Dos socios de Grúas Estación atribuyen al tercero una contabilidad B y le acusan de apropiación indebida

|

Juicio contra los socios de Grúas Estación

El tercero de los administradores rechazará en el juicio las acusaciones de los otros dos

El juicio contra los socios de Grúas Estación ha comenzado este miércoles tras 15 años de instrucción con una primera jornada en la que Santiago M.G. y Carlos M.F. han atribuido al tercero, Serafín M.G, la existencia de una contabilidad paralela en las tres empresas del grupo y le culpan de haberse apropiado de dinero para hacerse con "mucho más patrimonio" que ellos. Además, la fiscalía le acusa de delitos contra la hacienda pública, administración desleal y apropiación indebida.

Por su parte, Serafín M.G, hermano de Santiago M.G. que dejó la administración de las entidades --Transportes y Grúas Estación, Talleres y Grúas Estación y Servicios Estación-- en 2002, rechaza las acusaciones de sus socios, a los que la Fiscalía atribuye un delito de administración desleal por vender activos de las sociedades por debajo del precio de mercado en perjuicio de las empresas y de este tercer socio.

El juicio, que acoge la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña (con sede en Santiago) ha arrancado este miércoles con seis personas sentadas en el banquillo ya que, además de los tres socios, también se juzga a otras dos personas vinculadas a otra empresa, Grúas Arosa. Además, durante el trámite de cuestiones previas, un sexto procesado ha sido absuelto de un delito de encubrimiento vinculado al borrado de una documentación de un ordenador por haber prescrito el delito. Las partes han acordado que éste sea citado como testigo tras el levantamiento de su acusación.

Una vez finalizada la exposición de las cuestiones previas, ha dado inicio la primera de las declaraciones. Así, en respuesta a la fiscal y a su defensa, Carlos M.F. ha defendido que, desde los primeros años de la empresa en 1978 hasta 2002, Serafín M.G. era el encargado de la contabilidad, mientras que Santiago M.G. llevaba el taller y él mismo las grúas.

"Empezamos Santiago M.G y yo con la empresa pero a los tres meses nos ardió un coche y, como nosotros no estábamos preparados para los números, metimos a Serafín M.G y vino de socio... Era el hombre de los números", ha asegurado Carlos M.F., que se ha negado a responder a las preguntas del abogado de Serafín M.G pero sí ha replicado a las formuladas por el letrado de las otras dos personas que comparecían en el juicio --AV.C. y J.G.--.

UN PAZO EN PADRÓN POR "58 MILLONES"
Según ha sostenido, las cosas se complicaron a principios de 2002, cuando llegó a la empresa un agente inmobiliario que le reclamaba "un millón de pesetas en comisiones" a Serafín M.G por la "compra de un pazo por 58 millones". "Le pagó 30 millones en negro y le debía uno en comisiones", ha asegurado.

"Si trabajábamos lo mismo y ganábamos lo mismo. ¿De dónde había sacado ese dinero?", se ha preguntado Carlos M.F, que ha destacado que durante los años en los que compartieron la administración de la empresa quería a Serafín M.G como "un padre".

Sin embargo, en una declaración que ha coincidido con la expuesta posteriormente por Santiago M.G --su compañero en la administración de Grúas Estación y con quien comparte defensa--, Carlos M.F ha manifestado que, tras la visita del agente inmobiliario, le pidieron "explicaciones" a Serafín M.G sobre la compra del pazo, un asunto que se negó a aclarar.

"Después, como ya estábamos preocupados porque alguien nos engañaba, cogimos un abogado de Padrón para que fuera al registro y viese lo que tenía Serafín M.G", ha explicado Carlos M.F., que ha destacado que cuando vieron lo que éste tenía "era para morirse de la pena". "Tenía una nave yendo para Lavacolla con terreno, tenía un chalé de piedra con tres plantas en O Grove, 12 o 15 plazas de garaje, un sótano y un bajo junto a A Rocha, un piso enfrente del Peregrino a nombre de su hija...", ha descrito.

Tras la declaración de Carlos M.F. ha tomado la palabra Santiago M.G., quien ha acusado a su hermano de "menospreciar" tanto a él como a su otro socio. "Se creía el dueño de la empresa. No nos dio ningún tipo de explicación e investigamos su patrimonio y... Carlos se quedó un poco corto", ha indicado Santiago, que también ha citado un ático en Romero Donallo.

Además, al igual que Carlos M.F., Santiago M.G. ha asegurado que Serafín tenía una caja fuerte en su oficina con el dinero de la empresa que, tras este episodio, "no se dejó cerrar nunca más".

GRÚAS AROSA
En el juicio, además, ambos acusados han respondido a preguntas del abogado de la defensa de AV.C. y J.G. relativas a la contratación de servicios a Grúas Arosa desde Grúas Estación y a la venta de varios activos de la empresa por debajo del precio de mercado.

Al respecto, tanto C.M.F. como Santiago M.G. han asegurado tener con Grúas Arosa una "relación" normal entre empresas y han recordado que durante la gestión de Serafín M.G. tenían un salario de 150.000 pesetas, que en la actualidad asciende a "unos 6.000", "2.000 por cada empresa", según ha explicado Santiago M.G.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress