22 gallegas pedirán más 2,5 millones en indemnizaciones al SERGAS debido a un anticonceptivo

|

Afectadas en Galicia por el implante anticonceptivo Essure, que fue retirado en el año 2017 en España ante los efectos secundarios que causaba, han comenzado a presentar reclamaciones a la Consellería de Sanidade por falta de información o errores de implantación, en las que piden indemnizaciones de en torno a los 120.000 euros.


Eva María Losa Rodríguez, Sabela Landín y Rosario Martos, miembros de la Asociación de Afectadas del Essure de Galicia
Hasta el momento, se han presentado 4 reclamaciones ante la Consellería de Sanidade pero hay 18 que están en fase de elaboración, conforme a los datos aportados por la Asociación de afectadas de Essure Galicia, que cifra en 1.300 las mujeres que cuentan con este implante en la comunidad gallega.

UN SOFISTICADO PRODUCTO DE BAYER
El sistema 'Essure' está formado por un muelle expandible de níquel-titanio, que en su interior contiene fibras de polietilentereftalato (PET), fibras de poliéster, aleación de titanio, níquel y acero inoxidable. El sistema se introduce en las trompas de Falopio mediante una histeroscopia a través del cuello uterino.

Comercializado por Bayer, comenzó a implantarse en Europa desde el año 2003, como un método anticonceptivo permanente, que suponía una alternativa a la ligadura de trompas, porque permitía una implantación con una intervención mínima. Entre sus efectos secundarios, figuran desarreglos en la regla, exceso de sangrado, dolores pélvicos, dolores articulares, problemas dentales o pérdida de cabello.

En rueda de prensa en Santiago, la presidenta de la Asociación de afectadas de Essure Galicia, Sabela Landín, ha explicado que hasta el momento en Galicia ya se le ha retirado este implante a 66 mujeres, en el ámbito de la sanidad pública gallega. Ha valorado el protocolo desarrollado por el Sergas en este sentido pero ha criticado la falta de información a las mujeres en el ámbito sanitario.

Las reclamaciones a la sanidad gallega se realizarán por indemnizaciones que podrían ascender a 120.000 euros, pero serán "variables" según las secuelas y los efectos sufridos por cada afectada, ha incidido el abogado Eugenio Moure.

A su vez, la Xunta podría iniciar una reclamación al fabricante del anticonceptivo, para recuperar estas cantidades económicas así como los gastos derivados de las operaciones posteriores para retirar el Essure. "La Consellería tiene la oportunidad no solo de que estas mujeres sean resarcidas sino resarcirse ella misma", ha explicado.

Se trata, según han relatado las afectadas, de intervenciones complejas, en las que dependiendo de si se produce algún corte en el muelle de metal antes de retirarlo, se podría no solo tener que extirpar las trompas de falopio sino incluso el útero o hasta los ovarios.

La última vez que se implantó en Galicia el Essure fue en el año 2016, según los datos de la Asociación. Y las repercusiones a las mujeres que han sufrido efectos secundarios suelen seguir "un patrón", aunque la Asociación puntualiza que no todas se han visto afectadas.

TESTIMONIOS DE LAS VÍCTIMAS
"A mí me lo implantaron en el 2012 y hasta 2015 yo lo defendía, era una técnica maravillosa, quince minutos sin sedación y salías con el proceso terminado", ha comentado Sabela Landín. Sin embargo, a partir de 2016 comenzó a sufrir dolores articulares, problemas tiroideos y un cuadro clínico que la "limitó", con insomnio, cansancio, ataques de pánico, taquicardias o pérdidas de memoria. Y pese a mejorar tras la retirada del Essure, mantiene secuelas como "alergia a los metales y asma".

Ante esta situación, las afectadas piden "primero" al Sergas que informe a las mujeres que cuentan con este implante de los efectos que podría provocar y del protocolo existente. Sabela Landín ha señalado que, en su caso personal, su médico de cabecera no relacionó los problemas que sufría con el Essure.

"Y me dijo que no, que solo eran cuatro locas menopáusicas, que no existían problemas, y pasé por urología, traumatología, reumatología, digestivo hasta que acabé en el ginecólogo", ha lamentado. En muchos casos, ha agregado, las afectadas eran tratadas por problemas psicológicos o consecuencias de la menopausia.

La imlantación del Essure, según sus datos, se realizó solo en el ámbito de la sanidad pública, debido a su elevado coste, puesto que podía rondar sobre "los 1.000 euros". En el conjunto de España, el númeo de mujeres afectadas podría alcanzar las 80.000.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress