Coronavirus y la gestión de la crisis

|

La declaración en Galicia de la Emergencia Sanitaria el pasado 15 de marzo del 2020 (DOG nº 51), hizo posible realizar una serie de actuaciones que el gobierno gallego puso en marcha de inmediato. Creó el Centro de Coordinación Operativa (Cecop) de la Emergencia Sanitaria en Galicia, el  frente del cual está el Sr. Feijóo. Las medidas puestas en marcha en esa resolución confinaban la población gallega en sus casas. Hacía una serie de excepciones: sanitarios, servicios de alimentación, gasolineras, etc. La cuestión principal era blindar Galicia de un posible contagio masivo de personas. ¿Qué sucedió? Que al no blindar Madrid, todos los territorios fuimos contagiados, en más o menos cantidad. Tenemos una generalización de casos, que podrían ser muchos menos si las autoridades españolas hubiesen decidido confinar la gente de Madrid y no permitir su traslado (masivo) a diferentes lugares del territorio de la península ibérica. En lugar de tener un problema para 7 millones de personas, se tuvo para 57 millones de personas (incluida Portugal).

            

Este artículo quiere ser una exposición de hechos,  constructivo, del problema, tratando de explicar cómo llegamos a esta situación y quiénes son los y las responsables de la misma. No se puede poner el Sr. Feijóo como solución de la Emergencia Sanitaria cuando forma parte de la causa que ocasionó las dificultades para resolverlo. Por supuesto no es responsable del coronavirus… pero sí de las decisiones tomadas previamente, que dieron lugar a que estemos como estamos y suceda lo  que está sucediendo.

            

El Sistema Sanitario Público Gallego es lo que debía afrontar con garantías la crisis y la alarma social de la Pandemia del Coronavirus COVID-19. La incorporación de la sanidad privada a las labores de ayuda está también recogido en la declaración de Emergencia Sanitaria. Pero debemos preguntarnos: ¿por qué llegamos a este punto de descontrol en Galicia, fiándolo todo a quedarnos en casa...y a la suerte?

            

Sabemos que la pandemia del coronavirus, puso en evidencia la política de recortes del Sistema Sanitario Público Gallego (y por supuesto en otros muchos lugares) y puso de manifiesto la política de potenciación de las privatizaciones llevadas a cabo por el gobierno de Núñez Feijóo; limitó la capacidad de la Sanidad Pública Gallega para hacer frente eficientemente a la actual Emergencia Sanitaria. Los recursos necesarios para planificar estrategias y movilizar lo necesario para hacer frente a las emergencias sanitarias fueron externalizados a multinacionales sanitarias, que ahora tienen la información y los datos epidemiológicos.

            

La Atención Primaria sufrió en gran medida esta política, por lo que apenas cuenta con los recursos y equipos necesarios para prestar una atención de salud basada en la promoción y en la prevención de la misma. La marginación de los servicios de Salud Pública es evidente, no cuentan con los recursos necesarios y están  descoordinados con los niveles asistenciales de las Áreas Sanitarias (que tampoco tienen la estructura y organización idónea).

            

El PP está desmantelando los hospitales comarcales, con cierres de los servicios necesarios para acercar la atención hospitalaria a la población más dispersa y envejecida que vive en el rural, lo mismo que con las ambulancias necesarias para trasladar enfermos afectados de manera urgente a los centros sanitarios (las últimas muertes así lo atestiguan).

            

La angustia y ansiedad de la población afectada en una crisis requieren de profesionales y servicios de Salud Mental, con los que apenas cuenta el Sistema Sanitario Público en Galicia.

            

Solo los recursos de la Sanidad Pública, que no tienen como finalidad el negocio empresarial privado, son los que pueden garantizar y proteger la salud de la población, lo que dejó de manifiesto la emergencia actual. Los centros privados derivan a los enfermos afectados a los centros públicos y cobran (y cobrarán) cantidades   desorbitantes por tratar  a los enfermos y por realizar pruebas que van a ser pagadas por la Sanidad Pública.

           

Es curioso, escuchar al Sr. Feijóo dar las gracias, día sí y día también, a los “profesionales sanitarios",  esos  mismos que  él, que su política de recortes durante sus 11 años de mandato, hizo que trabajasen más, por menos, al no substituir  a los profesionales ausentes. La precariedad laboral, llevó la que muchos profesionales de Galicia, que fueron formados durante muchos años en las universidades y escuelas gallegas, con dinero gallego, huyesen de Galicia para trabajar en lugares donde el sistema sanitario de turno los tratara mejor que en Galicia. Estos lugares, sin gastar un euro en su formación,  se hacen con profesionales de primer nivel (solo tienen que pagarle la/el traductor/a) y así, poder atender, de forma idónea, a sus poblaciones. Y mientras, Galicia queda sin profesionales y  los que están tienen que trabajar en unas condiciones de precariedad (los  afectados hablan de esclavitud): contratos de horas cuando van a ser días, contratos de lunes a viernes, en puestos de ancha duración, para ahorrarse el sábado y el domingo, cientos de contratos sucesivos estando en la misma plaza, etc. Todo esto lo hizo la persona que ahora le da las gracias de forma hipócrita y que no se cree nadie de loss que trabajan en el SERGAS.  Por esto, es primordial, que debemos apoyar todos (y no de boquilla) al Sistema Sanitario Público Gallego y a sus profesionales, por el trabajo que realizan, en condiciones muy difíciles y sin los medios necesarios. El esfuerzo, dedicación y profesionalidad, queda de manifiesto en su actuación en la Pandemia del Coronavirus.

            

Mientras ciertos individuos canalizan su ira hacia las víctimas del sistema, los verdaderos responsables de su crisis pueden vivir bien tranquilos, porque ni los pacientes enfervorecidos ni los recortes en Sanidad les afectarán lo más mínimo.

            

¿Qué debemos hacer en el próximo gobierno que salga de las próximas elecciones (que esperemos no sea un nuevo mandato del PP, pues muy mal iremos)? Recuperar y ampliar los recursos sanitarios públicos y acabar con la política de recortes, privatizaciones y desmantelamiento del Sistema Sanitario Público Gallego.

            

Debemos restituir en el sistema los instrumentos necesarios para garantizar la salud, la promoción y prevención y una planificación sanitaria basada en una información en manos públicas. Construir un Nuevo Modelo de Atención Primaria en Galicia es la tarea principal y tenemos los mimbres a través del Consejo Técnico de Atención Primaria de Galicia, donde 250 personas, en 15 Comisiones Sectoriales, trabajaron a destajo y tienen los instrumentos para construir la Sanidad Gallega del futuro… y por consenso.

1 Comentarios

1

Al autor de este artículo se le "olvida" que los máximos responsables de la situación en la que nos encontramos no son los gobiernos autonómicos,sino el gobierno central,ése que está formado por rojos y populistas bolivarianos unidos a independentistas y terroristas. Éste es el que tenía toda la información sobre el covid19 antes de la manifestación del 8M,y permitió que se celebrase,y por ende todos los actos públicos deportivos y culturales. Cómo les gusta a éstos articulistas baratos de pica monta defender lo indefendible.

escrito por Eldemoniodetasmania 19/may/20    08:00

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress