​Goretti Sanmartín: “Sin las mujeres el mundo no funciona”

|

¿Usted hará huelga el 8M?

Si claro.


¿Por qué?

Hay razones más que suficientes para estar en huelga, para no participar en ningún acto público institucional y acudir a las concentraciones que se organicen para ese día. Entiendo que ya era hora de que hubiera una reacción más contundente por parte de las mujeres. Año tras año se repiten los mismos datos de pérdidas de de derechos, brecha salarial, violencia … Era hora de dar un portazo y hablar claramente de que no queremos otro mundo en el que las políticas de igualdad sean centrales. Una buena manera de reivindicar es hacer una huelga y que no sea sólo laboral. Que sea una huelga de cuidados y de consumo, que pongamos en evidencia que el mundo sin las mujeres no funciona.


Quien parece que no va a hacer huelga es Miguel Tellado, el portavoz del PPdeG, alegando que es una huelga pensada sólo para los mujeres …

Es un argumento absolutamente surrealista porque en realidad al PP no le gusta esta huelga y no va a trabajar para que se cumplan nuestras reivindicaciones porque es una huelga que, como bien se sabe, busca un protagonismo femenino y que los hombres que quiera hacer huelga pueden hacerla atendiendo aquello que normalmente sustentan las mujeres. Así evidenciara que mucho del camino que recurrimos en estos años las mujeres entrando en las esferas del público y del laboral, no fue recurrido en el sentido inverso por parte de los hombres. No fueron capaces de entrar en el privado, en ese mundo necesario de la conciliación, dejando espacio para las mujeres. Muchas veces cuando vemos fotos de la política, de la economía y de la banca, seguimos sin ver mujeres en los estadios más altos. ¿Por qué no las vemos? Porque los hombres no recurrieron el camino inverso. Luego, si Tellado tuviera alguna conciencia feminista, sabría de la importancia de que los hombres sean copartícipes de toda la esfera del personal, del cuidado y de la conciliación.


En el fondo esto tiene que ver con el principal problema de fondo de Galicia, que es el envejecimiento de la población …

Entendemos que hay un número importante de mujeres que no pueden tener más hijos porque es imposible mantenerlos, trabajar y conciliar con un servicios de atención tan miserables. Respetando la decisión de cada uno de tener hijas o no. También tiene que ver con la emigración, porque las condiciones de vida en otros países te permiten otro tipo de recursos para tener descendentes. El PP lo que busca son excusas para no hacerse cargo de las demandas que están arriba de la mesa. Son demandas demasiado profundas para que las entienda gente sin formación o que no tiene ningún interés en formarse en el que significa el mundo feminista, un mundo distinto …


Bien, hay alguien en el PPdeG que sí parece que tiene interés en la huelga, sorprendentemente, Manuel Baltar. La Diputación de Ourense va por libre y sí que apoya el paro …

Hay un interés de Baltar por sumarse al carro. Si alguien se convierte y si ahora está dispuesto a hacer políticas feministas, pues estupendo, cualquier persona puede hacerlo. Pero el cierto es que la trayectoria de Baltar no indica que él tenga un compromiso en este sentido. Su trayectoria está muy lejos de la de una persona con sensibilidad feminista.



2017122612141869029


El expolio del Pazo de Meirás se hizo con un contrato ficticio susceptible de ser anulado, de acuerdo con el informe jurídico elaborado por Xabier Herrera encargado por la Diputación de A Coruña y que usted presentó la pasada semana. Bien, hay un informe jurídico que abre una vía judicial. ¿Pero qué posibilidades reales hay de que esto sirva de manera práctica para que el Pazo vuelva a ser del público?

Estamos mucho más cerca de recuperarlo. El informe jurídico abrió un camino que hasta lo de ahora no se sabía. Meirás fue agasajado a un Jefe de Estado, y por lo tanto eso pertenece a un patrimonio público. Ahora sabemos que se puede seguir esta línea para recuperarlo. Tiene que haber de sobra voluntad política para que las administraciones se muevan. Pero yo creo que hay suficiente clamor social para que lo hagan. Sería magnífico que hubiera un acuerdo unánime al respeto, Xunta, Diputación, Ayuntamientos … que todos rememos en el mismo sentido. Será en un futuro más o menos próximo, dependiendo del que pase en los juzgados, pero estamos mucho más cerca de que el Pazo sea público.


¿Entonces la estrategia es llevar el asunto a Justicia y no pagarle a la Familia Franco para recuperarlo?

Tiene que ir por la vía civil judicial, que se determine que hubo una simulación de compra - venta. Como el pergamino del año 38 demuestra, fue una cesión al Jefe del Estado. Como tal, esto pasa a ser patrimonio del Estado, patrimonio público. Ninguna administración debe por arriba un solo euro.


¿Y como influye que la Familia Franco tengan en venta el Pazo?

Tienen un nerviosismo muy grande porque ellos son conscientes que esta respuesta social e institucional ve en serio. Ellos saben que tanto por el estudio histórico que como por el libro de Carlos Babío y Manuel Pérez, que llevan décadas trabajando y acercando documentación en un esfuerzo que hay que aplaudir, ahora disponemos de un relato histórico que nadie puede poner en duda. Ellos conocen ese relato y se pusieron nerviosos por eso deciden deshacerse de este bien lo antes posible. Por eso también hay que advertir a futuros compradores que sepan los problemas judiciales que pueden concurrir.


¿Y cree que realmente el PP ve en serio en recuperar la titularidad pública del pazo?

Debería haber más agilidad. En su momento pudieron hacer más por activar el proceso. Con todo, estamos en un momneto en el que creo el PP está por la labor de recuperar el Pazo, porque hay una labor previa e informes que lo facilitan y en sus filas hay gente que sabe que es un escándalo absoluto lo que está pasando, tanto con el Pazo como con las estatuas del Maestro Mateo de Abraham e Isaac.


Hablando de política provincial, entramos en la recta final de la legislatura. Usted lidera la parte nacionalista de un bipartito con el PSOE. ¿Cómo valora este pacto de gobierno, habida cuenta de las tensiones vividas en su día, por ejemplo, en la Xunta y en la Diputación de Lugo?

Tengo que reconocer que todo el mundo estaba esperando por el rato en el que saltaran las chipas; pero no hubo tensión ni de puertas para fuera ni de puertas para dentro. A lo mejor fue por la experiencia de otros bipartitos. El equipo del BNG teníamos muy claro cuál era el acuerdo y la donde queríamos llegar y el camino para hacerlo. Definimos por escrito las líneas de trabajo y en ese sentido lo que hicimos fue a ir cumpliendo el acuerdo de gobierno. En algunos casos con mucha fortuna, como en el caso del Plan de Obras y Servicios, que es una herramienta magnífica para los ayuntamientos. En otros casos consiguiendo menos, como es el caso de las transferencias de la Xunta ... porque la Xunta se niega en rotundo a hablar de esos temas. Pero teníamos claro cual era a hoja de ruta. Hay reuniones semanales en las que discutimos la que acuerdos queremos llegar.


¿Y hasta qué punto es importante en un bipartito que haya buenas relaciones personales entre los gobernantes?

Es mucho más importante tener claro lo que quieres políticamente desde el principio. Eso supone el 80%. Las relaciones personales también contribuyen, pero menos, se tienes claro los objetivos políticos desde lo inicio. A veces se hacen acuerdos de una manera precipitada, sin saber para qué, y no fue caso. Por eso tenemos un resultado muy positivo. Yo creo que todo el mundo desde Ayuntamiento y entidades ve que algo se movió.


Usted llegó al Gobierno de la Diputación tras unas elecciones locales negativas para el BNG, pero los resultados de las últimas autonómicas le dan esperanzas al frente también a nivel municipal de cara a los comicios de 2019

 ...

Creo que hay una valoración positiva del que está haciendo el gobierno de la Diputación pero luego las elecciones se juegan en los ayuntamientos. Hay ayuntamientos que son referencia que están haciendo políticas magníficas y en aquellos lugares en los que el BNG está en la oposición estamos haciendo una oposición constructiva, como es el caso de Santiago de Compostela. Nadie puede decir que nos asuntos importantes no pusiéramos por delante los intereses de los vecinos por delante de los partidistas, apoyando los presupuestos y haciendo posible que determinados aspectos salieran adelante. Yo creo que esto va a significar que el BNG va a tener unos buenos resultados en estas elecciones locales. Luego la reedición de pactos va a depender de muchos factores.


Usted también es concejal en Santiago. Valore la labor del Gobierno de Compostela Aberta. ¿Cómo lo valora?

Necesita mejorar, también es cierto que, a lo mejor, comenzó de una manera muy negativa, sin saber, con personas sin experiencia; y luego fueron mejorando en algunas áreas. En algunos temas les daría un aprobado raspado, pero también porque hay que tener en cuenta el contexto, de donde venimos, de una etapa con gobierno del PP absolutamente desastrosa. Frente a eso, una cierta normalidad democrática se recuperó. Pero hay muchas cosas del día a día que funcionan mal.


Ponga un ejemplo.

No se gastan la mayor parte del dinero en inversiones. De cada cien euros que hay para invertir en la ciudad 75 no se gastan. El grado de ejecución es muy bajo. También tenemos servicios en situación de irregularidad y pliegos como lo del transporte que llevan muchísimo retraso. Y luego el tema de la depuradora, que podemos perder los fondos europeos. Hay muchos elementos en el día a día que deberían tener una gestión mucho más rápida.


En Compostela Aberta no hubo convulsiones internas, que sí hubo en otras mareas urbanas ¿El BNG ve alguna oportunidad de llegar a algún acuerdo preelectoral con los elementos nacionalistas que en los últimos comicios locales se integraron en el espacio de las mareas, a veces sin éxito?

Nosotros tenemos claro nuestra hoja de ruta. Tiene que haber un espacio nacionalista, que tiene que ser democrático con pluralidad de fuerzas y perspectivas. Cualquier persona que tenga como interese que haya una fuerza nacional y nacionalista, que tenga esa visión de país, por encima del modelo particular que tengamos para una cierta ciudad, pueden participar con nosotros. El BNG tiene ahora mismo una gran cohesión. Hay gente que se está volviendo a afiliar y vuelve a ver al BNG como referente.


Claro está que el BNG se va a presentar con sus siglas, manteniendo su identidad. La pregunta es si esos nacionalistas que pudieron tener malas experiencias en algunas mareas locales podrían dialogar para coaligarse con el Bloque.

En estos ratos el espacio político de las mareas tiene que aclarar cuál va a ser su postura cara las municipales. El Bloque lo tiene claro, necesitamos una fuerza nacional y nacionalista. El resto del espacio tendrá que aclararse. Es su decisión.

relacionada ¿Las políticas gallegas irán a la huelga feminista?

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress