SUP: "Galicia está desprotegida contra los delitos tecnológicos"

|

Robertosup


Desde los sindicatos policiales llevan tiempo advirtiendo de un progresivo descenso en el personal con el que cuentan las comisarías gallegas. Tras varios años con convocatorias muy escasas, Roberto González, secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Galicia, advierte contra la reducción de la presencia policial en la calle, así como contra la falta de protección contra fenómenos en auge como los delitos asociados a la tecnología e Internet. 


Se habla mucho de recortes en Sanidad, Educación... ¿Quedan los policiales en segundo plano?


Sí, porque llevamos varios años sufriendo recortes en las comisarias de Galicia. Desde que se redujo la Oferta de empleo público allá por el 2010, las promociones que han ingresado en la academia de Ávila son muy escasas y eso ha se ha sentido notablemente en las dependencias policiales gallegas, hemos pasado de tener 300 funcionarios en Galicia de prácticas al año a no tener ninguno.


Esperamos que en los próximos meses veamos un poco la luz pero la verdad es que la situación a día de hoy es preocupante y más con las vacaciones de Semana Santa y con la implantación de un nuevo turno que se va a llevar a cabo, al que el SUP se ha impuesto de lleno por los múltiples problemas que va a conllevar.


Pero, ¿cómo se nota esta falta de personal en el día a día?


Se nota sobre todo en la presencia policial en la calle. En ciudades como Ourense, Santiago o incluso Pontevedra... La escasez de servicios hace que en muchas ocasiones sólo haya una patrulla destinada a cubrir todas las llamadas que se reciben en la sala del 091.


¿Se puede hablar de un descenso de seguridad en Galicia?


Lo que podemos asegurar es que hay menos policías y que esa merma hace que haya menos presencia policial en la calle. Obviamente eso repercute en la seguridad de los ciudadanos. La sensación de seguridad creo que es bastante amplia porque en Galicia no tenemos unos índices demasiado elevados de delincuencia, pero aún así debería haber mayor presencia ya que hay nuevos tipos de actividades delictivas que están aflorando y sólo se pueden afrontar con personal suficiente.


¿Por ejemplo? ¿Qué tipo de delitos están aflorando en Galicia?


Pues el que más estamos encontrando en las oficinas de denuncia son los delitos tecnológicos, a medida que los usuarios de la red crecen y a medida que tenemos más contactos personales y profesionales a través de Internet, el número de delitos se multiplica. Estamos viendo cantidad de estafas por Internet, cantidad de amenazas o incluso casos de usurpación de estado civil a través de Internet... Lo preocupante es que la policía no está destinando ni los medios ni el personal necesario para investigar este tipo de delitos. Actualmente sólo hay oficialmente reconocidos especialistas en A Coruña, en un grupo dentro de la policía científica forense y en Vigo. El resto de Galicia está completamente desprotegida contra los delitos tecnológicos, tiene que enfrentarse a ellos sin la información necesaria. Gracias a nosotros que tenemos la iniciativa propia de formarnos, porque la policía no se ocupa.


¿Es más difícil prestarle atención a este tipo de delitos cuándo ya escasea la presencia policial en la calle?


Efectivamente, pero debería avanzar progresivamente en función del número de denuncias y de casos que se vienen produciendo. Un porcentaje muy alto de las denuncias que se producen están relacionadas con Internet y ese incremento no se lleva a efecto mediante investigación. Las estadísticas están falseadas, no reflejan lo que sucede en la calle y entre la ciudadanía. Hay un gran número de denuncias que se unen para minimizar que exista un aumento de cierto tipo de delincuencia, otras denuncias como las de Internet ni siquiera figuran en las estadísticas policiales... No se debería primar un dato, hay que servir al ciudadano.


La otra gran reivindicación pendiente de los policías gallegos es la de los chalecos antibalas. ¿Se han dado pasos al respecto?


Los pasos que hemos dado han sido muy cortos. A raíz del trágico fallecimiento de Vanessa Lage en 2014 lo que ha sucedido es que se ha agilizado el reparto de las dotaciones que había adquirido la dirección de la policía, pero no ha sido suficiente. Actualmente en Galicia sólo 1 de cada 4 policías dispone de chaleco antibalas individual. Si tú sales a la calle por un aviso de atraco, o de una persona armada, el agente tiene que estar a expensas de si hay algún otro de servicio que tiene el chaleco. Nosotros pensamos que es una prenda indispensable, deberíamos salir con él de la Academia, igual que se entrega el arma y el chaleco. Tenemos que avanzar en ese sentido porque es algo básico y es donde hay que gastar el dinero y no en la sustitución de divisas y otras cuestiones que ni nos van ni nos vienen.


Precisamente en la inauguración de la calle dedicada a Vanessa Lage en Vigo, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, aseguró que compartía el compromiso de convertir el chaleco en una dotación individual. 


Quizás el director haya hecho esas declaraciones con el conocimiento de que quizá no pueda cumplir ese compromiso. La situación actual de inestabilidad política hace pensar que él no va a seguir en el puesto. Él ha tenido bastantes años para llevar a cabo esa reivindicación que llevamos haciendo muchos años... Que lo diga ahora que no está claro si se va a quedar nos parece demagógico.


El es uno de los responsables de que actualmente los policías no trabajemos con los medios adecuados. Además de los chalecos hay otra reivindicación, que nos proporcionen armas no letales. Cuando hay un enfrentamiento en el cual un individuo, por ejemplo, ataca a otra persona o al agente con un cuchillo, nosotros solo tenemos dos mecanismos para defendernos, o con el arma reglamentaria, que en este caso seguramente un juez consideraría desproporcionado su uso o bien con la defensa reglamentaria. Pero unas pistolas táser nos podrían ayudar a repeler ese tipo de agresiones y no contamos con ese tipo de medios. 

Por último, comentabas que ahora estáis protestando por un nuevo turno...


Sí, reivindicamos una jornada laboral digna que nos permita prestar un buen servicio al ciudadano y al mismo tiempo poder conciliar la vida familiar y laboral. La Dirección ha sacado adelante una jornada laboral que presenta múltiples incógnitas que a día de hoy, nadie sabe resolver y que va a provocar numerosos problemas de organización en las distintas plantillas gallegas a partir del próximo día 1 de Abril.


La solución que observamos pasa por la implantación del sexto turno con el abono de servicios extraordinarios y desvío de vacaciones que paliarían el déficit de personal existente actualmente mientras no se incorporen al Cuerpo nuevas promociones con un número razonable de agentes que cubran la tasa de reposición.



relacionada Las comisarías de Pontevedra se están quedando 'en los huesos', según la UFP
relacionada Una calle honrará a la policía fallecida durante un atraco

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress