​La Federación mantiene la fecha del Alavés-Celta de Copa del Rey

|

Obrasbalaidos


La Federación Española de Fútbol desestima la petición del Alavés de aplazar el partido de vuelta de la Copa del Rey ante el Celta. Según adelanta la Cadena Ser, la RFEF interpreta que el encuentro de Balaídos ante el Real Madrid fue suspendido por "causa de fuerza mayor", circunstancia que no se da en la semifinal de este miércoles. El cuadro vasco entiende que el Celta llega con ventaja por haber descansado este fin de semana.


Por otro lado, el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC) ha levantado la suspensión sobre la obra de reforma de la grada de Río del estadio municipal de Balaídos. Según la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press y que lleva fecha del 3 de febrero, la Asociación en Defensa de Vigo, ADEVigo, "no acredita un interés directamente relacionado con el objeto de recurso, tan solo una relación refleja con dicho objeto", por lo que no está legitimada para recurrir el procedimiento.


Por otra parte, continúa la resolución, ADEVigo "no denuncia ningún defecto o irregularidad imputable al acto de adjudicación o al procedimiento de contratación" de las obras, sino que basa su recurso en que los trabajos "carecen de justificación".


CONFLICTO


La resolución del TARC se ha conocido 48 horas después de que el gobierno municipal decidiese impedir el uso de las instalaciones de Balaídos para la disputa del partido del domingo entre R.C.Celta y Real Madrid, debido a problemas de seguridad tras desprenderse parte de la cubierta de esa grada por el temporal.


Según sostiene el gobierno vigués, la reforma de esa grada podría estar en marcha desde diciembre pasado (cuando se adjudicó por 5,5 millones de euros), pero una asociación "próxima al PP" interpuso recurso con el único fin de paralizarla.


Fuentes de ADEVigo, entidad presidida por el ex alcalde Carlos Príncipe, han confirmado a Europa Press que acatarán la resolución del TACRC, aunque han insistido en que los problemas de esa grada no son imputables al recurso presentado, sino a "los diez años de gestión de Caballero".


"NO HUBO RIESGO"


El gobierno municipal de Vigo ha asegurado este lunes que antes del desprendimiento de la cubierta en la grada de Río de Balaídos "no hubo riesgos" para los aficionados, y ha vuelto a insistir en que "todo lo relacionado con la paralización" de la reforma en esa zona del estadio "es imputable al PP".


El portavoz municipal ha señalado que el gobierno conoce el mal estado de la grada y, por eso está "embarcado" en la reforma del estadio, y ha señalado que las obras de seguridad adjudicadas en 2014 no pudieron concluirse en todos los aspectos porque la empresa encargada alertó de que "los daños eran mayores de lo inicialmente previsto".


A preguntas de los medios sobre si se puede garantizar la seguridad en el estadio para los próximos partidos, Carlos López Font se ha remitido a las decisiones que adopten los técnicos. En ese sentido, ha recordado que hasta este martes, cuando se prevé que las rachas de viento sean de menor intensidad, no se podrá evaluar el daño en la cubierta ni decidir qué medidas se ponen en marcha.

relacionada Los destrozos en Balaídos tras el temporal obligan a suspender el Celta-Madrid
relacionada ​El billete para la final de Copa está en Mendizorroza

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress