Los bancos de alimentos empiezan su 'Gran Recogida' con temor a no poder repartir en Navidad tanto como antes

|

Este lunes 16 de noviembre comienza la campaña de ‘La Gran Recogida’ de los bancos de alimentos que a lo largo de toda la semana alentarán a la ciudadanía a que realicen sus donaciones, ya sea por internet o en las cajas de los supermercados, en un momento de crisis que ha puesto a muchas familias y a estas entidades contra las cuerdas.


Los bancos de alimentos de Vigo y Ourense, cuya labor se extiende a nivel provincial, atienden a Galiciapress para denunciar las dificultades a las que se enfrentan en un momento en el que han visto como el número de solicitudes ascendían hasta un 40%, llevando sus recursos hasta el límite: “Notamos una nueva clase social muy cercana al umbral de pobreza”.


Recogida de alimentos prepandemia

Voluntarios de 'La Gran Recogida' en años anteriores


Como viene siendo habitual cada noviembre, los bancos de alimentos se arremangan este mes para intentar animar a la ciudadanía a participar en ‘La Gran Recogida’, una campaña estatal para animar a la gente a realizar donativos a estas fundaciones de carácter social y sin ánimo de lucro.


Donaciones de particulares, distribuidores, empresas, cadenas de supermercados o incluso clubes deportivos son los que llenan las estanterías de estas organizaciones, encargadas de la gestión y reparto de los productos. En el caso del banco vigués, son ya 25 los años que le contemplan en una labor que ahora tejen 150 colectivos sociales con los que trabajan “de manera desinteresada en toda la provincia de Pontevedra”.


El principal objetivo es seguir velando por el cumplimiento de uno de los derechos humanos más fundamentales y que las personas más desfavorecidas ven mermado: el acceso a una alimentación suficiente, segura, saludable y gratuita”, señalan desde la organización olívica.


En Ourense, donde el banco colabora con 72 entidades provinciales de manera equitativa, la actividad está totalmente a cargo delos voluntarios “que reciben los alimentos en el almacén, los clasifican por tipo y fecha de consumo preferente, y preparan en lotes para repartir a todas las entidades de consumo y reparto de toda la provincia de Ourense que atienden a personas en situación de vulnerabilidad”.


“También repartimos quincenalmente o mensualmente, según las posibilidades de logística o de las cooperativas que entran en el Fondo Español de Garantía Agraria, programas de distribución de alimentos: Distribución de fruta variada y distribución de alimentos de primera necesidad a través del ‘Plan Nacional de ayuda a los más necesitados del Reino de España’”, añaden.


GR2020 Cartel General 70x100



HORAS BAJAS

Esta distribución de alimentos se ha hecho ahora más importante que nunca a raíz de la crisis sanitaria, ya que una de sus consecuencias directas ha sido el aumento de familias que necesitan la ayuda de este tipo de entidades.


En Vigo cifran ese aumento en un 40%, el doble de la cifra que arrojan en Ourense, de un 20%, si bien en el área de la ciudad termal comprobaron que algunas entidades también refirieron un descenso en el número de familias a atender, tal vez “por motivo de desplazamiento”. “Comenzamos este 2020 atendiendo a unas 20.000 personas en toda la provincia de Pontevedra”, esgrimen, una cifra que ahora “ronda los 30.000 beneficiarios”.


En Ourense, donde la actualización de las cifras es cuatrimestral, siguen un procedimiento estricto para atender a las personas que terminarán recibiendo las ayudas. “A cada entidad le pedimos que, para atender a una persona o familia, deben tener un certificado de los servicios sociales y presentar los datos de las familias atendidas en la subdelegación de Gobierno”. El fin último de esto es “cotejar que no existan duplicidades con otra entidad, de tal manera que el reparto sea el más justo posible”.


Cuestionados sobre cómo la crisis ha podido cambiar el perfil del beneficiario de estas ayudas, en Ourense dicen que, al no atender directamente a las familias, no pueden dar un perfil tipo, ya que para evitar el traslado de familias hasta las instalaciones el reparto se hace directamente a entidades que pueden operar tanto en Verín, como en O Barco, Celanova o Carballiño.


Desde el banco de alimentos vigués, por el contrario, admiten que con la crisis sí han visto como el perfil del usuario que acude al banco de alimentos es cada vez más amplio. Así, ahora atienden no solo a las familias en riesgo a las que ya prestaban ayuda antes, sino también a personas que hasta el inicio de la pandemia no tenían ninguna dificultad, así como aquellas que perdieron su trabajo o se encuentran en un ERTE y se ven en dificultades para llegar a fin de mes. “Notamos una nueva clase social muy cercana al umbral de pobreza”, afirman.



ALMACENES AGOTADOS A UN MES DE LA NAVIDAD

A la par que con el aumento de solicitudes, han llegado las dificultades añadidas. Desde Ourense advierten que están encontrando problemas para “mantener los criterios y protocolos sanitarios”. “Debemos citar más espaciadamente a las entidades para la entrega de los alimentos”, comentan, como medida para intentar evitar aglomeraciones durante la distribución.

 

Por otro lado, también han registrado que los alimentos se están “agotando en el almacén” y ya empiezan a mirar al futuro más inmediato. “Hay temor de no poder repartir en esta Navidad tantos alimentos como en años anteriores”, lamentan.


Desde Vigo hacen un llamamiento para que en esta campaña de ‘La Gran Recogida’, ante las trabas que supone la pandemia, la ciudadanía participe en la recogida online, ya que este año la celebran “ íntegramente de manera virtual”. “Ante la imposibilidad de recoger alimentos físicos por parte de nuestros voluntarios en los supermercados, durante la próxima semana, entre el 16 y 21 de noviembre, las personas que vayan al supermercado podrán hacer un donativo económico en caja que, después nosotros, traduciremos en compra de alimentos”, añaden, a la vez que insisten en que pueden hacer donativos vía Bizum o comprar cestas solidarias en su web. También para el banco ourensano recuerdan que se podrán hacer aportaciones en caja y en su página.




La llamada es especialmente acuciante en este caso porque, según transmiten desde el banco de alimentos, “nuestras estanterías de las naves de Vigo y Pontevedra están prácticamente vacías”. “Esperamos que con esta campaña de la Gran Recogida podamos recaudar el dinero necesario para comprar alimentos y seguir ayudando. Es nuestro único objetivo. Necesitamos tanto alimentos no perecederos como frescos, contamos con cámaras frigoríficas para poder manipular cualquier producto”.


En la misma línea, en la entidad ourensana, donde cuatro personas se encargan de la actividad diaria, subrayan que este año, al no haber clasificación de alimentos, “no será necesario la ayuda de los voluntarios y voluntarias que llevaban a cabo esta labor, que esperemos que pronto puedan retomar esta actividad”. En el banco de alimentos de Ourense cobran especial relevancia los jubilados, que son la mayoría de los voluntarios y que también acuden a la organización para “socializar y colaborar”. “Se formó una pequeña familia de voluntarios del BAO”, consideran.


Estanteru00edas vacu00edas nave Vigo I


Las estanterías del banco de alimentos de Vigo se encuentran semi vacías


La ayuda ciudadana sigue siendo fundamental para los bancos de alimentos, a pesar de que la pandemia también ha alentado a otras entidades a involucrarse. La necesidad desarrolló en Vigo la iniciativa ‘VigoIndustria’, por la que el banco recibió 40 toneladas de alimentos este verano. En Ourense ya han agotado todo lo recibido en los meses de abril, mayo y junio, una época en la que también recibieron la ayuda de la diputación, la Xunta y cadenas de alimentación y empresas.


UN PANORAMA INCIERTO

Para esta Gran Recogida el escenario es una verdadera incógnita para las entidades, ya que al ser en unas circunstancias tan extraordinarias que por la situación epidemiológica impedirá la presencia de los voluntarios físicos en los supermercados, no se aventuran a hacer una estimación concreta.


Si mantuviésemos la cifra de 300.000 kilos de alimentos recogidos el año pasado durante dicha acción, sería impresionante. Somos conscientes de que el contexto no es fácil, pero somos optimistas y esperamos que las personas se pongan en la piel de los que no tienen, o tienen menos que nosotros”, recalcan, antes de apelar a la “solidaridad” de todos los gallegos. 

relacionada La demanda de ayuda al Banco de Alimentos se incrementa un 40% en la provincia de Pontevedra por la crisis
relacionada El Banco de Alimentos de Lugo registra una mayor afluencia y atiende a unas 1.500 familias en la provincia
relacionada Cerca de 16.000 gallegos podrán acudir al subsidio para parados que agoten su prestación, dice delegación del Gobierno

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress