Es la hora de una Europa de una sola velocidad

Carmen P. Flores

Iniciamos una nueva semana de confinamiento “casi “total, con más medidas restrictivas que la anterior, dada la situación de contagiados y muertos que se están produciendo. Un panorama que pone nerviosa a la ciudadanía. ¿Hasta cuándo?, hasta que un día, las autoridades competentes digan que se ha vencido al bicho. Será la noticia más esperada del mundo, la que deseamos todos que llegue lo antes posible.


Mauro sbicego z  s3qA Jv0 unsplash


Cada día se facilitan los datos sobre el número de nuevos contagiados, fallecidos y los que han sido dados de alta por haber conseguido doblegarle la mano “al bicho” que nos tiene con el alma en vilo. No me equivoco si afirmo que casi el total de la ciudadanía está pendiente de conocer la información. Es como la “llamita de luz” que espera que esos números bajen lo suficiente como para pensar que a este virus le queda pocos días de vida.  La realidad es bien distinta, las cosas siguen igual o peor que el día anterior, no es por desanimar, que todos estamos animados y llenos de esperanza de que esto llegará a su fin….


La pandemia no es solo un tema de España, no, es de todo el mundo y cada uno mira el lado que le interesa por la proximidad. En Europa, una vez más el tema de la solidaridad entre países, va por “barrios”. Vecinos que piensan en vecinos, y los hay que piensan en ellos mismos. ¿Esto es Europa?, ¿un grupo de intereses individuales?, esta Europa, en esta ocasión, en otras también parece “la casa de tócame Roque”, o lo que es lo mismo “sálvese quien pueda”. Entonces más de uno se preguntará ¿para qué queremos ser europeos?, para decir que lo somos. Las instituciones europeas, es decir los países que la forman  tienen que ponerse las pilas, arrimar el hombro y ayudar a los países que en este momento más lo necesitan, no echar más leña al fuego, porque si en esta ocasión de necesidad extrema de solidaridad no se ven los resultados, cuando todo esto haya pasado, los países afectados tendrán que hacer un nuevo planteamiento y las autoridades europeas cambiar el chip, sino, unos cuantos se plantearán su marcha, sí o sí.


Dice un refrán popular que “el movimiento se demuestra andando”, y ahora es el momento del movimiento para la Unión Europea. Es una situación que no puede esperar, ni quince días, ni una semana. O se ponen de acuerdo y las ayudas llegan, o habrá sido el gran fracaso, no es el único en los últimos tiempos de nuestras queridas autoridades. La solidaridad, y el tratar a todos los países integrantes de la misma manera, es la gran prioridad del momento. O lo hacen de una vez, o la credibilidad, que era poca, por cierto, seguirá bajando como la espuma de las olas que rompen en la arena.


Se ha terminado los países de primera, segunda y hasta de tercera. El sur existe y un gran trabajo que hacen esos países que lo conforman. El norte, no debe seguir siendo el de los privilegiados, los “niños bonitos” de una Europa de varias velocidades. Ya está bien de tanto miramiento, más aún con la pandemia que tenemos encima …. Europa sí, pero en igualdad de derechos para todos los países que la conforman. La pandemia marca el cambio de tercio de sus políticas ¿o no?.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress