Enfermos de covid persistente de Galicia critican la gripalización por priorizar la economía antes que la salud pública


|

La estrategia de gripalización ha provocado unos contagios masivos que suponen un riesgo a mayores para los gallegos que sufren coronavirus persistente. El propio presidente de la Xunta reconoció ayer que las elevadas cifras de muertes deben servir de toque de atención de que la pandemia no ha terminado.


Con tantos positivos, son decenas de miles de personas las que acaban desarrollando covid persistente, algunas de las cuales se están organizando en un nuevo colectivo. Entrevistamos a una de los portavoces de la nueva Asociación Long Covid Galicia, Lucía Estrada Csaky.


El colectivo rechaza el alarmismo, pero cuestiona decisiones como la retirada de las mascarillas en interiores.  El perfil típico de los pacientes de este síndrome -donde hay más mujeres-, las carencias del SERGAS para abordarlo, los posibles tratamientos y las reinfecciones son otros de los temas de esta conversación.


5252540 (1)

Operario de la Piscina Mancomunada de Val Miñor retirándose la mascarilla en una imagen de su Facebook. El fin de la mascarilla en interiores es una de las medidas que cuestionan los pacientes de covid persistente. 


Los problemas que arrastra el SERGAS en medicina de familia y pediatría son evidentes, con esperas de muchos días para poder ver a los médicos. ¿Cómo afecta esto a los pacientes de covid-persistente?

Es cierto que atención primaria, tal y como lleva tiempo visibilizando la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), arrastra problemas anteriores al inicio de la pandemia. Problemas que en los últimos dos años se han agudizado, puesto que la presión asistencial ha sido enorme para la cantidad de medios disponibles. Además, ha requerido adaptación del sistema, un cambio en el modelo asistencial a través del cambio de la atención presencial del paciente hacia la atención telefónica. 


En este sentido, los afectados por LongCovid somos un paciente más. Nos afecta de la misma manera que al resto de pacientes. Quizás lo más preocupante sean las esperas para la realización de pruebas en los servicios de radiología, así como en la derivación a las diferentes especialidades, así como la disponibilidad de tiempo que dedicar a formación e investigación.


La covid persistente es un síndrome, lógicamente, reciente, del que se desconocen conocen aún muchas cosas. Por lo general, ¿son los médicos receptivos a prestar atención a los síntomas de la covid persistente o reacios a considerarlo un síndrome propio, que exige un tratamiento específico?

La condición post infección aguda por Covid-19 es una enfermedad con entidad propia definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 6/10/2021 a través del método de consenso científico Delphi. 


En atención primaria no se dispone todavía de un protocolo específico para el manejo del paciente LongCovid. La SEMG presentó en mayo de 2021, incluso de manera anticipada a la definición de la OMS, una guía específica para las afectadas por Long Covid, elaborada con la colaboración de 57 sociedades médicas, así como de pacientes afectados. Sin embargo, hasta donde sabemos, esta guía todavía no se ha integrado en la formación y actualización de atención primaria. 


"Sigue habiendo profesionales sanitarios que no disponen de las herramientas adecuadas para tratar la covid persistente"


Así es que sigue habiendo profesionales sanitarios que no disponen de las herramientas adecuadas para tomar como centro y punto de partida la situación clínica del paciente.


Si alguna persona sospecha que padece covid persistente, ¿en qué se debe fijar primordialmente? ¿Qué le aconseja que haga?

Lo más apropiado es seguir la propia definición de la OMS: si pasados cuatro meses después de haber pasado una infección aguda por Covid-19, o la sospecha de haberla pasado, se mantienen los síntomas, o hay síntomas nuevos, que no puedan ser explicados a través de otro diagnóstico, es un caso muy probable de Long Covid, si se mantienen al menos durante dos meses.


Los síntomas son increíblemente variados, están descritos más de 200. Los más comunes son los de tipo neurológico, neumológico, así como hematológicos. Pero no por ello hay que hacer de menos otro tipo de síntomas, que aunque menos comunes son también relevantes. 


Lo más aconsejable es la comunicación continua con el médico de atención primaria. Una relación estrecha a través de la cual se expliquen claramente los síntomas. Lo mejor en este caso es llevar escrito todo lo que a uno le sucede, para evitar problemas de memoria en consulta.


¿Hay algún perfil típico del paciente de covid persistente o es algo que puede afectar a cualquiera persona que haya pasado el coronavirus?

Aunque hay múltiples estudios en marcha, todavía no existe consenso sobre este punto. Se han detectado ciertos parámetros que se repiten a menudo, como puede ser el asma o el sobrepeso. Sin embargo, como se desconoce el alcance real de afectados, a día de hoy cualquier persona que haya pasado la infección aguda es susceptible de verse afectado por Long Covid.


Un 80% de afectadas somos mujeres. Mujeres jóvenes, puesto que la media de edad se sitúa entorno a los 43 años, que llevábamos una vida saludable.


Sea como fuere, sobre lo que sí existe es un perfil sociodemográfico claro: un 80% de afectadas somos mujeres. Mujeres jóvenes, puesto que la media de edad se sitúa entorno a los 43 años, muchas en plena edad biológica fértil, con un nivel académico elevado y una vida profesional muy activa y que, al mismo tiempo, llevaba una vida saludable.


Los datos oficiales indican que más de 583.00 gallegos han superado la covid. Dado que se estima que entre el 10 y el 15% de los diagnosticados acaba desarrollando covid persistente. ¿Es exagerado estimar que unos 60.000 gallegos padecen o han padecido covid persistente? ¿Cuántos están en riesgo de que se convierta en algo crónico?


Si bien los estudios más recientes hablan ya de entre el 30 - 40%, incluso alguno el 50%, de población que pasada la infección aguda desarrollan Long Covid, no todas las personas sufren la misma incapacidad y un porcentaje no desdeñable es capaz de llevar adelante una vida laboral casi normal, lo que no significa que no estén enfermas sino que, en muchos casos ni siquiera son conscientes de que lo que lastra su día a día son síntomas de Covid persistente.


En cuanto a las estimaciones oficiales, se refieren a datos con pruebas diagnósticas positivas. En la primera ola hubo personas que no tienen esa prueba diagnóstica positiva y no forman parte de esa estadística. Tengamos en cuenta que al principio de la pandemia se exigía para hacer una PCR la certeza de contacto con un positivo.


Por otro lado, no tenemos constancia de recuperaciones. Por el momento, es imprescindible partir de que es algo sobre lo que desconocemos si se va a convertir o no en una patología crónica puesto que no existe en la actualidad un tratamiento del que tengamos constancia de su efectividad. Nosotras queremos que no sea una patología crónica, tenemos nuestras esperanzas puestas en la investigación y en que se encuentre una solución para nosotros.


Se empieza a hablar del Paxlovid como un posible tratamiento para las Long Covid, pero no está implantado actualmente, en Galicia se ha comenzado a emplear para las infecciones agudas en las que se prevea una posible evolución de gravedad. Los tratamientos que se aplican en la actualidad son ciertos paliativos de síntomas, pero ninguno suficientemente eficaz.


Hace más de un mes que se está aplicando la estrategia de gripalización, reduciendo por ejemplo las pruebas PCR. Esto ha contribuído a que los contagios sigan siendo masivos. ¿Cómo valoran esta estrategia pactada por el Estado y la Xunta?

Éste es un tema delicado. Bajo ningún concepto queremos ser alarmistas. 


Sin embargo, a priori parece más una estrategia de costes que una estrategia de salud pública. Los autotest de antígenos tienen una elevada tasa de falibilidad. Tres de cada cuatro son falsos negativos. 


Lo que es innegable es que con esta estrategia se facilita la circulación del virus y, por lo tanto, desde nuestro punto de vista, se aumenta la población susceptible de padecer en el futuro Covid persistente. 


Consideramos prematura la retirada de mascarillas en interiores. Somos conscientes de que la gente está agotada por la pandemia. Agotada de que se diga que ya se acabó y luego surja una nueva ola. Con las medidas actuales se desconoce la dimensión real del problema. Más que una estrategia de gripalización consideramos que, sobre todo a nivel psicológico, sería más eficaz transmitir que por el momento el virus está aquí y hay que aprender a vivir con él. Vivir con él con unas medidas de protección apropiadas, con mascarillas en interiores y medidores de CO2 y sistemas de ventilación apropiados.


Estamos ya teniendo muchos casos de reinfección, especialmente en las últimas semanas. No podemos decir si tenemos o no más riesgo de complicaciones que personas que no padezcan Long Covid, pero sí que las afectadas tenemos mucho miedo a que nuestra salud se vea aún más deteriorada


Las personas que padecen covid persistente pueden reinfectarse de covid. ¿Supone, por lo tanto, un riesgo añadido para ellas la estrategia de gripalización?

Estamos ya teniendo muchos casos de reinfección, especialmente en las últimas semanas. No podemos decir si tenemos o no más riesgo de complicaciones que personas que no padezcan Long Covid, pero sí que las afectadas tenemos mucho miedo a que nuestra salud se vea aún más deteriorada, lo que produce estrés y ansiedad, lo cual está demostrado agrava nuestra sintomatología. 


Por otra parte, las reinfecciones son una nueva oportunidad de que nuestro cuerpo manifieste síntomas que, hasta entonces no habían aparecido.


Objetivamente nada demuestra que tengamos más riesgo de reinfección que una persona que no padezca Covid persistente, pero a nivel psicológico es una carga añadida a las que ya tenemos.


¿Cuáles son los objetivos y las próximas acciones de su colectivo? 

Nuestro objetivo fundamental es visibilizar el Covid persistente, a través de información fiable y de calidad, así como crear una red de personas afectadas de Galicia para que no nos sintamos solas. Está demostrado que aunque tengas mucho apoyo a tu alrededor, nadie te comprende mejor que alguien que está pasando por lo mismo que tú.



El colectivo se encuentra en fase de constitución oficialmente como Asociación. Se trata de un paso muy importante y delicado, puesto que todo el esfuerzo se está llevando a cabo por afectadas, es decir, por personas que estamos enfermas. Eso conlleva que las cosas no vayan todo lo rápido que nos gustaría. Nuestros esfuerzos ahora mismo están concentrados fundamentalmente en ello. A partir de ahí, tendremos múltiples opciones y líneas de trabajo en las que profundizar.


¿Cómo hay que hacer para unirse?

Para formar parte del colectivo LongCovidGalicia agradecemos que las personas afectadas o sus allegados contacten con nosotros a través de nuestro correo electrónico covidpersistentegaliza@gmail.com


LONG COVID GALICIA1


relacionada Rueda considera que las cifras de muertos por Covid-19 en Galicia son "un toque de atención clarísimo"
relacionada 1.800 gallegos morirán con covid cada año de mantenerse la media del último mes tras un contagio masivo

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE