​El Gato cuelga sus botas: las lesiones retiran a Sergio Álvarez

|

El cancerbero del Celta de Vigo, uno de los jugadores con el vinculo más estrecho con la afición celeste, no ha podido superar la lesión de rodilla que sufrió el pasado mes de mayo. 


Sergio álvarez gato

Sergio Álvarez | Foto: RC Celta


Hubo una vez en Vigo un gato con botas. Y guantes. Y barba de apóstol y rizos de querubín. Sergio Álvarez ha sido uno de los inquilinos de la portería de Balaídos en la última década, uno de los más longevos y el protagonista de algunos de los momentos más brillantes de la historia reciente del club. Nombrado 'Mejor portero de la Europa League' con el último EuroCelta que se plantó en semifinales y al que solo el United de Mourinho e Ibrahimovic pudo privar de la gloria (ay, aquella de Guidetti en Old Trafford...), 'O Gato de Catoira' abandonará para siempre la cárcel de cal después de un año apartado de los terrenos de juego por las lesiones.


Una década con el primer equipo del Celta y una vida bajo palos. El legado de Sergio Álvarez no se mide en títulos, sino en el cariño que le han profesado los seguidores celestes y que han visto en el guardameta a otro incondicional vestido de corto. Criado en A Madroa, solo una breve estancia en Ferrol al inicio de su carrera evita que su expediente no se haya dedicado exclusivamente al Celta de Vigo, donde peleó siempre por ser el portero titular, cosa que consiguió en no pocas ocasiones y ante rivales como Yoel o Javi Varas.


Con Rubén Blanco mantuvo una gran amistad y una gran rivalidad a partes iguales. Solo en los últimos años del gato, Blanco consiguió hacerse dueño del arco vigués. Las lesiones, en mayor o menos medida, siempre han acompañado al de Catoira y siempre se sobrepuso a las mismas, hasta que esta última, una rotura de menisco, le ha forzado a decir basta.


Álvarez, que dejará el club de sus amores con casi 200 partidos en su hoja de servicio, lo ha intentado de todas las formas posibles y las primeras estimaciones esperaban que pudiese regresar al césped a principios de 2021, pero las sensaciones no han sido buenas y la recuperación se ha ido alargando en el tiempo. Ahora, a punto de finalizar su vinculación con el Celta, 'O Gato' parece haber decidido poner punto y final, aunque todavía no ha hecho oficial su adiós definitivo.


Atrás quedan tardes de gloria como el 4-1 al Barça en Balaídos, las semifinales de Copa, las sufridas permanencias o el ascenso a Primera División. Siempre desde la retaguardia, sin hacer ruido, sin alzar la voz cuando le tocaba ser suplente y trabajando como el que más. Ahora se abre el camino para que Sergio sea la inspiración de todos los muchachos que sueñan con defender al Celta y muchos ya le ven un prometedor futuro como formador de los más jóvenes. No hay mejor espejo que el que ofrece los ojos del Gato.    


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress