La mala pata del guerrero Pablo Insua

|

La lesión el central gallego llega justo cuando había logrado asentarse en Primera División.


Pablo insua

Pablo Insua jugando con la SD Huesca


Nunca es buen momento para lesionarse, lógicamente. Pero para Pablo Insua el infortunio no pudo encontrarle en peor momento. El gallego, que no debutó hasta la Jornada 12, había logrado ser un pilar fundamental en el esquema de la SD Huesca, pero una rotura en el ligamento cruzado de su rodilla izquierda lo dejará en el dique seco lo que resta de temporada.


El de Arzúa, salido de la cantera del Deportivo de La Coruña, es a sus 25 años un guerrero del fútbol español. Fundamental en el Depor que logró el ascenso en 2014, Pablo Insua se hizo un hombre en el CD Leganés, con el que también consiguió el histórico ascenso del club pepinero a Primera División, donde se erigió como el baluarte de la zaga de Butarque.


Sus buenas actuaciones en el cuadro madrileño lo llevaron a encabezar las listas de deseos de algunos de los clubes más potentes de Europa, siendo el Schalke 04 el equipo que se llevó el gato al agua. Sin embargo, la falta de oportunidades en Alemania lo llevaron a buscar los minutos que le privaron en la Cuenca del Ruhr solo una temporada después de su llegada. Esa oportunidad le llegó desde Huesca, en las filas otro recién ascendido que buscaba en Pablo Insua un central que le diese el equilibrio en la zaga que necesita un equipo que vive su primer curso en la élite del fútbol español.


DEBUT TARDÍO 

Leo Franco no contó con él en las primeras jornadas, y con Francisco tardó en entrar en las rotaciones, pero en cuanto le llegó la oportunidad de ser titular no la soltó, convirtiéndose en un imprescindible en el alto Aragón gracias al esquema de cinco defensas. Desde la Jornada 15 hasta la fatídica 23, Pablo Insua disputó todos los minutos salvo los últimos cuatro ante el Villarreal. Su progresión se cortó la semana pasada ante el Girona, cuando tuvo que abandonar el terreno de juego al filo del descanso.



El exdeportivista abandonó el verde con claras muestras de dolor y el diagnostico confirmó los peores presagios: adiós a la temporada, justo cuando el cuadro oscense empezaba a despegar el vuelo, sumando 13 puntos en las últimas seis jornadas. Ahora, al “ascensorista” Pablo Insua solo le queda reponerse para volver cuanto antes al ruedo más fuerte que antes. Hasta entonces, los delanteros de La Liga pueden pasear tranquilos sin que los acompañe la sombra del arzuano. Pero que no se acostumbren. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress