"Todo el mundo te habla de la magia del Camino y no te lo crees hasta que lo haces"

|

Quintana cola catedral peregrinos

La cola para entrar a la misa atraviesa la Praza da Quintana todas las mañanas | Imagen: Eva Neira Carballo


Durante el mes de julio llegaron a Santiago de Compostela 50.868 caminantes, según los datos de la Oficina de Peregrinaciones, casi 3.400 personas más que el mismo mes de 2017. El perfil más habitual de la peregrina y el peregrino es una persona de nacionalidad española (59,35%), que llega a pie (94,29%) a la capital gallega y que camina desde Sarria (25,36%). 


Ese es el caso de Raquel y Alba, dos peregrinas procedentes de Madrid y Badajoz respectivamente, que salieron hace cinco días de Sarria. No caminaron solas, sino que vienen con sus familias y amistades. 


La motivación principal de caminantes es religiosa (49,15%), seguida por religiosa-cultural (41,36%) y sólo cultural (9,49%). Las familias de Raquel y Alba pertenecen al primer grupo, de hecho estaban en la cola para entrar a la misa de la Catedral. Sin embargo, ellas paseaban mientras por el casco viejo, porque su motivación es cultural. En los cinco días que han completado las cinco etapas de su camino han cambiado su parecer. "A mí me ha sorprendido, la verdad. Pensaba que iba a ser mucho peor porque nosotras no venimos en modo religioso, hemos venido por vacaciones familiares, pero al final para purficarte un poco, para encontrar la paz contigo misma", dice Raquel. 



Peregrinas santiago EvaNeira

Raquel y Alba, después de caminar de noche para llegar a la misa | Imagen: Eva Neira Carballo


A Alba, cámara al cuello, lo que más le ha gustado del Camino son los paisajes. "Una pasada. Cada vez que paramos haciendo fotos y cuando no tocaba parar, parábamos a hacer más fotos", cuenta. 


Caminan lentamente. Raquel lleva una venda en la rodilla, aunque no le preocupa demasiado. "Muy cansado, eso sí. Mucho dolor, muchas ampollas... pero merece la pena", dice. Aunque parece que quien más ha sufrido el Camino ha sido su hermana, protagonista de una de las tantas anécdotas que guardan de estos días. "A mi hermana le han salido muchísimas ampollas en los pies. Estaba en una parada, estaba mi padre curándole las ampollas, y pasó un grupo de chinas, la miraron y dijeron 'Woooooow', y empezaron a hacerle fotos", confiesa entre risas. 


Esta era la primera vez que Alba visitaba Santiago. "A mí lo que me ha fastidiado un poco es que estuviera tan lejos de la entrada a la ciudad, porque vienes y dices '¡ya he llegado!' pero te quedan dos kilómetros más todavía, y dices '¡jolín, no llego!'". Para llegar a tiempo a la misa de la Catedral, las chicas y sus familias completaron la quinta etapa de noche. "Su hermana, la mía y otra chica se escondían detrás de los árboles cuando pasábamos nosotras. ¡Menudos sustos!", cuenta Alba. 


El Camino de Raquel acaba aquí. Visitará el Pórtico de la Gloria y recorrerá la ciudad en los días que le quedan. Alba y su familia, en cambio, se van a una casa rural en Pontevedra, "y haremos un poco de turismo por Galicia". 



Peregrino santiago EvaNeira



Jordi viajará a Fisterra en autobús | Imagen: Eva Neira Carballo


También Jordi forma parte de la mayoría que parte del municipio lucense de Sarria. Natural de Tarragona, su idea incial era emprender el Camino solo, pero se apuntó un amigo. Lo que no sabían Jordi y su compañero es que nadie hace el Camino en soledad, y llegaron a Santiago en un grupo formado por tres señores brasileños, dos chicas madrileñas, una inglesa y una familia chilena. 


No sabían "cómo iba lo de los albergues", por lo que dudaron entre los hospedajes típicos del Camino de Santiago y hoteles. "Al final lo hicimos en albergue y fue la mejor elección que pudimos hacer porque conocimos gente fantástica". 


Aunque el tarraconense no está acostumbrado a caminar -confiesa entre risas que va a comprar el pan en coche-, la experiencia ha sido inmejorable. "Todo el mundo antes del camino te habla de la magia del camino y no te lo acabas de creer pero cuando haces el camino, es real la magia del Camino". Así, preguntado por la experiencia destaca sin pensarlo la llegada a las posadas. "Llegamos a los albergues la hermandad, la solidaridad, la generosidad, ese momento era mágico", reconoce. 


Igual que Alba y Raquel, Jordi también es un recién llegado. Parece que al llegar a Santiago, con el viento, se le ha metido algo en el ojo, bromea. "Hemos estado aquí con la lagrimita para soltar". Eran dos cuando empezaron y más de diez cuando llegaron. "Nos hemos abrazado todos, mucha emoción". 


Aunque durante el mes de julio sólo el 0,34% de las personas que llegaron a la ciudad continuaron con el Camino de Muxía - Fisterra (como harán los compañeros brasileños que han caminado más de 800 kilómetros-, Jordi y su compañero visitarán el fin del mundo en autobús, deseando un Buen Camino a las peregrinas y peregrinos que se encuentren. 


1 Comentarios

1

Increíble la experiencia, en la misa de peregrinos pidieron por la Paz en Nicaragua. Muy emotiva, la misa y sin pensar el camino se volvió una experiencia religiosa. A ver si regreso en un futuro cercano. Saludos cordiales

escrito por chalespinosa 22/sep/18    16:25

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress