¿Camino a la nacionalización de Alcoa? El Estado advierte que no aceptará un monopolio del aluminio

|

No hay acuerdo, ni para que el Estado compre Alcoa San Cibrao ni para los despidos. De hecho, las acusaciones empiezan a subir de tono. Especialmente significativas son las declaraciones procedentes del Ministerio, quien acusa abiertamente a la multinacional de intentar crear un monopolio. El secretario de Estado le advierte que esto no es "aceptable". Está por ver si todo queda en meras palabras o Industria interviene la planta, como le piden explicatamente los trabajadores y el BNG. Por ahora, la Xunta se suma a la estrategia de meterle presión a la compañía.


Trabajadores de Alcoa convocados en el Pazo de Cea horas después de la finalización de una mesa de negociación con la empresa, en Nigrán, Pontevedra, Galicia (España), a 28 de septiembre de 2020.


El presidente del Comité de Empresa cualficia de "increíble" el simulacro de negociación de ayer. José Antonio Zan asegura que Alcoa no puso sobre la mesa una propuesta de despidos, simplemente quedó en mandarla por email. Hoy a las 13 horas los trabajadores tienen una asemblea en San Cibrao para abordar más acciones de protesta. Insisten en que se amplíe el período de negociación de los despidos. Zan no entiende como Alcoa negoció con el Estado la venta de la planta condicionándola a un ERTE que no se negoció con los proletarios.


OFENSIVA VERBAL DESDE MADRID

Desde Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa no se descarta la intervención. De hecho, de las palabras de Raúl Blanco Díaz  se deduce que el Estado no aceptará el cierre de la fábrica. La cuestión clave es si esta dura advertencia se convierte en medidas concretas, o se queda en otra ofensiva dialéctiva para meterle presión a los norteamericanos.



Ellos solo tienen un objetivo, parece ser el del cierre; para mantener un monopolio, o ampliar, o crear un monopolio del aluminio, traerlo de fuera de Europa y eso no es aceptable


"Las administraciones tanto la Xunta como el Gobierno de España tendrán que tomar decisiones no solo en el ámbito laboral para que eso sea posible, para que siga la planta en marcha; Alcoa aboca a un conflicto innecesario e inmoral a los trabajadores, a las familias, a la comarca de A Mariña y al conjunto de Lugo sin ninguna necesidad porque hay viabilidad y ellos solo tienen un objetivo, parece ser el del cierre; para mantener un monopolio, o ampliar, o crear un monopolio del aluminio, traerlo de fuera de Europa y eso no es aceptable ahora mismo" declaró el secretario en los micrófonos de RNE.


SANTIAGO TAMBIÉN METE PRESIÓN

La Xunta se ha olvidado por ahora de los ataques al Ministerio que lanzaba antes de las elecciones. El conselleiro de Industria se está está sumando a meterle presión a Alcoa. Francisco Conde ve "decepcionante" la actitud de una compañía que "se negó a todo". "Alcoa está traicionando la confianza de los trabajadores y que las dos administraciones hemos trasladado estos años", declaró el mandatario. 


RELATO DE LA EMPRESA

La multinacional, mientras, culpa a los operarios. Alcoa señala al periodo de 15 días que, según destaca, tiene ahora para decidir sobre un proceso de despido colectivo en la planta de aluminio de San Cibrao, en Cervo (Lugo), tras frustrarse la venta tanto a Liberty como a la SEPI y después de que "los trabajadores se negaron a negociar un plan social y no fue posible un acuerdo".

Y es que este lunes concluyó el periodo de consultas para la fábrica sin acuerdo, después de una reunión de casi 10 horas convocada por la empresa en Nigrán (Pontevedra), a unas tres horas de A Mariña lucense.

"Alcoa tiene ahora 15 días para tomar una decisión sobre la planta de aluminio que tiene una capacidad de producción de 228.000 toneladas al año", apunta la propia empresa en un comunicado.

Recuerda, en la nota de prensa, que el 13 de agosto anunció que había aceptado llegar a un acuerdo con los representantes de los trabajadores para extender el período formal de consulta del despido colectivo para que la compañía pudiera negociar "una posible venta de la planta de aluminio a GFG Alliance".

El periodo del proceso de negociación se completó posteriormente sin que GFG Alliance y Alcoa llegaran a un acuerdo sobre los términos de venta.

ALCOA SE REFUGIA EN LAS LEGISLACIÓN

Según el acuerdo firmado con los representantes de los trabajadores, incide Alcoa, en caso de no llegar a un acuerdo de venta al 27 de septiembre de 2020 --el pasado domingo--, Alcoa y los representantes de los trabajadores se reunirían "durante un día" para negociar un plan social para un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o la aplicación de un despido colectivo permanente (ERE).

Este lunes, advierte, "los representantes de los trabajadores se negaron a negociar un plan social y no fue posible un acuerdo, por lo que Alcoa cuenta ahora con un plazo de hasta 15 días, conforme a la normativa española, para tomar una decisión en relación al proceso de despido colectivo".

Añade Alcoa que el 25 de junio inició el proceso formal de consulta para estudiar un plan de reorganización con los representantes de los trabajadores. "El plan, destinado a frenar las pérdidas financieras persistentes y recurrentes de la planta de aluminio, recomendaba la parada de las cubas de electrólisis y mantener en funcionamiento una parte de la fundición", subraya.

Sobre el proceso de venta, Alcoa defiende haber negociado "de buena fe a lo largo del proceso de venta con GFG Alliance", pero insiste en que no puede acordar la venta "en condiciones que no sean razonables".

Asegura haber hecho "una oferta equilibrada para ambas partes" y "varias concesiones para llegar a un acuerdo". Por el contrario, acusa a GFG de no haber negociado "dentro del plazo que se comprometió a cumplir", de "negarse a proporcionar ningún tipo de financiación para apoyar el futuro de la planta" y de insistir "en términos comerciales poco razonables", incluida la aprobación de cualquier venta futura de la refinería, lo cual está "fuera del alcance del acuerdo con los representantes de los trabajadores del 13 de agosto".

TAMBIÉN RECHAZA LA OFERTA DE COMPRA POR PARTE DEL ESTADO
Agradece la "predisposición" del Gobierno a buscar alternativas ante la "falta de progreso" por parte de GFG Alliance pero afirma que el Gobierno también hizo propuestas en los últimos días a través de la SEPI cuyas propuestas "incluyen una serie de cuestiones que impiden llegar a un acuerdo en condiciones comerciales razonables; entre ellas, aunque no exclusivamente, la solicitud de derechos preferenciales sobre la refinería".

"No se puede exigir a Alcoa que aporte más recursos y financiación de los que ya se ha comprometido a realizar en cantidades importantes en este proceso de venta, ni que acepte condiciones fuera de mercado, ni peticiones fuera del ámbito del acuerdo con los representantes de los trabajadores", reitera.

En este sentido, concluye que la refinería de alúmina de San Cibrao "no se incluyó en proceso de consulta ni en el de venta".

relacionada El alcalde de Xove estima "entre 40 y 50 millones" la diferencia entre lo que pide Alcoa por la factoría de San Cibrao
relacionada Trabajadores de Alcoa y las auxiliares intensifican sus protestas tras el fracaso de la venta y la mesa con la empresa
relacionada La mesa negociadora entre Alcoa y el comité de empresa concluye sin acuerdo

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE