo más próximo, el que comparte el poder que el les deja. Hay que jurarle sumisión para seguir disfrutando de los cargos que él les otorga. Sino lo hacen les puede ocurrir lo mismo que a sus compañeros fundadores, se les enseña la puerta de salida.


La obediencia ciega de todos y las amistades estrechas con determinadas mujeres son los ingredientes que hacen del "macho alfa" el líder de la secta más importante que hay en estos momentos en política. ¿Dónde están las mujeres feministas de Podemos?, solo en la propaganda que paga la ministra- mujer del líder. ¡Cuántos líos de faldas/pantalones de las “feministas por el cargo”! Solo hay que hacer un recuento de todos los casos.


El penúltimo exabrupto del líder sectario y vicepresidente del gobierno de la España descolocada es su ataque continuo a los medios de comunicación que no comulgan con su ideario ideológico, ya sea de derechas o de izquierdas, da igual. Un ataque que ha venido a demostrar de lo que son capaces en Podemos si tuvieran poder sobre ellos. Lo de Venezuela sería un chiste. Para disimular, hace pocas horas trataba de disimular diciendo que la critica es buena y hay que ser tolerantes. Se olvida que él ha demandado a varios medios e incluso les ha pedido unos 500.000 euros por daños y perjuicios.


Para apoyar a su jefe/amigo la famosa Dina del teléfono, directora del diario digital -licenciada en ciencias políticas- copia de otro bolivariano decía que el periodismo necesita “su propio 15Mtras criticar las malas condiciones del desarrollo de la profesión en la actualidad”. Seguramente lo dirá por el diario que ella misma dirige, y que más perece un panfleto que un medio de comunicación.


Como del 15M sacaron un buen redito político y económico igual les suena la flauta y quieren hacerse con el control de los medios de comunicación para poner al país en el mismo listón que Venezuela. ¡Menos mal que España es diferente!

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress