La crisis de los microchips continúa y Stellantis Vigo asume que tendrá que negociar otro ERTE para 2022​

|

La planta viguesa, acosada por la falta de semiconductores, registra parones en su producción desde principios de año.


La firma apuesta por recurrir a proveedores en Europa y apoya la implantación de fábricas de microcomponentes en territorio europeo.


El director de la planta del grupo Stellantis en Vigo, Ignacio Bueno.Stellantis Vigo | Foto: EP


La dirección de la planta de Stellantis en Vigo (antes PSA Peugeot Citroën) ha avanzado este miércoles que, "con toda seguridad", habrá que negociar un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para afrontar las incidencias en la producción derivadas de la llamada crisis de los 'microchips'.

Así lo ha trasladado, en declaraciones a los medios, el director de la factoría, Ignacio Bueno, quien ha señalado que la previsión es que esos problemas de aprovisionamiento de componentes se prolonguen "a principios del año que viene".

En ese contexto, la fábrica viguesa sigue "monitorizando" a diario el flujo de "componentes críticos" y, según ha señalado Ignacio Bueno, "sigue habiendo componentes en gran tensión", por lo que "cualquier problema en la cadena de suministro" afectará a la factoría.

Así las cosas, y con un ERTE que está ahora en vigor hasta el final de 2021, "con toda seguridad" habrá que negociar otra regulación del empleo para el año que viene.

Ignacio Bueno ha indicado que, además de los problemas de componentes, que afectan al volumen de producción y a los costes logísticos, la producción automovilística se está viendo afectada también por el incremento del precio de materias primas y por el encarecimiento del coste de la energía, que está "haciendo mucho daño".

No obstante, ha matizado que estas circunstancias no interfieren "en ningún caso" en las iniciativas de desarrollo de producto (nuevos modelos).


MODELO DE APROVISIONAMIENTO

Finalmente, y cuestionado sobre la posibilidad de que se modifique el sistema de aprovisionamiento 'just in time', el director de Stellantis Vigo ha señalado que este modelo persigue "trabajar con el menor despilfarro posible" y "no se va a cambiar". Por contra, ha replicado, quizá pueda cuestionarse la ubicación de los proveedores o "quiénes son".

A ese respecto, ha recordado que el grupo Stellantis trabaja para contar con más proveedores en Europa y está muy interesado en el desarrollo de industria de microcomponentes en esta región. "Stellantis va a estar apoyando para que se desarrollen fabricantes (de microcomponentes) en Europa", ha insistido.


POSICIÓN DE SINDICATOS

Por su parte, UGT ha considerado "probable" que, si la situación de falta de aprovisionamientos se prolonga el año que viene, "sea necesario negociar otro ERTE", aunque ha recordado que, por el momento, "la empresa no ha transmitido oficialmente esa necesidad".

El secretario general de CCOO en la planta viguesa, Santiago García, ha reconocido que se prevé que sea precisa esta medida dado que "todos los indicadores anuncian que hasta finales del año que viene no va a ser posible resolver la crisis de los semiconductores". En todo caso, ha considerado que, si finalmente se opta por un nuevo ERTE, debe "ampliarse la cobertura que ahora mismo tienen empleados a tiempo parcial y los eventuales de 120 y 180 horas mensuales mínimas" dado que "ha quedado demostrado" que no resulta "lo suficientemente amplia" cuando se encadenan varios meses seguidos con "falta de trabajo".

En este sentido, ha señalado que CCOO "presiona a la Xunta y el Gobierno" para que "especifiquen un ERTE para el sector", ya que resulta "uno de los más afectados por la crisis de los semiconductores". Así, ha apuntado que podría "darse el visto bueno" a un expediente "con condiciones similares" al adoptado por fuerza mayor debido a la pandemia, ya que "permitiría dar cobertura a todos los trabajadores".

Mientras, el secretario de la CUT, Vítor Mariño, ha señalado que el departamento de Recursos Humanos "todavía no planteó" la posibilidad de establecer un expediente para el próximo año. También ha criticado que la planta "lleve 11 años con ERTE independientemente de la situación productiva", lo que ha achacado a que "utiliza este mecanismo como una herramienta más de flexibilidad" en lugar de "hacer una distribución anual de su producción". Por ello, ha advertido de que la CUT "no va a seguir consintiendo que se siga utilizando esa herramienta con total alegría por parte de la dirección".

Manuel Domínguez, de CIG, ha resaltado que, en este momento, permanece en vigor un ERTE "discriminatorio con los trabajadores a tiempo parcial" y que "consume días de paro" a aquellos con contrato a jornada completa pese a que la plantilla "no tiene culpa" de su causa. El sindicalista ha reprobado así que la dirección "pretenda" que los trabajadores "consuman días de paro sin aportaciones para evitar mermar su salario" y "sin evitar afectar" a los que cuentan con contratos a tiempo parcial por la "falta de un componente que la empresa apostó por externalizar a Malasia".

Ante este escenario, ha avisado de que CIG "no va a avalar otro ERTE discriminatorio con los trabajadores a tiempo parcial" y ha confiado en que, si se aplica de nuevo el próximo año, esta medida "no penalice" a la plantilla.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE