¿Necesita Galicia una universidad privada cuando hay menos alumnos y falta dinero para la pública?

|

El número de alumnos matriculados se ha desplomado a casi la mitad en las últimas dos décadas. Las quejas de las tres universidades públicas por la falta de financiación son constantes desde hace años. Pese a ello, la Xunta apoya el lanzamiento de la universidad privada de ABANCA, que supone otro golpe al sistema público, en primer lugar para la Universidad de Vigo.


La Xunta de Galicia ha sacado a exposición pública el anteproyecto de ley que permitirá la creación de la primera universidad privada de la Comunidad, la Universidad Intercontinental de la Empresa, que impulsa Abanca y que contará inicialmente con cuatro grados, cuatro másteres universitarios y dos programas de doctorado.



Escotet feijoo premio

Escotet, el banquero venezolano dueño de ABANCA, y el presidente de la Xunta


El Gobierno apoya la iniciativa entre las críticas soterradas de las universidades públicas. Universidade de Santiago, Universidade de A Coruña y Universidade de Vigo llevan lustros quejándose de lo limitado de sus presupuestos. Ahora desembarca un competidor que, además de la sana competencia, les detraerá recursos.


MUCHÍSIMOS MENOS ALUMNOS

El más obvio es el número de alumnos. En 2017 se matricularon en las universidades gallegas 56.878, según datos oficiales del IGE. Esto supone un 43% menos de los casi 100.000 matriculados al año que se alcanzó a principios de siglo y un 20% menos de los que había hace una década. 


Evoluciu00f3n nu00famero matriculados universidades de Galicia en datos oficiales del SUG


Evolución número matriculados universidades de Galicia en datos oficiales del SUG


La caída ha sido constante y solo los esfuerzos de las entidades públicas para captar estudiantes foráneos -con ciertos éxitos como el de la USC atrayendo un millar de universitarios extranjeros al año- ha logrado paliar este retroceso en los últimos ejercicios.


El futuro inmediato no augura precisamente una recuperación de las matriculaciones. Las generaciones de jóvenes gallegos son cada vez más escasas debido al envejecimiento de la población. La ralentización económica y los atrasos en los cobros de las becas amenaza también con empujar a más estudiantes hacia una prematura precariedad laboral o la emigración.


Aunque será ABANCA quien financie la nueva universidad privada -tirando del músculo ganado durante décadas por las difuntas cajas de ahorros-, es evidente que la futura Universidad Intercontinental de la Empresa también detraerá recursos financieros, no solo humanos, de las aulas públicas.


En primer lugar, porque ABANCA es patrocinador de numerosos cursos de postgrado y actividades universitarias de todo tipo. La lógica indica que este apoyo se reducirá a medida que consolide su propio negocio de enseñanza superior. 


LA UNIVERSIDAD DE VIGO SE QUEDA SIN EL MBA DE REFERENCIA 

De hecho, ya ha estallado un conflicto. Durante décadas, el Máster de Dirección de Empresas (MBA) de referencia en todo el noroeste peninsular, no solo en Galicia, era el que ofertaba la Escuela de Negocios de Caixanova. Gran parte de la cúpula empresarial gallega se formó en sus aulas, con el apoyo de la Universidad de Vigo, que a través de un convenio aportaba recursos y, sobre todo, el rango universitario .


Tras tomar Escotet el timón de las cajas,  el banquero siguió financiado el MBA, rebautizando la Escuela de Negocios como IESIDE. La colaboración  aguantó hasta que se hizo evidente que ABANCA quería soltar amarras. Tras diez años de trabajo conjunto,  la Universidad de Vigo anunció este verano su intención de denunciar el convenio enarbolando la "ruptura del entorno de confianza mutua e intereses comunes ".


Una ruptura que, por cierto, siembra dudas sobre el rango universitario de la titulación que puedan obtener los 700 alumnos de media y larga duración que dice tener el instituto de ABANCA, además de otros 4.500 en otras actividades formativas. La Xunta, quien por Ley debe tutelar la ruptura, se ha lavado por ahora las manos en este conflicto.


Con todo, el apoyo del Gobierno a la nueva universidad privada es evidente. La exposición pública del texto que la creará se produce solo unos días despues de que el rector de la USC le recordara a Alberto Nuñez Feijóo que "es imprescindible incrementar la cuantía de recursos públicos destinados a la enseñanza universitaria".


Durante la inaguración del curso este viernes, Antonio López también le recordó al presidente que que las universidades no pueden "renunciar a regular un marco general de financiación" que permita recuperar "parte de los recursos perdidos en este periodo de crisis" y que sitúa a estas instituciones "lejos de los estándares del entorno". 


El mandatario hizo oídos sordos a estas peticiones y argumentó que pese la crisis la Xunta "blindó" la financiación universitaria con "techo histórico con 433 millones de euros en transferencias directas". Transferencias que forman parte de un modelo de reparto que la USC pretende renegociar porque "tratar igual a los desiguales lejos de igualdad puede conducir a la discriminación".  Está por ver si las evidentes diferencias entre las universidades públicas al hilo del reparto dificultan o no la creación de un frente común frente al desafío privado, ahora que se abre la fase de alegaciones.


 ASÍ SERÁ LA UNIVERSIDAD DE ABANCA

El citado anteproyecto inicia el procedimiento para dar luz verde a este proyecto impulsado por Abanca para crear un centro universitario privado especializado en formación en el ámbito de la empresa y de carácter internacional, resume Europapress. Para ello, apunta, la actividad académica se centrará en dos áreas de conocimiento: las ciencias sociales y jurídicas y la ingeniería y arquitectura.


La futura universidad, que parte del actual Instituto de Educación Superior Intercontinental de la Empresa (el citado IESIDE), aún adscrito a la Universidad de Vigo, expedirá títulos "de carácter oficial y validez en todo el territorio nacional", en las modalidades presencial y semipresencial.


LA SEDE ESTARÁ EN SANTIAGO PERO HABRÁ CAMPUS EN A CORUÑA Y VIGO

Con sede en Santiago de Compostela, sus campus académicos se instalarán en A Coruña y Vigo, recoge el anteproyecto, que precisa que, inicialmente, impartirá cuatro grados, cuatro másteres universitarios y dos programas de doctorado.

A mayores, el anteproyecto,que da a Abanca un plazo de cinco años para solicitar la autorización de inicio de actividad, determina que la Fundación Universidad Intercontinental de la Empresa (FUIE) establecerá un sistema propio de becas y ayudas al estudio en consideración del expediente de los estudiantes y de sus circunstancias personales, para el que destinará el 15% de los ingresos totales obtenidos anualmente.


relacionada La Xunta analiza la propuesta de universidad privada de Abanca, que estaría en marcha en 2021 si cumple la normativa
relacionada Alumnos de Ieside critican que la UVigo denuncie el convenio con el centro y esperan que la Xunta tutele el proceso
relacionada La UVigo suspende la creación de la Facultad de Diseño y Creación en Pontevedra
relacionada Las universidades gallegas abren miércoles su sexto plazo de matrícula

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress