El Celta y un Barça lleno de suplentes dejan la eliminatoria para el Camp Nou

|

DenisSuarezBaru00e7a

Denis Suarez ante Daniel Wass. Foto: FC Barcelona


El Celta de Vigo regresó de las vacaciones navideñas más perezoso de lo habitual y, aunque mantiene vivas sus opciones coperas, solo pudo arañar un empate ante un FC Barcelona que se dejó en la ciudad condal a los tres Reyes Magos: Messi, Luis Suarez e Iniesta. Los goles de José Arnaiz para los azulgranas al cuarto de hora de partido y de Sisto a la media hora de encuentro, fueron los únicos de un partido que deja la emoción en todo lo alto para que se resuelva en el Camp Nou dentro de una semana.


JOSÉ ARNAIZ YA ES TODO UN HOMBRE

A diferencia del Barça, que saltó al tapete de Balaidos con un equipo plagado de suplentes a excepción de Piqué y Busquets, que hicieron de paladines en esta versión ‘B’ del cuadro catalán, el Celta jugó con un once que bien podría ser el de las grandes citas. Salvo Sergio Álvarez, relegado al banquillo en detrimento de Rubén Blanco, el equipo que planteó Juan Carlos Unzué no dejaba dudas de que los vigueses se tomaban muy en serio esta ida de octavos de Copa del Rey.


El partido pronto se puso cuesta arriba para los locales, que no fueron capaces de enchufarse en el partido hasta que recibieron el primer directo a la mandíbula. Los pupilos de Valverde tenían mucho que demostrar y aprovecharon su oportunidad desde el primer minuto. Así, una gran jugada de André Gomes por la izquierda, una de esas acciones por las que el Barcelona se llevó al portugués del Valencia y que tan pocas veces han visto los aficionados culés, sirvió para que José Arnaiz hiciese el 0-1 rematando al centro al borde del área pequeña y pillando a contrapié al ‘Gato de Catoira’. El talaverano, recién llegado al filial barcelonista desde el Real Valladolid, suma su tercer gol en tres partidos con los mayores, demostrando que es capaz de competir por un hueco en la primera plantilla.


A partir de ahí el Celta se reactivó, y aunque la primera parte se jugó más en terreno de Cillessen, los celestes solo hicieron mella en la meta del holandés gracias a una acción que cabalga entre la fortuna de Sisto y el error del guardameta. Una contra llevada por la izquierda por el extremo danés terminó con una serie de pases en la frontal hasta llegar a Maxi Gómez, que filtró un pase al interior del área para que Iago Aspas rematase franco el esférico. El cuero terminó repelido por el larguero y por el muslo de Cillessen y, cuando parecía que salía por línea de fondo, llegó Pione, que fue el único que estuvo vivo en la jugada, para fusilar escorado y por alto al cancerbero azulgrana, que aunque pudo hacer más todavía andaba despistado por el tiro de Aspas.


EL BARÇA DEJA ESCAPAR AL CELTA

Sin más acciones reseñables en el primer tiempo, salvo dos disparos lejanos de Wass y Paulinho que no encontraron puerta, el partido llegó a la segunda parte con todo por decir. En estos segundos cuarenta y cinco minutos los visitantes fueron infinitamente mejores a los olívicos, que notaron el cansancio en las piernas y la inactividad de las Navidades. Denis Suarez, el otrora promesa celtiña, se enfundó el traje de director de orquesta para monopolizar el juego y distribuirlo a su antojo. Todas las jugadas pasaban por los botines del gallego que, con mayor o menor acierto, creaban peligro en la meta celeste. Un pase de Denis a Arnaiz obligó a Sergio a esmerarse en la salida para tapar el espacio.


El propio José pudo matar la eliminatoria si llega a dar dirección con la testa un centro de Digne desde la izquierda. Lo propio pudo hacer Denis, que remató solo y a escasos metros de la línea de gol un centro fantástico de Semedo, pero el balón se marchó lamiendo el palo en la mejor ocasión de la segunda parte. Solo un minuto después, Busquets estrellaba un obús en el larguero, en los mejores momentos del cuadro catalán, que maniató por completo al Celta. Los locales por su parte solo reaccionaron por medio de Emre Mor, que con dos acciones llevó los ‘uy’ a la grada. Su primer disparo fue muy blandito a las manos de Cillessen, mientras que el segundo intento se marchó fuera por muy poco.


Al partido solo le quedó la emoción de ver de nuevo en escena a Demebélé, el segundo jugador más caro de la historia del fútbol, que reaparecía tras casi cuatro meses en el dique seco. Poco pudo hacer el francés antes de que el colegiado señalara la dirección del túnel de vestuarios. En siete días, a las 21:30 horas, se resolverá una eliminatoria que el Celta quiso resolver en Vigo pero en la que el Barça fue más inteligente. Valverde dio descanso a los titulares y salió reforzado de Balaidos, sabiendo que la cuesta de enero le obligará a hacer rotaciones. Mientras, Unzué ya piensa en la liga y en la visita del Real Madrid. Que sus Majestades de Oriente dejen resuello a los jugadores celtiñas, que seguro que lo necesitarán.


FICHA TÉCNICA

Celta de Vigo: Sergio, Hugo Mallo, Sergi Gómez, Fontàs, Jonny (Roncaglia, min.81), Lobotka, Jozabed, Wass (Brais Méndez, min.67), Iago Aspas, Sisto (Emre Mor, min.67), Maxi Gómez.


FC Barcelona: Cillessen, Semedo, Piqué, Vermaelen, Digne, Busquets, André Gomes, Denis Suárez, Paulinho (Rakitic, min.71), Aleix Vidal (Sergi Roberto, min.75), Arnáiz (Dembélé, min.71).


Goles: Arnáiz (min.15, 0-1); Sisto (min.31, 1-1).


Árbitro: Martínez Munuera, del comité territorial valenciano, amonestó a Fontàs (Celta); André Gomes (Barça).


Incidencias: Octavos de final de la Copa del Rey, Balaídos. (21.338 espectadores)

relacionada Jonny interesa a la Permier League; Roncaglia piensa en Argentina

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress