La Policía afirma que el abogado asesinado en 2008 sospechaba del hijastro de Oubiña, exnovio de su pareja Tania Varela

|

Se celebra el tercer juicio por este caso con uno de los presuntos autores materiales en el banquillo

Los agentes de la Policía Nacional que llevaron el caso del abogado Alfonso Díaz Moñux, asesinado a tiros por dos sicarios en 2008, han afirmado en el juicio que dos meses antes del crimen denunció amenazas de muerte manifestando que sospechaba de que David Pérez Lago, hijastro de Laureano Oubiña, estaba detrás al tener una relación sentimental con su expareja, la abogada gallega Tania Varela.

La Audiencia Provincial de Madrid celebra estos días el tercer juicio por la muerte de este letrado, cuyo encargo nunca se ha logrado esclarecer. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ordenó anular el primer juicio, celebrado en 2014. El segundo, se celebró en 2015, pero uno de los presuntos asesinos a sueldo estaba huido de la Justicia. El resto de los procesados fueron condenados por participar en el crimen.

Miguel Ángel Durán, que niega los hechos, se sienta ahora en el banquillo de los acusados tras ser detenido en Brasil por orden de la Audiencia Provincial de Madrid. En la sesión de este miércoles poco se ha hablado de este acusado considerado uno de los supuestos ejecutores del crimen, saliendo más a relucir el nombre de Pérez Lago, hijastro de Oubiña.

Díaz Moñux defendió a Pérez Lago y a la que fuera su pareja Tania Valera, en un caso de narcotráfico por un desembarco de droga. Pero finalmente dejó de defender al hijastro de Oubiña. En 2007, comenzó una relación sentimental con Tania Varela, que declarará la próxima semana por videconferencia desde una cárcel de Cataluña. La abogada gallega fue detenida recientemente al pesar sobre ella una condena por narcotráfico.

"El decía que sabía que era un hombre muerto y que lo asumía. Nos dijo que sospechaba de Pérez Lago, pero fuera de la declaración para que no constara en acta", ha manifestado uno de los agentes del Grupo de la Policía de Extorsiones y Secuestros.

El día del crimen, Tania se encontraba en el asiento del copiloto del coche que conducía la víctima. Según uno de los agentes, siempre manifestó que no vio nada porque justo en ese momento se agachó a coger unas llaves. Habló entonces de dos sicarios colombianos.

Según la Policia, la propia Tania habló de que detrás podría estar su expareja, pero fue una hipótesis policial que nunca lograron demostrar. Moñux no quiso la protección que le ofreció la Policía porque "asumía" que le iban a matar. Dos días después de que volviera a denunciar amenazas, fue tiroteado a las puertas de su garaje.

USO DEL TERMINAL
En su declaración, Durán manifestó ayer que no participó en los hechos, ya que no era "ni un matón ni un sicario". Sin embargo, los posicionamientos telefónicos del que supuestamente era su teléfono le situaron en los lugares donde se realizaron las vigilancias y en las inmediaciones del mimo lugar de los disparos.

Ayer afirmó que ese teléfono era de un tal Johan, un vecino suyo de Galapagar que le proporciona marihuana para calmar los dolores que sufría a causa de las lesiones por sus combates de boxeo. Frente a ello, la Policía ha manifestado que se comprobó que el terminal del número investigado lo usaba el acusado, desmontando así su versión.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress