La defensa del presunto asesino de Denise Thiem dice que "se inventó la reconstrucción de los hechos"

|

DenisePrikkaThiem


La defensa del presunto autor del asesinato de peregrina americana Denise Prikka Thiem en 2015, Miguel Ángel Muñoz Blas, ha asegurado durante su alegato inicial realizado ante el jurado popular de la causa en la Audiencia Provincial de León que su defendido "se inventó la reconstrucción de los hechos".


Asimismo, ha explicado que fue una reconstrucción de los hechos "ficticia" que se produce ante un problema psíquico que hace sentir al acusado la necesidad de salir de la situación en la que estaba inmerso, "aún sabiendo que va a ir a la cárcel".


Además, la primera localización del cadáver no se realizó, según la defensa, a sabiendas de dónde estaba el cadáver, sino que Miguel Ángel Muñoz recordó que hacía un mes había olido a descomposición mientras caminaba por el campo, por lo que llevó hasta allí a los policías, pero "sin saber dónde estaba el cadáver" y "obligado por la policía con el invento de las declaraciones espontáneas".


La defensa del acusado ha compartido con la acusación particular "lo terrible del hecho", pero ha discrepado en que "no se puede dar por hecho que lo haya cometido Miguel Ángel Muñoz".


Por ello, con cierta ironía, ha puesto en duda la mayor parte de las pruebas incriminatorias señaladas en los alegatos del Ministerio Fiscal y la acusación particular, como la existencia de un certificado sobre la coincidencia de los dólares cambiados por el acusado con los portados por la peregrina y ha asegurado que "gran parte de lo que se está diciendo es mentira".


ASESINATO "MISERABLE Y VIL"


La acusación particular que representa a la familia de la peregrina Denise Prikka ha asegurado durante su alegato que el acusado "es el asesino confeso" y que "acabó de una manera absolutamente miserable y vil con su vida".


El letrado de la acusación particular se ha mostrado convencido de que dicha afirmación quedará probada a lo largo de las diversas jornadas del juicio, donde se presentarán ante la Audiencia Provincial de León más de 100 pruebas testificales, periciales y documentales.


Sin embargo, la principal prueba incriminatoria contra Muñoz Blas es, según ha afirmado la acusación particular, su propia confesión del crimen, para lo que aportó una serie de detalles que "solamente puede saber quien la mató" y que, además, "no estaban incorporados en la causa".


Una confesión que el letrado, que solicita una condena de 20 años por asesinato, considera que partió de su "remordimiento interior", que le lleva a "colaborar con la Justicia aportando su relato de manera espontánea y sin presión".


Asimismo, el letrado de la familia de la peregrina también entiende probada la comisión de un delito de robo con violencia, por el que solicita cuatro años de cárcel, ya que "los dólares que Muñoz Blas cambió coinciden con el número de serie de los que traía consigo Denise al llegar a España".


En definitiva, se trata de "un cúmulo de pruebas que acreditará la culpabilidad de Miguel Ángel Muñoz Blas" y que hará que "ningún miembro del jurado tenga la más mínima duda a la hora de emitir su veredicto".


"LA MATÓ QUERIENDO HACERLO"


La fiscal encargada de ejercer la acusación pública en la causa del asesinato de la paregrina Denise Prikka Thiem sostuvo que el presunto responsable, Miguel Ángel Muñoz, "la mató queriendo hacerlo, hay gente que mata porque es mala".


La acusadora ha asegurado que hay pruebas para que se condene a Muñoz Blas como "culpable de asesinar y robar a Denise" con una alevosía demostrada por los informes forenses que recogen "un ataque sorpresivo y brutal" que le incrimina y hace merecedor de una condena de 20 años de prisión.


Después de matarla, el acusado, supuestamente la desnudó para deshacerse de todas las pruebas incriminatorias, pero se quedó "con más de 1.000 dólares de Denise", lo que le convierte también en culpable de un delito de robo con violencia por el que solicita cinco años de prisión.


Para el Ministerio Fiscal, no existen pruebas que determinen enfermedad mental o psíquica del acusado, en contra de la tesis de la defensa de Miguel Ángel Muñoz Blas, que alega que "o bien no lo hizo o que si lo hizo no lo pudo evitar". Para la fiscal, "está claro que sabía que lo estaba haciendo y lo quería hacer, hay gente que mata simplemente porque es mala".


La certeza de su culpabilidad la basa igualmente la acusación pública en la propia confesión del procesado y la posterior reconstrucción de los hechos durante la cual Muñoz Blas recorrió el lugar donde atacó y mató a Denise Prikka y aportó todo tipo de datos sobre cómo llevó a cabo el plan.

relacionada ​Comienza este martes el juicio por el asesinato de la peregrina Denise Thiem

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress