EL NUEVO CONSELLEIRO DE SANIDAD GALLEGA VISISTA EL HAC

El nuevo titular de la Sanidad gallega salvó su primer asalto; el gerente del Nuevo hospital de Vigo KO

|

Félix Rubial (izquierda) y Jesús Vázquez Almuiña, en su primera visita al hospital Álvaro Cunqueiro


Primera visita oficial, el Nuevo Hospital de Vigo 


El nuevo conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, conoció este viernes de primera mano las quejas de los trabajadores y pacientes del Hospital Álvaro Cunqueiro, foco de la crisis que se llevó por delante a su predecesora, Rocío Mosquera. El que ya no tiene disculpas es el gerente, Félix Rubial, en el que se centran ahora todas las miradas de los profesionales. “¡Gerente dimisión, gerente dimisión!”, le corearon insistentemente.


Almuiña se encontró este viernes de golpe con la realidad. El conselleiro vivió por primera vez, y como protagonista principal, la tensión que se palpa en el nuevo hospital de Vigo. Había anunciado su visita para las nueve de la mañana, pero se adelantó a todos y a las ocho ya estaba en Urgencias, uno de los servicios que ha generado más protestas.


El madrugón también le permitió coger por sorpresa a los trabajadores que acampan en el vestíbulo. Tras casi dos semanas de encierro, los celadores estaban molestos por no haber sido convocados por el conselleiro (sí estaba la dirección, jefes de servicio, médicos, enfermería y junta de personal) y le preparaban un “buen” recibimiento. Se plantó ante ellos y les recomendó que pusiesen fin a la protesta. “Nos dijo que nos fuésemos a descansar, que llevábamos muchos días y que ya hablaríamos”, asegura una de las celadoras.


Durante casi tres horas mantuvo reuniones con los profesionales del hospital en el salón de actos. También acudió a la Gerencia para hablar con la dirección y de camino tuvo que escuchar las primeras quejas. Tanto trabajadores como pacientes, uno de estos últimos lo abordó en un pasillo, le dejaron claro que el centro médico es “un caos” y que necesitan “soluciones urgentes”.


No hubo declaraciones a los medios de comunicación, a los que se limitó a señalar que hablaría en los próximos días, ni estuvo permitido el paso de las cámaras al salón de actos. Los encuentros con cada colectivo de profesionales duraron entre 15 y 20 minutos, el tiempo justo para prometer que buscará las soluciones que reclaman. Muchos de ellos mostraban su escepticismo, pero también estaban dispuestos a concederle el margen de maniobra suficiente para enderezar el rumbo del Álvaro Cunqueiro.


El momento más tenso de la mañana se vivió a su salida. Eran las doce del mediodía y en el vestíbulo lo esperaban varias decenas de trabajadores. Los gritos de “dimisión” atronaron, pero no iban dirigidos a Almuiña. El destinatario era Félix Rubial, gerente de la Estructura Orgánica de Xestión Integrada (EOXI), blanco de todas las iras. En las reuniones con los empleados no intervino y tampoco se dirigió a los trabajadores en el exterior. Acompañó al conselleiro hasta su coche y regresó a su despacho mientras reclamaban a gritos su dimisión.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress