Del Dragon Khan de Tremosa al moñete de Iglesias

Carmen P. Flores

La política española se ha convertido en un Dragon Khan que quien osa montar en él debe estar dispuesto a desafiar al gran dragón y asumir la ira del mítico animal. Si no, que se lo pregunten al expresidente Jordi Pujol, que cuando se inauguró la atracción más importante del parque temático que la cobija, no tuvo miedo en subirse a ella. La prueba la superó con creces, aunque algunos años después, el Dragon Khan de la política y la familia le pasara una factura que nunca olvidará.


El que no quiso probar en su día los efectos del Dragón fue el nuevo conseller de Industria Ramón Tremosa que, haciendo campaña como candidato a las elecciones europeas del 2009, visitó el parque y ante la invitación de subir a la atracción de moda se negó en rotundo a “disfrutar “del desafío.


Dicen que todo vuelve, y, estos días de debut en el cargo, el flamante conseller está haciendo que el mundo empresarial sufra los efectos de su llamarada de Dragón que puede quemar más aun la industria de lo que ya está . Solo le faltaba el Tremosa haciendo de Dragon que expulsa fuego por la boca, en lugar de hacer de bombero para apagar las llamas de los que aún siguen ardiendo. 


No hay día que no traiga consigo una, dos, o más movidas. El personal está ya demasiado estresado y no es bueno para la salud. “La vida es como un viaje por la mar: hay días de calma y días de borrasca; lo importante es ser un buen capitán de nuestro barco” decía el buenazo de Jacinto Benavente. Lo que ocurre que fuera hay unos cuantos capitanes que eso de llevar la nave a buen puerto cuando hay tormenta no lo tienen asumido y sacan más rendimiento personal navegando en aguas bravas. Eso es hacer política de “altura” para beneficiar al pueblo ¿ Y qué pueblo?: La república independiente de su casa, que es lo que pretenden


La pasada semana, con todos los conflictos sin resolver, la espantada durante un mes de Pablo Iglesias por sus líos internos y externos de partido, reaparecía mediáticamente el vicepresidente desaparecido en su televisión de cabecera con nueva imagen que no ha dejado indiferente al respetable: Dos pendientes negros en ambas orejas ¿azabache o plásticos? y una especie de moñete, muy parecido al que luce el defensa del Real Madrid y de la selección española, Sergio Ramos. 


Entrevista en laSexta al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias



El cambio de imagen de Iglesias de los hombros para arriba, no es casual. Es una estrategia para desviar la atención de los otros temas pendientes. Mientras, su mujer y ministra de Igualdad, Irene Montero,  salía en la prensa rosa con una entrevista en el que el cambio de vestuario era más que evidente. Quien lo hubiera dicho que doña Irenita accedederia a este tipo de entrevistas, cambiaría su vestuario, para convencer a las mujeres que leen las publicaciones de este tipo. Y además respondería de temas personales.


Pablo e Irene, una pareja “bien“ avenida en la política y en lo personal,  han sucumbido a la vanidad de cambiar de estatus, amén de vivienda y pierden el trasero por aparecer en los medios de comunicación. ¿Pero no era la casta quien se prestaba a salir en la revistas del corazón? Eso era antes, cuando estaban en la oposición, ahora que han llegado a formar parte del consejo de ministros hay que adaptarse a los “nuevos” tiempos que para ellos son los mejores de sus vidas.

La imagen del vicepresidente, con pendientes y moñete, es realmente una imagen digna de una obra de Valle Inclán, padre del esperpento que es en lo que se ha convertido Pablo Iglesias.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress