Lectura sociopolítica, rápida y a contracorriente, de las elecciones catalanas

Manoel Barbeitos
Economista


Recuentovotosescrutiniocatalunya


Parece evidente que el resultado de las recientes elecciones catalanas (21 de diciembre) va a dar mucho juego a los tertulianos y tertulias. Habrá lecturas, ya empieza a haberlas, para todos los gustos y colores. Voy a participar en el juego y a dar mi impresión en clave sociopolítica. Una evaluación que, seguramente, no coincidirá con la mayoría.



1-La primera lectura sociopolítica que se me ocurre es la de que las derechas ( C´ s, JxCat, PP) ganaron en Catalunya (74 diputados, 52% de los votos). ¿Y qué significado tiene esta victoria? Que seguirán las políticas de duro ajuste fiscal y rebaja salarial con un manto de corrupción. Que una derecha ultraconservadora y ultracentralista como Ciudadanos gane por primera vez las elecciones en Catalunya debería hacer pensar a muchos de derechas e izquierdas.



2-La segunda es que aunque los llamados partidos independentistas (JxCat, ERC, CUP) tendrán mayoría en el Parlamento catalán (70 diputados) no tienen la mayoría social (47,5% de los votos). Razonablemente esto deberá hacer pensar a los representantes más lúcidos de estas fuerzas (muy especialmente a ERC) que el procés no puede ser la vía política a seguir de ahora en adelante, que hay que explorar nuevas vías. Mucho más sí se tiene en cuenta que el partido que gobierna en el estado español (PP) es un partido ultraconservador y reaccionario que no tiene dudas (con el apoyo del PSOE y C´ S) de emplear vías autoritarias ( art. 155) pero legales para, incluso, anular la autonomía catalana.



3-La tercera, la mejor nueva para quien escribe, es que el franquismo en Catalunya (PP) es marginal (3 diputados 4,2% de los votos) y casi extraparlamentario. No estoy seguro de que el incompetente de Mariano Rajoy y su equipo (PP) saquen esta lectura. Razonablemente las elecciones catalanas deberían abrir la puerta a las elecciones generales en España, pero esto no va a suceder.



4-La cuarta es que el PSC (17 diputados y 13,88% de los votos) aunque parece que frenó su caída, no se levanta, alejando así a Pedro Sánchez (PSOE) de esa Moncloa que le quita el sueño. A ver qué decisiones toman, pero no hay que esperar grandes cambios. El aparato es el aparato.



5-La quinta, que mis amigos de Comunes (8 diputados, 7,5% de los votos) deben abrir un período de reflexión. Castigados por la polarización que tanto a troica (PP, C´ s, PSOE) y su corte mediática por un lado como los independentistas por otro (JxCat, ERC, CUP), también con su coro mediático, provocaron que no habían sido quienes de hacer oír como habían querido sus más que razonables propuestas. Difícil navegar en aguas tan turbias. Habrá que esperar a ver qué decisiones toman: las primeras declaraciones postelectorales de X. Domenech son más que razonables. Su presencia en Catalunya, en mi opinión, es imprescindible.



6-En relación a CUP y su República catalana, ¿qué decir? 4 diputados y 4,5% de los votos. Al igual que el PP son una fuerza marginal que tanto JxCat como ERC intentarán de utilizar en su beneficio.



7-El panorama político sigue complicado y el inmediato futuro resulta imprevisible dados los contendientes. Sí por una parte la vía del 155 handebido quedar enterrada, no hay seguridad alguna de que esto suceda y de que el gobierno de Mariano Rajoy (PP) lo haga, mucho menos teniendo a un Ciudadanos crecido y un PSOE desorientado. Por otra parte, las fuerzas independentistas mayoritarias (JxCat y ERC) deberán explorar nuevas vías políticas, distintas del procés, para poder avanzar en sus justas reivindicaciones de mayor autonomía y mayores competencias y, también, de celebrar un referéndum. Una vía que le permitiría mayores e importantes apoyos en Catalunya (Comunes) y en España (Unidos Podemos) y que situaría al PSOE en una difícil encrucijada y en un difícil justificar el apoyo al 155.



8- Finalmente, estas elecciones deberían abrir la puerta a que en el resto del Estado, incluso en Catalunya, se empiece a hablar, debatir y consensuar sobre los problemas que realmente afectan la mayoría de la población: paro, desigualdad, deterioro de los servicios públicos, vivienda, medio ambiente… Pero no tengo ninguna certeza de que eso vaya a suceder. Uno ya está harto de que a todas horas la mayoría de los medios de comunicación y opinión y la mayoría de los partidos políticos nos bombardeen con el “problema catalán”.




Como siempre, el tiempo será juez y testigo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress