Científicos del CSIC detectan un incremento del carbono orgánico disuelto en el océano Atlántico

|

Nota De Prensa Del Csic Sobre Incrementos Del Carbono En El Océano Atlántico

Científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en colaboración con la Universidad de Miami y el Instituto Español de Oceanografía, han detectado un incremento del carbono orgánico disuelto en el océano Atlántico.

De ello ha informado la Delegación de Galicia del CSIC en un comunicado, en el que explica que, según la investigación, en el Atlántico sur hay un aumento de 27 millones de toneladas de carbono orgánico al año, mientras que en el Atlántico norte (que actúa como un sumidero) se eliminan 298 toneladas de carbono. Este balance, según ha apuntado, convierte al Atlántico profundo en un sumidero neto de carbono orgánico disuelto.

"Es muy relevante haber descubierto que hay zonas del océano profundo donde también se produce carbono orgánico disuelto. Todo este carbono que se adiciona en las profundidades oceánicas es carbono que no pasada a la atmósfera en forma de CO2 a corto plazo lo que, en principio, no contribuye al efecto invernadero y eso es algo positivo", explica la científica del CSIC Cristina Romera Castillo, que lidera esta investigación iniciada en Miami y continuada en el Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona.

El trabajo, además, ha contado con la participación de Xosé Antón Álvarez Salgado, del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo, y de Marta Álvarez, del Instituto Español de Oceanografía de A Coruña.

Los detalles de la investigación, financiada por la National Science Foundation y el MINECO en el marco del proyecto Fluxes se han publicado en la revista Global Biogeochemical Cycles.

CONSECUENCIAS PARA EL CLIMA
Según ha indicado el CSIC, parte del dióxido de carbono atmosférico que es absorbido por los océanos acaba en forma de carbono orgánico disuelto recalcitrante y queda "secuestrado" en el océano durante miles de años.

La reserva oceánica de este carbono interviene en la regulación del clima del planeta ya que puede actuar como fuente o sumidero de carbono a la atmósfera. Por ejemplo, si todo el carbono orgánico disuelto en los océanos se oxidase a dióxido de carbono, se duplicaría la cantidad de CO2 en la atmósfera.

El CSIC ha explicado que para averiguar los cambios en las reservas de carbono a lo largo de los años, los científicos han medido los parámetros físico-químicos de las grandes masas que forman los océanos. Así, han podido averiguar el incremento o disminución del carbono orgánico disuelto en cada una de estas masas a lo largo de los años.

Hasta ahora, según ha indicado, se sabía que el carbono orgánico disuelto presente en cada una de estas masas disminuye paulatinamente al ser consumido por los microorganismos marinos. Los aumentos de este carbono en algunas masas del Atlántico profundo suponen un nuevo factor a tener en cuenta en los modelos biogeoquímicos. "Es probable que este carbono venga de material que sedimenta desde la superficie y se va solubilizando", han afirmado los investigadores.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress