Un acusado de agresión sexual en Ourense alega que fue consentido y la víctima insiste: "Dije varias veces que parara"

|

Imagen del juicio por agresión sexual celebrado en Ourense

Agentes verifican el "nerviosismo" de la joven y la psicóloga que la atendió considera que su comportamiento "coincide con un ataque"

Un varón acusado de agresión sexual a una joven en Ourense ha negado durante el juicio los hechos que se le imputan y ha alegado que las relaciones que mantuvo con la víctima fueron consentidas. "No me dijo que no ni verbalmente ni físicamente", ha sostenido durante su comparecencia ante la Audiencia Provincial.

Los hechos se remontan a la madrugada del 13 de septiembre de 2019. Ambos se conocieron en un pub de la ciudad, comenzaron a intimar y salieron juntos del local caminando hasta un edificio cercano donde residía el acusado y donde presuntamente tuvo lugar la agresión.

El acusado relató que en la discoteca intercambiaron besos y, de mutuo acuerdo, decidieron marcharse buscando "un sitio más íntimo para estar a solas". Una vez llegado a un portal y ante las "dudas" de la víctima, asegura que le dijo "tranquila, no va a pasar nada que no quieras".

Esas frases han sido corroboradas por el relato de la víctima que, sin embargo, insistió en que le dijo "varias veces que parara" y que el acusado no solo siguió, sino que llegó a usar la violencia durante las relaciones.

En su versión ha contado que decidieron salir juntos de la discoteca y que, aunque subió "voluntariamente" hasta el rellano del inmueble, sintió "desconfianza" hacia el.

"Subí voluntariamente pero en ningún momento hablamos de ir a más. Le dije que parase porque no quería pero él empezó a desvestirme haciendo fuerza, le dije que no, que parase y apartaba la cara si intentaba besarme pero siguió y empecé a agobiarme y a llorar. Solo quería que acabara para poder salir", ha relatado la víctima.

Además ha trasladado que él llegó a pegarle una bofetada agarrándola por el cuello y diciéndole "sé que te está gustando, puta". "Sentí bastante miedo, lo tomé como un aviso de que dejase de moverme, me quedé bloqueada y dejé de intentar separarlo con las manos", ha explicado.

"ESTABA EN SHOCK"
Al terminar la víctima salió apresuradamente y desde la calle llamó a sus amigos. Estos han testificado que "estaba en shock, no respondía nada y quería ir a por la píldora del día después".

Los policías que le tomaron declaración también confirmaron que la joven "estaba asustada y nerviosa" y que solicitó una orden de alejamiento "porque tenía miedo", una afirmación que corroboró la psicóloga la atendió.

"Vino a la consulta acompañada porque tenía miedo de ir sola por la calle, no se sentía segura", señaló, además de asegurar que "estuvo a tratamiento psiquiátrico y psicológico, sufriendo estrés postraumático e incluso ideas autolíticas", un comportamiento que para la experta "coincide con un ataque".

VISTO PARA SENTENCIA
Por todo ello, la Fiscalía solicita una condena de 9 años de prisión, 5 años de libertad vigilada, 9 años de alejamiento y 32.700 euros de indemnización más otros 362 euros para el Sergas por los gastos de atención prestados.

La acusación particular pide 10 años de cárcel, el mismo tiempo de alejamiento, y también 5 años de libertad vigilada, pero una indemnización de 34.500 euros, mientras que la defensa solicita la libre absolución. El caso ha quedado visto para sentencia.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE