Un hijo de españoles paraliza Francia

Luis Gulín Iglesias

Un sindicalista de origen cántabro se enfrenta al primer ministro francés de origen catalán.


PhilippeMartinez1

Philippe Martinez es el líder del sindicato francés CGT (Confédération générale du travail) que desde hace varias semanas tiene paralizada la vida pública francesa a través de varias huelgas contra la reforma laboral impulsada por el presidente Hollande. Este sindicalista nacido en 1961 en Suresnes, es hijo de una santanderina y de un francés que luchó en la Guerra Civil en las Brigadas Internacionales. Desde el 3 de febrero de 2015 es, como dicen en Francia, el patrón del sindicato GCT. 


Su vida escolar transcurrió en uno de los barrios obreros del oeste de Paris donde se forjó también su compromiso con el sindicalismo y su ingreso en las juventudes comunistas y su posterior ascenso dentro Partido Comunista de Francia que lo abandona en el 2002 por desacuerdos con el entonces secretario general del partido Robert Hue. Su inseparable mostacho inspiró a muchos en ver en él una copia de Stalin además de su fama de ser un duro negociador. De formación profesional técnico metalúrgico, su vida laboral transcurrió íntegramente en uno de los imperios del automóvil francés, Renault, en donde ingresó en 1982, participando en los mítines y arengas de Sartre a los obreros de la multinacional. A lo largo del tiempo es nombrado delegado de la CGT, llegando a ser nombrado en el 2008 secretario general de la Federación de Metalurgia (FTM-CGT) que aglutina alrededor de 60.000 afiliados. Muchos antiguos compañeros incluso recuerdan que le daba bien al fútbol en el equipo de la empresa. Casado con la también ex dirigente sindicalista de la Federación de Sanidad de la CGT, Nathalie Gamiochipi, alcanza la cima de la ejecutiva sindical en el año 2013, sucediendo en febrero de 2015 al entonces líder Thierry Lepaon


La prensa de izquierdas de Francia destacaba entonces que por primera vez desde 1946 estaba frente al sindicato un técnico y no un obrero y que tampoco era miembro del Partido Comunista. 


Uno de sus objetivos es lograr la semana laboral de 32 horas. Con la reforma laboral propuesta por el gobierno de Hollande, al cual apoyó en su elección en el año 2002, Martinez está llamando a las barricadas a la masa social francesa y habla abiertamente de una guerra social, sobre todo para recuperar credibilidad y apoyo en su sindicato que en sus tiempos buenos llegó a tener mas de cinco millones de afiliados y ahora anda en casi 700.000.


Con cierta ironía destacaba un conocido programa francés de humor que actualmente la paz social de Francia, depende de tres españoles: un cántabro, Martinez, un catalán, Valls y una andaluza, Hidalgo, alcaldesa de París.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress