El eucalipto, árbol fantasma en la presentación del nuevo Plan Forestal

|

Consello de la Xunta del 19 de julio de 2018


La Xunta de Galicia presentó hoy su Plan Forestal. Durante los 10 minutos que el presidente dedicó a presentarlo no nombró ni una sola vez la palabra eucalipto. Cuando tomó el relevo la conselleira de Medio Rural en la rueda de prensa tras el Consello de la Xunta tampoco nombró este arbol. De hecho, la palabra "eucalipto" ni aparece en la nota de prensa de presentación del plan, pese a ser el activo económico más importante del monte gallego y foco de un gran polémica por su relación con los incendios.


No fue hasta que Galiciapress preguntó por la previsión de más superficie cuando Ángeles Vázquez nombró a esta especie y admitió que la superficie prevista aumentará de las 307.000 hectáreas actuales hasta las 332.000.


DE CADA DIEZ NUEVAS HECTÁREAS DE ÁBROLES, TRES SERÁN DE EUCALIPTO

Son 25.000 hectáreas más sobre el aumento de 80.000 hectáreas previsto para el total de masa arbolada. Es decir, de cada diez nuevas hectáreas plantadas, tres serán de eucalipto. 


Esto a pesar de que en el borrador de Plan Forestal, la propia Xunta admitía que el eucalipto es uno de los factores que explican las contínuas olas de incendios. Y a pesar de que el Gobierno también admitía que las previsiones del anterior plan forestal para el eucalipto fueron violadas, con un crecimiento exponencial. Y a pesar de que Medio Rural incide que el Plan busca, precisamente, limitar el problema de los fuegos que arrasan Galicia una y otra vez.


LA XUNTA APUNTA QUE LOS PROPIETARIOS LO QUIEREN

Aún así, Vázquez defendió las especies de "crecimiento rápido" y la necesidad de gestionar el monte "sin demonizar" ninguna planta. También dejó caer que la expansión del ecualipto se debe en parte a que los paisanos apuestan por el, lo cual es rigurosamente cierto, pues el 96% del monte gallego es de propiedad privada o de las mancomunidades de montes.


De la moratoria que barajó la Xunta hace meses, para prohibir la expansión de eucalipto en ciertos ayuntamientos del interior, no hay ni rastro. Mucho menos de la moratoria general que impulsó Portugal el año pasado.


UN ÁRBOL QUE DA ALGO DE  DINERO AL RURAL

¿Por qué la Xunta sigue sin abordar el problema del eucalipto? El gobierno se encuentra atrapado entre dos polos. Por un lado, gran parte del electorado urbano es crítico con el evidente abuso de los eucaliptales, con miles de hectáreas plantas en lugares -como labradíos- prohibidos por Ley, y que consideran una lacra paisajística y pirófila. 


Por otro lado, los eucaliptos aportan una renta, pequeña pero significativa, a miles de propietarios del rural, donde el PP tiene su gran caladero de votos.  Además, son la materia prima de ENCE, la empresa de la celulosa de Pontevedra en cuyo consejo de administración se sienta un ex-conselleiro, Carlos del Álamo, y una ex-ministra, Isabel Tocino, los del PP.



Brigadas eucalipto barbanza verdegaia 2

Brigadas desecualiptizadoras de Verdegaia


La Xunta ha optado por un Plan que recoge un incremento del 8% para eucaliptos, hasta unas 332.000 hectáreas; pero que también propone aumentar pinos, castaños y caducifolias y potenciar subsectores como el de la castaña y la miel ecológica. En estos aspectos, más vendibles para la opinión pública, es donde el Gobierno pone el énfasis, alejando el foco del eucalipto, más ahora que entramos en la época de máximo riesgo de incendios.


LOS SINDICATOS AGRARIAS TAMPOCO PIDEN UNA MORATORIA

Lo aprobado hoy en el Consello de la Xunta aún tiene que pasar el filtro del Parlamento. Lo pasará, porque el PP tiene mayoría absoluta y porque los ecologistas siguen siendo los únicos abiertamiente críticos con la especie.


La industria y los madereros, logicamente, no queiren oír hablar de moratorias. Los sindicatos agrarios, conscientes de que miles de sus afiliados los plantan en zonas ilegales, nadan entre dos aguas, por una parte piden límites y ordenación de esta especie pero tampoco apuestan por más prohibiciones, como mucho que se hagan cumplir unas normas que se siguen violando a la vista de todos.


UN CUARTO DE SIGLO SIN PLAN PARA EL MONTE

El anterior Plan Forestal data de 1992. Son 26 años sin un documento actualizado para gestionar el monte gallego. Ángeles Vázquez prometió que esto no sucederá otra vez, actualizando el Plan cada cinco años.


Váquez alega que el texto busca un reparto "equilibrado" del territorio forestal, "sin demonizar ninguna especie".

Así las cosas, el 52% del territorio forestal gallego se destinará a producción de madera, el 23% a frondosas actóctonas y castañares y el 24% a espacios abiertos y pastos, según resume Europa Press.

LOS DATOS DE ESPECIES, SIN ALEGACIONES
Este y el resto de datos por especies fueron presentados por el director xeral de Ordenación Forestal, Tomás Fernández-Couto, en abril en la comisión parlamentaria que se creó para estudiar la problemática de los incendios forestales tras la ola del pasado octubre, que arrasó unas 50.000 hectáreas en apenas un fin de semana y se cobró cuatro vidas.

Esta planificación por especies no recibió ninguna alegación, según han resaltado fuentes de la consellería consultadas por Europa Press. Como el documento se encuentra en trámite de información pública, todavía podrá recibir aportaciones.

El modelo para los próximos 20 años, que cada gobierno podrá revisar "cada cinco años", según ha resaltado el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, también propone incrementar los pinares, en concreto hasta casi 530.000 hectáreas (desde unas 433.000 hectáreas actuales), de modo que supongan un 26% de la superficie forestal.

Los bosques mixtos (con pinos, eucaliptos y frondosas), que actualmente ocupan unas 253.000 hectáreas, deberán disminuir, según el plan revisado, hasta unas 198.000 hectáreas, algo más del 9% de la superficie actual.

Para las caducifolias también prevé un aumento, de las 366.000 hectáreas actuales hasta más de 400.000 (el 19,75% del monte); al igual que para los castaños, que dentro de 20 años tendrían que acaparar un 3,52% del monte, con más de 71.000 hectáreas (actualmente son unas 45.500 hectáreas).

El documento establece para el arbolado ralo, matorrales y pastos, que suponen hoy en día 622.720 hectáreas, una rebaja hasta 496.831 hectáreas, o, lo que es lo mismo, el 24,47% del monte.

La intención del Gobierno gallego es tener aprobado este documento a finales de 2018 o a principios de 2019, "dependiendo del número de aportaciones".

EN BUSCA DEL "MÁXIMO CONSENSO"
Además, Núñez Feijóo ha subrayado que incorporará, "en su caso", las conclusiones que elabore la comisión de incendios. Tanto él como la titular de Medio Rural han hecho hincapié en la voluntad de buscar el "máximo consenso" con los distintos agentes implicados y con toda la sociedad.

Asimismo, han informado de que las medidas que contempla el plan suponen 112 millones de euros en 2018 y se planifica un incremento sostenido anual del 1%.

El documento incorpora figuras como la del sivicultor activo, incluye las directrices de gestión forestal en espacios protegidos, fomenta las modalidades jurídicas de agrupación de los montes y lleva a cabo, según la Xunta, una promoción "decidida" de la cultura forestal.

A mayores, prevé la creación del observatorio forestal de Galicia y de un sistema integrado estadístico sobre esta materia en el ámbito autonómico. En el ámbito normativo, propone el desarrollo y la simplificación de la legislación autonómica en vigor.

3 Comentarios

1

Alberto, los tractores antiguos no estan obligados por ley a tener barra antivuelco auque si luz girtoria. Con respecto al espinoso tema del eucalipto, lo siento pero yo como propietario de monte soy muy crítico, porque las plantaciones en la actualidad se pasan la ley por el forro, ni distancias, a carreteras y caminos o nucleos de población, ni a cursos de agua. Se plantan en medio de bosque autoctono, algo prohibido, y lo que es peor una vez plantado la mayoria de esas plantaciones no se desmalezan anualmente lo que unido al que por lo general las fincas aledañas suelen estar llenas de matorrales propicios para el fuego combierten el monte de gallego en un polvorín cuando las condiciones meteorologicas propician los incendios. Los propietarios tenemos derechos si, pero tambien obligaciones que por desgracia estamos cumpliendo.

escrito por Anton 24/jul/18    12:56
2

Por cierto, el tractor que aparece en la foto está incumpliendo la ley: no tiene barra antivuelco y aparentemente tampoco tiene luz giratoria.

escrito por Alberto 20/jul/18    07:03
3

No estoy de acuerdo, mi opinión es que los propietarios deberían decidir libremente a que destinan sus terrenos; es una ley no escrita del campo gallego, está muy bien que la gente quiera disfrutar del paisaje pero debe comprender que la propiedad de un terrenos aunque dá responsabilidades también da derechos. De cualquier forma el gran olvidado aquí es el chopo, es una frondosa de crecimiento rápido.

escrito por Alberto 20/jul/18    07:01

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress