¿Porqué fallecieron más de 50 ancianos de los 162 residentes de Domusvi San Lázaro en Santiago?

|

El pleno del Ayuntamiento aprueba dos resoluciones para pedir una investigación sobre la gestión del coronavirus en las residencias privadas


"Gracias a tener un móvil propio, un lujo en aquellos días en la que dirección no informaba de nada, percibió que balbuceaba y se encontraba mal. Esta familia consiguió que la derivaran al CHUS, donde dio positivo. Esta persona falleció a los tres días sin haberse diagnosticado siquiera de COVID en [la residencia de] San Lázaro. Todos juntos, repito todos juntos tenemos que evitar estos hechos si queremos llamarnos de nuevo una sociedad civilizada. No puede  repetirse de ninguna manera que una persona sea derivada o no al hospital en función de su edad. Todos somos iguales".


Son palabras de Javier Quián, portavoz de las familias de los residentes de DomusVi San Lázaro de Santiago de Compostela. Las pronunció en el pleno municipal, que aprobó dos iniciativas para reclamar que se investigue lo sucedido en estas instalaciones durante la pandemia.


Fabiola García, conselleira de Política Social, empezó su mandato visitando una residencia privada, la de DomusVi en Ribeira, en esta imagen de la Xunta aparece junto a la CEO de la empresa Josefina Fernández


Fabiola García, conselleira de Política Social, empezó su mandato visitando una residencia privada, la de DomusVi en Ribeira, en esta imagen de la Xunta aparece junto a la CEO de la empresa Josefina Fernández  


Más de 50 residentes han fallecido hasta ahora, según cálculos de los familiares.  Domus Vi San Lázaro tiene 156 plazas. Es decir, han muerto casi uno de cada tres ancianos. Hay que recordar que, tal como informó Galiciapress en 2019, los familiares alertaron de falta de medios mucho antes de que apareciese el coronavirus. 


Al menos desde la primavera de 2019 había quejas de los trabajadores de esta cadena de residencias  y de los familiares. Tres de las cuatro residencias con más fallecidos en Galicia son de DomusVi: la de San Lázaro (Santiago), Aldán (Cangas) y Barreiro (Vigo).


La Xunta sólo intervino las dos últimas citadas. La asociación de familiares reclamó la intervención de la residencia el 7 de abril, cuando oficialmente había 14 fallecidos.


APOYO EN EL PLENO, PERO CON MATICES EN EL PP

Ayer fueron los coprotagonistas del pleno municipal.  han pedido este jueves la unión de todos los implicados, desde la sociedad a las administraciones, para "cambiar radicalmente el modelo de atención" a la tercera edad y evitar que un rebrote en la enfermedad repita lo sucedido en este tipo de centros en Galicia y en España, relata Europa Press.


"Todos juntos tenemos que evitar que ocurran de nuevo estos hechos si queremos llamarnos una sociedad civilizada", ha dicho un portavoz del colectivo, Javier Quián, durante una intervención en el pleno del Ayuntamiento de Santiago, donde este jueves se debatían dos mociones para solicitar una investigación sobre los fallecimientos a causa del coronavirus en residencias privadas.

Al inicio de la sesión ha tomado la palabra un representante de los familiares de usuarios de la residencia de San Lázaro, donde 50 usuarios perdieron la vida y un centenar se infectó de coronavirus, según ha narrado, buscando "darle voz a esta tragedia".

El portavoz ha contado que el 16 de marzo, desde esta residencia se derivó al hospital clínico a un residente, que "volvió diagnosticado" de COVID-19. Sin embargo, "en lugar de tener un protocolo de aislamiento en la planta baja, de enfermería", ha contado, "se llevó a la segunda planta, aislándola también, pero poniendo en riesgo a otros 60 usuarios". "El virus se extendió a otras plantas y la gente que estaba aislada se infectó también", ha narrado.

Tras agradecer el "gran esfuerzo de todos los trabajadores", el portavoz ha instado a "trabajar todos juntos" para "corregir cosas" y que, en caso de un rebrote de la dolencia, "cosas como esta no vuelvan a producirse".

"Urge cambiar radicalmente el modelo de protección de los ancianos", ha dicho el interviniente, para quien las residencias "fueron creadas para protegerlos", pero "se han convertido" hoy en día "en cárceles donde esperan la muerte". "Dejen a un lado motivos políticos para aprender de los errores aprendidos", ha reclamado.

DOS INICIATIVAS
El pleno municipal de este jueves ha debatido dos mociones relacionadas con los fallecimientos en las residencias de ancianos durante la pandemia de COVID-19, que han sido aprobadas.

Una de ellas, que reclamaba a la Xunta y al Parlamento que investiguen la gestión de las residencias privadas en este ámbito, fue presentada de manera conjunta por los grupos de BNG, Compostela Aberta y PSOE, y aprobada con la abstención del PP. La moción presentada por el PP, que eliminaba las críticas a la gestión privada y defendía la labor de la Xunta, ha salido adelante con los votos de este grupo y la abstención de los restantes.

Durante el debate, la socialista Mila Castro ha dicho que "ha llegado el momento de reflexionar y rendir cuentas", así como de "apostar por todo lo que es necesario cambiar" en este ámbito. Para la edil, lo sucedido en las residencias durante la crisis de la COVID-19 "expone de forma dramática sus carencias" y la "nefasta gestión" del ámbito privado.

Este "problema sanitario", ha añadido, "puso encima de la mesa la privatización" de estos centros y las "condiciones de precariedad en las que trabajan sus profesionales", con "definiciones graves en la gestión" y falta "de inspección y control". "Es necesario poner el trabajo de los cuidados en el centro", ha añadido la concejala, que ha criticado un "modelo frágil" que debería "corregirse".

Por su parte, la portavoz del BNG, Goretti Sanmartín, ha criticado que, en la gestión de esta crisis en las residencias privadas gallegas, a la Xunta "le faltó rapidez", algo que derivó en una "situación dramática".

Sanmartín, que ha acusado al Gobierno gallego de "dejación de funciones", ha asegurado que las familias de los internos han tenido estos meses "dificultad de acceder a los datos" y ha recordado que los muertos en residencias suponen casi la mitad de los fallecidos por esta pandemia en la comunidad. "Con la atención de los mayores no se puede hacer negocio", ha zanjado.

En la misma línea, el portavoz de Compostela Aberta, Martiño Noriega, ha apostado por abrir el debate en relación a "como se pueden definir los espacios de lucro y de negocio en ámbitos sensibles como son la sanidad y los cuidados". "¿Debe existir el beneficio? yo defiendo que no", ha zanjado.

Finalmente, la popular Beatriz Cigarrán ha admitido que es necesario investigar lo ocurrido y "seguir trabajando en la aplicación y efectividad de los protocolos". No obstante, ha acusado a los otros grupos de "politizar la sanidad" y ha defendido el funcionamiento del modelo de colaboración público privado, al tiempo que ha precisado que la Xunta "asumió la tutela de las residencias desde el primer momento".

CENSO DE MAYORES
Por otra parte, el pleno de Santiago ha aprobado, con los votos a favor de PP y BNG y la abstención de Compostela Aberta y PSOE, la realización de un registro de personas mayores que viven solas en la ciudad, con el objetivo de diagnosticar su situación y favorecer su atención en caso de que tengan necesidades.

La iniciativa ha sido defendida por la edil popular María Castelao, que ha reivindicado la necesidad de poner el foco, especialmente tras la pandemia de COVID-19, en este colectivo, para "poner a su disposición los recursos que necesiten", así como para evitar "tristes desenlaces", como es el caso de aquellos mayores que fallecen solos en sus domicilios.

La iniciativa ha contado con el voto favorable del BNG, cuya portavoz, Goretti Sanmartín, ha considerado esta herramienta "necesaria" para una "ciudad muy envejecida" como Santiago de Compostela.

Sin embargo, Compostela Aberta se ha abstenido alegando que se trata de una "iniciativa sesgada". Frente a ella, Martiño Noriega ha reclamado la puesta en marcha de "políticas públicas que apuesten por blindar los cuidados" y por "hacer frente a la crisis demográfica". "Aunque no tenemos ningún inconveniente en que se haga", ha aclarado el portavoz.

Finalmente, el grupo socialista también se ha abstenido en la votación, después de defender durante el debate el trabajo que ya ha hecho el gobierno local en este ámbito.

relacionada Condiciones próximas al esclavismo en 29 residencias para mayores, denuncian familiares y trabajadores
relacionada ¿Están bien los mayores en las residencias? Trabajadoras hablan de "esclavismo", familiares de falta de personal y DomusVi rebate las críticas
relacionada Xunta toma el control de las residencias de DomusVi en Cangas y Vigo, que suman 176 positivos

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress