A Pobra, la otra víctima del Chicle y del sensacionalismo de la prensa

|

Tres años después de la desaparición de Diana Quer y a las puertas del juicio por su asesinato, que acaba de ser atrasado unas semanasGaliciapress visita A Pobra do Caramiñal para profundizar e investigar el impacto que tuvo la desaparición de la joven en el municipio. Vecinos, negocios, Guardia Civil, gobierno local...todos ofrecen su punto de vista de las consecuencias que tuvo para el pueblo uno de los caso más mediáticos de la última década. En esta primera entrega sobre el impacto del caso Quer analizamos el impacto imagen de la villa, maltratada por el sensacionalismo que rodeó a todo el caso.


Familia Quer a pobra do caramiu00f1al

Diana López Pinel y Juan Carlos Quer, padres de Diana Quer, en A Pobra


A Pobra do Caramiñal no es el pueblo más conocido de España. No sale en los libros de historia y rara vez su nombre aparece destacado en los mapas. Tampoco es un pueblo que goce de una fama excesiva dentro de Galicia como sí pueden tener Sanxenxo o Combarro.


Sin embargo, no se puede decir que el nombre de A Pobra do Caramiñal resulte extraño. Muchos no lo relacionan directamente, pero algo en su cabeza les dice que les resulta familiar. Y entre las miradas de extrañeza de los forasteros, los pobrenses que salen de los límites municipales a veces se ven obligados a reducir muchas explicaciones a la mínima expresión para que los de fuera sepan situar en el mapa la localidad pobrense: “Es donde desapareció Diana Quer”.


Muchos vecinos tienen que recurrir a esa frase a modo de tarjeta de presentación para explicar dentro y fuera de Galicia de donde son, a pesar de que su pueblo resulte ser el puerto atunero más importante de Europa u hogar de Ramón María del Valle-Inclán. Lo hacen porque A Pobra se convirtió en un nido de periodistas desde el verano de 2016 y su nombre nunca ha terminado de abandonar del todo los medios de comunicación.


A pesar de ello, desde el gobierno municipal se sorprenden de que esto sea así e intentan huir de esa idea de que la gente tenga el nombre de la localidad asociado a un crimen, como ocurre con la valenciana Alcàsser. “No somos la nueva Alcàsser. Para nada. No es tan habitual que la gente de fuera asocie el nombre del municipio con este caso. Incluso cuando salgo fuera a ferias de turismo a veces hay quien relaciona el pueblo y el caso, pero otras veces tengo que explicar que eso sucedió aquí porque a la gente no es lo primero que le viene a la cabeza”, afirma Xosé Lois Piñeiro (Nós Pobra) , alcalde de la localidad.


En el mismo sentido, la concejala de Turismo, Charo Varela, comenta a Galiciapress que se se sorprende de que algunos vecinos tengan que explicar de donde son por medio de un tema de actualidad. “No tengo esa sensación y de hecho me sorprende que pueda ser así”, argumenta.


MIEDO E INCERTIDUMBRE

A todo esto contribuyó el sensacionalismo que durante el tiempo que estuvo abierto el caso campó a sus anchas por A Pobra, dando una imagen muy equivocada del municipio a nivel nacional. “Por entonces no se sabía si podía volver a pasar y había mucha preocupación...fue un momento complicado para el pueblo”, admiten desde el gobierno municipal, que también condicionan esa inquietud a la desinformación y en muchos casos a informaciones que apuntaban en la dirección incorrecta.


LOS FERIANTES, EN EL PUNTO DE MIRA

“En las fiestas del verano siguiente incluso hubo un cierto rechazo de cara a la gente encargada de los puestos y atracciones de la feria”, recuerda el alcalde Xosé Lois Piñeiro , ya que en los primeros momentos la investigación se centró en el gremio de los feriantes por los últimos mensajes que había enviado Diana Quer. 


“Me estoy acojonando, un gitano me está llamando. Decía: 'Morena, ven aquí'”. Ese fue el último testimonio de la madrileña y el que llevó a los investigadores a poner el foco sobre los trabajadores de la feria, que además tenían su campamento en una zona próxima al último punto conocido de Diana. El testimonio de los feriantes interrogados terminaría siendo determinante para esclarecer el caso. 


Por otro lado, cabe decir que el miedo de la población en aquel momento sí estaba justificado si echamos la vista atrás, porque lo que motivó la detención de ‘El Chicle’ y terminó de atar todos los cabos que lo relacionaban con la desaparición de la madrileña fue el intento de rapto denunciado por otra joven, de Boiro.


En el verano de 2017 José Enrique Abuín, aunque se encontraba en el radar de la policía, todavía estaba en la calle y la opinión pública desconocía la situación de una investigación que parecía en punto muerto. “Si existió un impacto en el pueblo fue motivado por esa espera de la investigación, que se prolongó desde agosto de 2016 hasta diciembre de 2017”, atribuye el alcalde.


UNA IMAGEN IRREAL

Con todo, lo que más molestó al municipio fue la imagen dada de la localidad por parte de los medios más sensacionalistas, sobre todo a raíz de un reportaje especial emitido en el canal ‘Cuatro’. “Hubo una reacción bastante negativa a partir de la emisión de ese programa”, comenta el regidor pobrense, que se resiste a calificar aquel espacio como “documental”.


Si bien aquel programa fue el que colmó la paciencia de un municipio que se vio superado por el número de cámaras en la zona, desde el ayuntamiento solo señalan a un sector muy concreto y advierten que “la inmensa mayoría de los medios” -salvo “algún ataque concreto o algún comentario fuera de tono”- “no siguieron ese juego”. “Pero hubo uno que fue excesivo”, lamenta Piñeiro, que tiene grabada a fuego una frase de aquel espacio de Cuatro: ‘Los habitantes de A Pobra están acostumbrados a ver el crimen y mirar hacia otro lado’.


“Fue alucinante”, critica el alcalde, que sin embargo sí tiene buenas palabras para la familia Quer.“Siempre hablaron muy bien del pueblo, siempre se sintieron muy bien acogidos y nunca manifestaron nada contrario a A Pobra. Eso también ayudó a luchar contra la imagen que intentaron trasladar algunos, pero no fue adelante”, justifica.


Diana quer prensa

Los medios de comunicación estuvieron durante semanas muy presentes en A Pobra 


EL SUSTRATO DE LA "FARIÑA"

La imagen dada por algunos medios en aquellos momentos no es muy distinta a la que impera en la actualidad sobre la vida en las Rías Baixas. La fama de que las Rías Baixas es uno de los accesos de la droga en el continente está más orientado a los problemas que tuvo la comarca y el conjunto de Galicia con la drogadicción en los años ochenta y principios de los noventa que con la realidad de hoy día.


Beneficiadas por el éxito de series como ‘Fariña’ las cadenas han explotado hasta el exceso el cliché de que localidades como A Pobra o Rianxo son capitales de la droga y el narcotráfico, cuando su índice de criminalidad no es especialmente significativo y sus vecinos son en su mayoría personas trabajadoras, con una economía enfocada a la pesca y al marisqueo y ajenas a las actividades delictivas que, como en cualquier otro punto de España, se puedan desarrollar en el municipio.


MUJER SOLTERA BLANCA 

Desde el gobierno local coinciden en que la atención que recibió el municipio por parte de los medios de comunicación fue excesiva, motivada por todos los componentes sensacionalistas que rodeaban al caso: una mujer joven de una familia pudiente desaparecida en extrañas circunstancias y en un caso que parecía irresoluble.


“Además poco a poco iban surgiendo informaciones nuevas, como cuando apareció por fin su móvil en Rianxo”, repone Piñeiro. Del mismo modo, la propia familia Quer era la que alentaba a los medios a seguir manteniendo el foco encendido en el caso. “Cuando pasa un caso de estos la familia tiene dos opciones: o permanecer en el anonimato o salir a la palestra. No voy a posicionarme, pero en un congreso de personas desaparecidas al que asistí había familiares que se arrepentían de no haberlo hecho, porque eso da la posibilidad de que el desaparecido siga presente en los medios y se pueda resolver su caso”, señala el alcalde pobrense.


En esa línea, la concejala de Turismo cree que esa decisión motivó a los medios a buscar “trapos sucios” dentro de la familia de la desaparecida.“Lo peor fue que salieron cosas sobre la familia y eso creo que nunca se debió tratar”, reprochó Varela, que volvió a reprender a la “prensa amarillista”. “No creo que sea necesario exhibir todo cuanto ocurre en este tipo de casos”, agregó el alcalde.


Diana lu00f3pez pinel

La familia Quer quiso que los medios mantuviesen de actualidad la busqueda


Con todo, la administración local confía en que el inicio del juicio no signifique otro episodio de mala prensa en la localidad. “El caso ya no se relaciona con nosotros”, subraya Piñeiro. 


El paso de los días dará o quitará la razón al alcalde, que no mira para otro lado ni con el crimen ni con el sensacionalismo. 

relacionada Suspendido el juicio por el crimen de Diana Quer hasta el 11 de noviembre
relacionada ¿Puede tener el Chicle un juicio justo tras la exposición mediática del caso Diana Quer?
relacionada El asesinato de Diana Quer llega a juicio con la petición de prisión permanente revisable para El Chicle
relacionada Suspendido el juicio por el crimen de Diana Quer hasta el 11 de noviembre

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress