La semana de la ira

Manuel Fernando González

Guerradebanderas


Bueno, pues como este lunes es fiesta en Barcelona, es probable que la semana de la ira entre al ralentí. Vamos, que no tengamos bronca por todo lo alto. No obstante, para los que escribimos y mantenemos nuestras convicciones democráticas y de respeto a la ley y a la Constitución Española, sigue siendo una pesadilla encontrarnos en el ojo del huracán, mientras que este gigante llamado "Procés" parece dispuesto a engullírsenos, por mucho que 18.000 servidores públicos hayan venido a Catalunya a jugársela con nosotros, que estábamos, por mucho que diga la Doña de la Moncloa, más solos que la una.


Cuando el indecente Julian Assange dijo sobre Catalunya: "Europa verá nacer una nueva nación o una guerra civil", La Sexta, el canal que gracias a la Sra. Sáenz de Santamaría "mejor explica" lo que hacen los Señores Puigdemont y Junqueras para separar Catalunya de España, dijo que lo del comunicador australiano era "una barbaridad", seguramente, pensando que la frase podría asustar a su audiencia, bastante acostumbrada a que se le vendan motos de que los independentistas catalanes son unos mártires de la libertad de expresión, dicho reiteradamente por ellos mismos en sus continuas apariciones o por sus amigos podemitas, que tienen en el canal propiedad de la Editorial Planeta espacio diario fijo, 

especialmente el "matrimonio parlamentario" que forman el Señor Iglesias y la Sra. Montero.


Estoy seguro que si el abuelo Lara, viera lo que está haciendo con su editorial el Señorito Creuheras Margenat daría la orden de trasladar el negocio a Sevilla como así le anunció al corrupto Pujol i Soley cuando éste intentó amedrentarle en una histórica cena en el viejo Palau. Solo que ésta vez lo haría para salvar la editorial de las torpezas mediáticas de su propia familia que ha encomendado el negocio a un perfecto incompetente ,y por más señas amigo de los secesionistas. Se ve que los 40 millones de españoles no compran libros de Planeta o, mejor aún, algún pajarito de la Generalitat, ha convencido al ejecutivo planetario que con lo que venta en la Catalunya independiente nadará en la abundancia. Desde luego conmigo que no cuente.


Por lo demás, ha sido tan desastrosa la política de Comunicación que ha dirigido la Vicepresidenta Sáenz de Santamaría y tan brillante la que ha puesto en marcha la máquina secesionista, que a estas alturas del conflicto, lo que queda claro es que, los malos catalanes, somos los que, como es mi caso, siempre nos hemos manifestado tan catalanes como españoles, amén de federalistas y republicanos y sobre todo firmes defensores de la Democracia española. De nada ha servido que clamáramos por el entendimiento y por el diálogo, y mucho menos que discrepáramos de la ceguera política de la Moncloa y la ineptitud de los asesores de Rajoy que nunca le hicieron entender que el "llamado cupo vasco" era una buena solución a los problemas económicos de Catalunya.


Ahora, que ya es muy tarde, toca la línea dura y para quienes nos gusta vivir en paz nada va a ser igual en los próximos años. Comienza la semana de la ira, y nadie sabe cómo parar esta tragedia.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress