El Alavés de Abelardo tumba al Celta en quince minutos

|

Alaves Celta

Munir en la jugada del 1-0. La Liga.


La excelente racha del Celta llegó a su fin justo en el momento menos indicado. Los vigueses se encontraban a una victoria de arrebatarle la plaza de Europa League al Sevilla y quedarse a solo tres puntos de un Villarreal que también había pinchado en su visita al Benito Villamarín. Sin embargo, los celestes se toparon de bruces con un serio y renovado Alavés, que desde la llegada de Abelardo al banquillo babazorro parece un equipo capaz de plantarle cara a cualquiera. Gracias a los tempraneros goles de Pedraza y Munir, los locales amarraron los tres puntos en un partido que dominó el Celta, pero en el que los gallegos no gozaron de la pegada que los acompañó a lo largo de todo el curso. Solo el gol antológico de Aspas sobre la bocina puso picante al encuentro.


EL ‘EFECTO ABELARDO’

El partido en Mendizorroza prometía ser un duelo entre dos equipos que en las últimas jornadas habían enderezado el rumbo a base de buen juego y en los que la brújula por fin apuntaba al norte. Los vigueses llegaban al choque con una envidiable racha de seis partidos seguidos puntuando, mientras que a los vascos les acompañaban más las buenas sensaciones que los resultados.


Así con todo, los pupilos de ‘El Pitu’ salieron más enchufados que la escuadra olívica. Dos errores de la zaga visitante propiciaron que los albiazules campeasen en el marcador con una ventaja de 2-0: el primero de ellos en un balón colgado desde el campo vitoriano que, después de tres remates, terminó siendo empujado por Pedraza. Jonny y Roncaglia se miraron entre ellos, si saber muy bien quien de los dos era más culpable. El segundo, un centro desde la derecha que, después de pasearse entre tres defensores y por delante del área chica, cayó en los botines de Munir que solo tuvo que darle dirección al cuero para que acabase en las redes de Rubén Blanco.


Primer cuarto de hora y todo quedaba visto para sentencia. El Celta parecía noqueado y sin ideas, aunque comenzó a monopolizar el juego y a gozar de más ocasiones que su adversario. Sin embargo, Pacheco se encargó de desbaratar cualquier intentona celtiña de aproximarse en el luminoso. Radoja gozó de la mejor oportunidad del primer tiempo con un disparo a bocajarro que el ex cancerbero del Real Madrid despejó con algún apuro.


REACCIÓN TARDÍA

Ya en el segundo tiempo, y con Sisto en el tapete, el Celta se fue a por el partido. Sin embargo, el Alavés no sufrió en exceso en ningún momento y se mostró como un equipo ordenado y tácticamente bien trabajado. El extremo dánes pudo recortar distancias con un disparo que se marchó lamiendo el palo. Corrió la misma suerte un disparo de Jozabed. Hubo tiempo para la polémica por una caída en el área de Maxi Gómez tras un empujón de Aguirregabiria, aunque el colegiado no señaló los once metros. Lo mismo con un enganchón de Emre Mor después de internarse en el interior del área de ‘El Glorioso’, pero el trencilla decretó falta en contra de los gallegos.


Aspas pudo hacer el gol de la jornadas por medio de un taconazo, pero Pacheco evitó el tanto con una soberbia estirada. Con todo, el de Moaña terminaría haciendo el gol de la jornada con una jugada ‘messianica’: robo en la frontal, con un caño de se zafa de Dani Torres, con otro túnel se escapa de Ely y con un zurdazo supera a Pacheco. Lo malo es que, tal y como reconocería Iago después del pido final ante los medios, el gol celeste llegó demasiado tarde como para que pudiera suponer la reacción celtiña.


El final del partido dio tres puntos de oro al Deportivo Alavés, que ve como su estado de forma es la mejor baza para luchar por la permanencia, mientras que sus rivales, entre ellos el Deportivo de La Coruña, siguen sin levantar cabeza. Por su parte, el Celta de Vigo deja pasar una gran oportunidad para asaltar las posiciones de acceso a Europa y ve como el Eibar le adelanta por la derecha, quedándose un punto por encima y con la séptima posición de los gallegos. A pesar de la derrota, un mal partido no puede echar por tierra el gran trabajo de las últimas semanas. Que una piedra en el camino no haga al Celta salirse de la senda que lleva a Europa.


Ficha técnica:


Deportivo Alavés: Pacheco; Martín Aguirregabiria, Laguardia, Ely, Alexis; Tomás Pina, Manu García, Ibai Gómez (Hernán Pérez, min.89), Rubén Sobrino (Bojan, min.74), Pedraza; Munir (Torres, min.81).


RC Celta de Vigo: Rubén; Jonny, Roncaglia, Sergi Gómez, Mazán (Jozabed, min.58) Lobotka, Wass, Radoja (Emre Mor, min.74), Iago Aspas, Brais Méndez (Sisto, min.58), Maxi Gómez.


Goles: 1-0, min.4: Pedraza; 2-0, min. 18: Munir; 2-1, min.91: Iago Aspas.


Árbitro: Martínez Munuera, del comité valenciano, amonestó a los visitantes Radoja y Jozabed, y a los locales Sobrino y Alexis.


Campo: Mendizorroza.

relacionada ​Unzué pierde a Hugo Mallo por lesión para el partido contra el Alavés
relacionada El agente de Lobotka niega cualquier acuerdo con el Inter de Milán

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress