La corrupción de la democracia

Manoel Barbeitos
Economista

Hace unos días y por mor del enésimo caso de corrupción ("Kitchen") la plana mayor del Partido Popular (PP) durante los mandatos de J.M. Aznar (1996-2004) y M. Rajoy (2011-2018) tuvo que desfilar delante de los juzgados para declarar. Todo parece indicar, por las referencias que existen, que este solo será uno más entre un importante número de juicios que por distintos casos de corrupción (Gurtel, Taula, Arganda, Punica, Lezo, Villarejo...) tendrá que atender de inmediato el Partido Popular (PP).


El daño moral que este partido (PP), con sus incontables casos de corrupción, le está causando a la democracia española es inconmensurable. Un daño moral al que hay que sumar el daño político. Empecemos por este último.


Desde que tenemos democracia, España contó con siete presidentes de Gobierno (Suarez, Calvo Sotelo, González, Aznar, Zapatero, Rajoy y Sánchez). De estos siete solo dos (Aznar y Rajoy) fueron citados por la justicia para responder ante casos de corrupción que afectan a su partido y que tuvieron lugar durante sus mandatos como presidentes de Gobierno: estamos, por tanto, ante un comportamiento que se circunscribe a un mismo partido, el Partido Popular (PP). Unos problemas judiciales que alcanzan a un incontable número de dirigentes políticos que ocuparon cargos relevantes que van desde vicepresidencias de Gobierno hasta alcaldías, pasando por ministerios y presidencias de diputaciones. Problemas judiciales que en no pocos casos finalizan en condenas firmes (con acusaciones de delitos contra la Hacienda Pública por corrupción, blanqueo de capitales y fraude fiscal). Problemas judiciales en los que aparece como claro referente el Partido Popular (PP) quien además de los casos ya habidos tiene pendientes, como señalaba, otros muchos. Con estos antecedentes, ¿qué se puede esperar del Partido Popular (PP) cuando gobierna?


Porque con estos antecedentes no se puede negar la evidencia de que estamos delante de una estrategia colectiva que tiene como objetivo el enriquecimiento individual en base al uso fraudulento de fondos públicos aprovechándose para ello del poder político. Un comportamiento delictivo que además del tratamiento judicial individual debería exigir, por parte del poder judicial español, una responsabilidad colectiva. He ahí que, como apuntaba en su día el profesor Pérez Royo, aparezca como necesaria la intervención de la Fiscalía General que debería abrir una investigación por si, según el Código penal español, el PP es una organización ilícita.


Unas evidencias que tiran por tierra los argumentos, por caso, del Presidente de la Xunta de Galicia, señor Núñez Feijóo, de que el PP de Galicia no tiene nada que ver con los casos de corrupción que se van destapando. Argumentos que carecen de cualquier credibilidad cuando los hechos demuestran tanto la existencia en su día de una contabilidad paralela en este partido (donaciones inscritas en negro para campañas electorales con el propio señor Feijóo al frente) como de casos individuales de corrupción que apuntan a exdirigentes (por caso, Pablo Crespo que fue secretario de Organización entre los años 1995 y 2003). Argumentos que se desmoronan porque estamos ante evidencias abrumadoras que apuntan a una responsabilidad política colectiva que afecta a todo el Partido Popular (PP). Pongamos, por caso, que la justicia ante las evidencias decide finalmente ilegalizar al Partido Popular, ¿no afectaría esta decisión al Partido Popular de Galicia?


Si el daño político causado por este partido es muy grande no es menor el daño moral. Este tipo de comportamientos corruptos pueden fundir a un país en una honda crisis moral. Son comportamientos que se producen al tiempo que se aplican duras políticas de austeridad que castigan especialmente las clases populares y que confirman la distancia entre muchas de las élites y la ciudadanía. Comportamientos que ponen en evidencia la relación que aquellas mantienen entre cargo público y beneficio privado y que favorecen el auge de los partidos de extrema derecha como, por caso, sucede en España con VOX. Conductas que hacen pensar en la corrupción como un problema sistémico del capitalismo actual.


Como bien repite Ignacio Ramonet "ningún dirigente político debe olvidar que la democracia es esencialmente un proyecto ético, basado en la virtud y en un sistema de valores sociales y morales que dan sentido al ejercicio de poder... el Gobierno se corrompe por la corrupción y cuando hay corrupción la corrompida es la democracia".

3 Comentarios

1

Cuando se pretende hacer una reflexión de carácter moral no se puede tapar un ojo. Bien ciertos los casos de corrupción del PP, ¿y los del PSOE, los del PNV, los de Convergencia? ¿Y el asuntillo del GAL? La simpleza argumental del artículo cae por su base. ¿Sólo los del PP son corruptos, que lo son? Ya que el autor de este artículo le preocupa la salud moral del Estado, ¿qué nos cuenta de los EREs o de todos los ámbitos donde los corruptos del PSOE metieron la cuchara, desde el BOE al Banco de España, el Ministerio del Interior, los Fondos Reservados, la propia financiación irregular del partido (con condenas en firme) o el caso Arralburo, presidente de Navarra del PSOE, que fue a la cárcel por delitos comunes como el ministro Barrionuevo, por cierto, indultado por Aznar- No hubo institución del Estado, incluida la Guardia Civil que no sufriera la zarpa de la corrupción. Si hablamos de corrupción y moral vamos a ser un poco más serios. Y abran los dos ojos.

escrito por Fernando Ramos 06/abr/21    18:36
2

Diria que ese es un comentario rojillo pero ni eso por que si fueras rojillo meterias a la mayoria de partidos en el mismo bote . Y no digo ya partidos digo politicos si realmente se les puede llamar asi por que la mayoria estan hay para sacar tajada de una forma u otra . Este pais tiene falta de politicos decentes da igual a que partido pertenezcan , personas que no piensen solo en si mismos y su partido si no en la gente .

escrito por Jose 30/mar/21    15:37
3

Menuda vergüenza que Google os esté subvencionando para escribir estas basuras jajaja

escrito por seeeh 30/mar/21    13:12

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress