Reganosa, Repsol y Naturgy colaboran con Impulsa Galicia en un proyecto para transformar residuos en biometano y abonos

Con esta iniciativa, explican, se desarrollaría la economía circular y se aprovecharía así la gestión de purines de Galicia


|

Reganosa, Repsol y Naturgy colaboran con Impulsa Galicia en la promoción de un proyecto para transformar excedentes de purín y otros Residuos en biometano y fertilizantes orgánicos
Reganosa, Repsol y Naturgy colaboran con Impulsa Galicia en la promoción de un proyecto para transformar excedentes de purín y otros Residuos en biometano y fertilizantes orgánicos

Reganosa, Repsol y Naturgy colaboran con Impulsa Galicia para llevar a cabo un proyecto que transforme "a gran escala" excedentes de deposiciones ganaderas y otros residuos de biometano, fertilizantes orgánicos y CO2 neutro de origen biológico.

 

Según han explicado las empresas en un comunicado, con esta iniciativa se desarrollaría la economía circular y se aprovecharía así la gestión de purines de la comunidad gallega, además de disminuir la dependecia energética de Galicia con el exterior, así como facilitar el cumplimiento de las nuevas normas a nivel europeo y ayudar a descarbonizar la industria, los hogares y la movilidad.

 

El proyecto consistirá en desplegar de manera progresiva por el territorio una red de plantas que valoricen los excedentes de purines de bovinos, porcinos y avícolas, mezclados con una cantidad menor de FORS (fracción orgánica de recogida separada) y RIO (residuos industriales orgánicos) del sector agroalimentario para la producción de energía renovable.

 

Las tres energéticas plantean, dentro de una fase inicial, construir una primera planta de gestión anaerobia que produzca gas renovable y cinco plantas de pretratamiento asociadas a esta para deshidratar el excedente de purín bovino. Esta planta de generación de gas renovable se emplazaría en Meirama, en el municipio coruñés de Cerceda, mientras que las cinco plantas de pretratamiento se repartirían, en una primera fase, por municipios de la provincia de A Coruña y Lugo.

 

Este reparto se estipula atendiendo a una distribución fragmentada en el mapa gallego de explotaciones ganaderas, "optimizando así la logística entre ambos tipos de instalaciones.

 

Este proyecto cuenta con una inversión aproximada de 146 millones de euros. Durante esta primera fase se tratarían anualmente alrededor de 1,2 millones de toneladas de purines excedentarios y se producirían, además de fertilizantes orgánicos y CO2 neutro, unos 300 gigawatios hora de biometano, que se inyectarían en la red de gas natural.

 

Este gas renovable se utilizaría para la descarbonización de distintos sectores, como es el caso del transporte, el residencial y el industrial, que se emplearía además para los procesos de refinería de Repsol en la ciudad de A Coruña.
 

AMPLIACIÓN POR TODA LA COMUNIDAD

Una vez superada esta primera fase, la intención de las empresas promotoras es ampliar el proyecto a toda Galicia, con la implantación de una red centralizada de tratamiento de los excedentes de deyecciones ganaderas.

 

Han detallado, además, que en este sistema se garantizará la disponibilidad para los ganaderos del purín necesario para abonar sus tierras de una manera sostenible, además de la visibilidad económica de sus explotaciones. Los cálculos que realizaron los promotores han determinado que podrían valorizarse alrededor de seis millones de toneladas de residuos al año.

 

Insisten en que el biometano producido (1 terawatio hora anual) equivaldría a un 7% del gas natural de importación que ahora se demanda en la comunidad, "con lo que la Galicia avanzaría sustancialemente en su autonomía energética y en el consumo de renovables".

 

Argumentan que, en total, se evitaría también la emisión a la atmósfera de unas 500.000 toneladas anuales de CO2, además de crear empleo de calidad en el marco de la transición ecológica y en lugares poco poblados. Resultaría en algo más de 600 puestos de trabajo directos y unos 1.900 indirectos, entre la explotación de las como la logística de transporte.

 

La iniciativa, según han destacado, contribuiría también al cumplimiento de la nueva legislación medioambiental de la Unión Europea sobre protección del suelo agrícola y el control de efluentes, así como de nutrición sostenible del suelo agrario, y daría solución a cuestiones recurrentes en la gestión y el almacenamiento de purines.
 

El proyecto ha sido presentado a cuatro ministerios del Gobierno Central: Economía, Transición Ecológica, Agricultura e Industria. El objetivo es encajarlo en los fondos Next Generation, "tanto por su componente de circularidad como por el hecho de que proporciona una fuente de energía verde y autóctona a partir de los excedentes de las deyecciones ganaderas".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE