DEPORTIVO-CELTA (2-0)

El Celta pierde el derby en Riazor

|


El Celta no pudo llevarse el derbi y los tres puntos se fueron con el Depor. 


El Celta desarrolló este sábado en Riazor uno de sus peores tácticas de juego de lo que llevamos de temporada. No fue fiel a sí mismo. No se pareció a ese equipo que juega de memoria, que marca el ritmo del encuentro y que se asocia con peligro en ataque. Quizás se debió a que Berizzo solo pudo trabajar un día con todos sus hombres en la última semana o quizás a que a los celestes le pesó responsabilidad y el ambiente de Riazor. El Celta se vio superado por el Deportivo.


El centro del campo celeste no generó fútbol. A los vigueses le duraba el balón apenas unos segundos. Los de arriba no entraban en juego. El Deportivo, a pesar de carecer de brillantez se mostraba mucho más efectivo. El plan de Víctor Sánchez estaba funcionando. Sus jugadores conseguían ahogar el juego rival.


La primera oportunidad fue coruñesa y llegó a la contra. Lucas Pérez se marchó como un caballo desbocado hacia la portería defendida por Sergio. Jonny apareció para cortar el balón, pero resbaló en el peor momento. Afortunadamente, la jugada no tuvo consecuencias porque el árbitro señaló un fuera de juego posterior del propio Lucas Pérez.


La réplica la ofreció Nolito en el minuto 7. El gaditano se aprovechó de una indecisión de Arribas para robarle el balón. Su intento de vaselina, sin embargo, no sorprendió a Lux, que atajó el balón sin problemas.

El gol llegó en el minuto 22 en un cúmulo de errores de la defensa céltica. Álex Bergantiños recibió un pase dentro del área, Sergio salió de su portería para despejar el balón pero este le llegó a Lucas Pérez, que estaba completamente solo y marcó a placer.


El partido pudo cambiar solo dos minutos después. El colegiado señaló un claro penalti de Fernando Navarro sobre Iago Aspas. El lateral deportivista arrolló al delantero céltico, que había hecho un buen control tras un pase en largo de Nolito. El gaditano fue el encargado de lanzar la pena máxima. Lux adivinó sus intenciones, se lanzó a su derecha y despejó el esférico.


El Celta intentó que este doble golpe, el gol encajado y el penalti fallado, no le afectara demasiado. Pero no lograba encontrarse a sí mismo. El Deportivo le cedió le terreno. Los de Berizzo, sin embargo, no supieron aprovecharlo. Ni Augusto ni Wass ni Tucu generaban fútbol. El Celta trató de volcar su juego a la banda izquierda, intentando encontrar la inspiración de Nolito. El único rédito fue una sucesión de lanzamientos de córner sin trascendencia alguna. El Deportivo, por su parte, sí que creaba peligro a la contra. Lucas Pérez, un auténtico incordio para la zaga céltica, protagonizó una galopada por banda derecha al filo de la media hora. Al llegar al área, en vez de disparar, buscó a un compañero en el segundo palo. Un defensa céltico desvió el peligro. Unos minutos después, el que lo intentó fue Jonathan. Su disparo se fue alto.


El Celta necesitaba llegar al descanso y aclarar sus ideas. Los últimos minutos de esta primera parte fueron totalmente intrascendentes.


Por desgracia, el decorado no cambió demasiado al inicio de la segunda parte. El Celta continuaba sin sentirse cómodo. El Deportivo con el marcador a favor y, por consiguiente, sin tener que llevar la iniciativa, disfrutaba muchísimo más. 


Mientras asistía a los estériles intentos célticos, se permitía el lujo de salir a la contra. Y Jonathan casi marca el segundo a los nueve minutos de la reanudación en una jugada de este tipo. El delantero se fue en velocidad y se plantó ante Sergio. Trató de colarle el balón entre las piernas, pero el meta céltico logró desviar el balón a córner.

Las malas noticias se acumulaban. En el 57, Fontás cayó lesionado y Planas tuvo que entrar en su lugar. Jonny pasó a ocupar el puesto de central, como suele hacer con la selección sub-21.


El Celta no generaba ocasiones y, sin disparar a puerta, es imposible darle la vuelta a un partido. A pesar de que la posesión era suya, era el Deportivo el que creaba más peligro. A Berizzo, como viene siendo habitual, le costó hacer cambios. El primero fue obligado, pero el segundo no llegó hasta el 71. El técnico se decidió por una apuesta ofensiva. Retiró a un hombre del centro del campo, Tucu Hernández, para dar entrada a Guidetti, que se situó en punta junto a Aspas.


Pero el Celta no mejoró en exceso. De hecho, el Deportivo a punto estuvo de marcar el segundo, ya que Juanfran envió un trallazo que se estrelló en el palo. Acto seguido, se vivieron unos momentos de tensión. Jugadores de uno y otro equipo se enredaron en una tangana provocada por el entrenador del Deportivo, Víctor Sánchez, que no dejó sacar rápido de banda a Guidetti. La acción se saldó con amarillas para Juanfran y Jonny, que se pierde el próximo partido. Evidentemente, este parón benefició al Deportivo, que tomó aire para afrontar los últimos minutos. El Celta se fue arriba sin ideas y con muy poca convicción. Un disparo de Iago Aspas que paró sin dificultades Lux fue lo más cerca que estuvo de empatar. Se llegó al descuento y el encuentro tuvo un final amargo. En una jugada desgraciada, Jonny trató de ceder a Sergio y acabó colando el balón en su portería. 2-0.


El Celta, por tanto, encaja su segunda derrota consecutiva y Berizzo tiene trabajo por delante. Tendrá que intentar que esta derrota no pese en el ánimo de sus futbolistas. Lo positivo es que a pesar de este tropiezo los celestes se mantienen cuartos, en puestos que dan acceso a la Liga de Campeones.


Deportivo: Lux; Juanfran (Jonás Gutiérrez, min. 79), Arribas, Sidnei, Navarro, Mosquera, Álex Bergantiños, Luisinho, Cani (Fajr, min. 67), Lucas Pérez y Jonathan (Laure, min. 73).


Celta: Sergio; Hugo Mallo, Sergi Gómez, Fontás (Planas, min. 58), Jonny; Augusto Fernández, Wass, Tucu Hernández (Guidetti, min. 71), Orellana, Nolito y Iago Aspas.


Gol: 1-0, min. 22: Lucas Pérez; 2-0, min. 93: Jonny, en propia meta.


Árbitro: Álvarez Izquierdo (colegio catalán). Mostró tarjetas amarillas a los locales Lux, Juanfran, Luisinho y Mosquera; y a los visitantes Tucu Hernández, Nolito y Jonny.


Incidencias: Encuentro correspondiente a la 12ª jornada de Liga de Primera División disputado en el estadio de Riazor. Lleno. Unos 650 aficionados del Celta en las gradas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress