Del Pórtico de la Gloria a Internet: los gallegos y su devoción por la mejor empanada del mundo

|

¿Cuál es la mejor empanada de Galicia y, por consiguiente, del mundo? ¿Las de las Rías Baixas, elaboradas con los manjares procedentes en una de las aguas más ricas del mundo; como el berberecho, las zamburiñas, las sardinas, los mejillones o el pulpo ?  ¿Las de Ortegal, rellenas de pescado como marrajo o el  rape? ¿O las del interior, repletas de carne, como la tradicional de costrelas de A Rúa, hecha con costillas? Y eso sin abrir la caja de Pandora, aquellos innovadores o heterodoxos que consideran empanadas afamadas variantes locales de Mondoñedo -la celebre empanada de tortilla- o la bola de nata de A Capela y el resto de valle del Eume -que puede ser una empanada, pero que en todo caso es un postre.


Debatir sobre las virtudes de las empandas gallegas sería, en el fondo, baladí. Para gustos colores y para minifundios y disputas locales, Galicia. Ahora bien, tal grado de diversidad y fama dejan claro algo indiscutible: más allá de los reciente tópicazo del  marisco, la empanada tiene un papel central en la gastronomía gallega.


Demonios portico de la gloria empanada


Un demonio comiéndose lo que parece ser una empanada en el Pórtico de la Gloria | Gastrorelatos Twitter 


No en vano las primeras referencias históricas datan ya del SXII, del mismísimo Pórtico de la Gloria del Mestre Mateo en la Catedral de Santiago de Compostela. En uno de los lados de esta obra maestra se puede ver lo que parece un demonio comiendo un alimento que por su tamaño y forma, parece una empanada. Algunos historiadores del arte interpretan que es la representación de unos de los pecados capitales, la gula. Al fin y al cabo, puestos a pecar comiendo, la empanada sería la elección de muchos gallegos y peregrinos.


Otros historiadores argumentan que, de paso, el Mestre Mateo aprovechó para representar una forma de transportar comida que tenían muchos peregrinos y viajantes en aquellos tiempos previos a la refrigeración, cocinar los productos fescos y protegerlos de la intermperie entre dos capas de masa.


TRUCOS PARA AHORRAR TIEMPO

Pese a su antigüedad, la empanada gallega está en plena vigencia. En parte, por la entrada en el mercado de empresas que se dedican a cultivar y preparar sofritos de cebolla, utilizados por muchas panaderías como base de sus recetas. 


Otro factor es la popularización de las masas precocinadas -auténtico anatema para los creyentes en la pureza de las empanadas caseras- pero que ha democratizado en buena medida el plato, otrora dificilmente abordable para aquellos que dispusieran de las dos horitas que puede llevar solo la elaboración de la masa, entre su preparación propiamente dicha y la hora y media que muchos recomiendan necesaria para que repose cubierta mientras vamos preparando el relleno.


Para los más vagos -o aquellos con menos tiempo- nunca hay excusa para quedarse sin empanada, sobre todo en estos días de romerías veraniegas. Ya sea acudiendo a la mejor panadería especialista de tu localidad -cada área suele tener un comercio referente ganado a pulso durante años de satisfacer el estómago de su exigente parroquia- o, para los más vagos aún, comprándolas a través de internet; que hasta ahí ha llegado también el comercio electrónico. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress