Los deseos de Puigdemont

Carmen P. Flores

Junqueras 101217


Este miércoles, se constituye el Parlament de Catalunya, cuya presidencia ocupará Roger Torrent de ERC. Esto es posible tras el acuerdo alcanzado por JuntsxCatalunya y ERC: la presidencia del parlament para los republicanos y la de la Generalitat para Puigdemont. Así lo han hecho saber los dos partidos que han tragado con la imposición del huido a Bruselas que solo el puede ser el legitimo presidente de Catalunya. El champán, la langosta y las coles de Bruselas se le han subido a la terraza de los Beatles.


Con este panorama, se vuelve a la situación de hace unos meses, es decir, a una nueva batalla, donde la legalidad puede volver a ser vulnerada por parte del bloque independentista.


Torrent manifestaba este pasado día 8 que dejaba en manos de los letrados del Parlamentsi la vía telemática de investidura de Puigdemont es o no factible. Ahora que estos se han pronunciado afirmando que no puede ser investido telemáticamente ni con voto por delegación, resulta que pasan olímpicamente de sus opiniones y aceptan la propuesta de Puigdemont.


Con este escenario se va a encontrar el panorama político catalán. Después del miércoles, hay dos semanas de plazo para la elección del nuevo presidente, que por mucho que se empeñe, no será de nuevo Puigdemont. Está en Bruselas y como no vuele en una escoba de bruja, haga un hechizo que deje dormidos a todas sus señorías, a la justicia y al gobierno español, su deseo solo va a quedarse en eso, la realidad es bien distinta. Es lo que hay.


Si hasta ahora, el ex vicepresidente Junqueras y los siete exconsellers encarcelados afirmaron hace pocos días que actuarán dentro de la Constitución, afirmación que por otra parte la Fiscalía no se creían -cuánta razón tenían- como que ahora, otra vez, quieren volver a saltársela. ¿ Qué está sucediendo? ¿Dónde quieren llegar? ¿Por qué ERC ha sucumbido a las pretensiones de Puigdemont? ¿ Por qué el PDeCAT, con Artur Mas incluido se están tragando este sapo?


El hombre de Paz, el hombre de misa, el bondadoso Junqueras resulta que ahora es un auténtico mentiroso. Después del miércoles, quedan unos cuantas jornadas más para seguir elucubrando y como cada día cambian las cosas, puede darse la paradoja que “donde dije digo, ahora digo Diego” y aquí no sucede nada. Catalunya tiene unos dirigentes a los que les sobra chulería y les falta responsabilidad y sentido común.


Artículo publicado originalmente en catalunyapress.es


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress