​Preocupación en O Barbanza por el rebrote de coronavirus y la llegada de viajeros procedentes de otras autonomías “desde hace semanas”

Los vecinos de la comarca de la Ría de Arousa se muestran preocupados por el brote en la zona -nueve casos confirmados- y la posibilidad de que estos episodios de casos “importados” se vuelvan una constante en una región que recibe miles de turistas cada verano. 


|

Los vecinos de esta comarca de la Ría de Arousa se muestran preocupados por el brote en la zona -nueve casos confirmados- y la posibilidad de que estos episodios de casos “importados” se vuelvan una constante en una área que recibe miles de turistas cada verano.


El fin del estado de alarma y la libre circulación por todo el Estado provocará la llegada de visitantes al área en los próximos días. En Ribeira, la localidad más afectada con ocho casos positivos confirmados de momento, no han dado marcha atrás con la reapertura de los parques infantiles. A Pobra do Caramiñal, por el contrario, y pese a contar con solo un caso de los nueve confirmados por el SERGAS, sí ha decidido no celebrar las hogueras públicas de San Juan.


Turistas

Galicia, en alerta por los casos importados por turistas


El brote se produce después de la llegada a Ribeira de una persona, considerada en estos momentos como el “paciente cero” del brote, procedente de Brasil. Sin presentar síntomas -dio negativo en la prueba de PCR y positivo en la de anticuerpos- y después de aterrizar en Lisboa, este ciudadano transmitió, según la versión que la Xunta ve más probable, la enfermedad a su hija una vez en Ribeira, que dio positivo el pasado viernes. Las sospechas del Servizo Galego de Saúde van dirigidas  pues aun caso “importado”, algo que ha contribuído a un leve repunte en la comunidad en cuanto a los casos activos en total.


En total se han realizado 24 pruebas y desde el SERGAS insisten en que el sistema de rastreo "parece haber funcionado", lo que ha permitido buscar contactos y realizar pruebas en un plazo "muy corto” de tiempo. No obstante, ninguno de los nueve casos confirmados -ocho en Ribeira y uno en la vecina A Pobra do Caramiñal- ha tenido que ser ingresado. Estos nuevos casos permanecerán en cuarentena un total de 14 días y bajo vigilancia diaria.


EL RIESGO DE LOS CASOS IMPORTADOS

Para comprender la importancia del trasiego internacional, hay que tener en cuenta que las investigaciones de las autoridades chinas sobre el rebrote de la enfermedad en Pekin apuntan a que el virus llegó a la capital del gigante asiático desde Europa y que es una cepa distinta a la original de Wuhan. Sudamérica es a día de hoy el punto más caliente de la pandemia. Algunos países, como Argentina, tienen restringidos sus vuelos internacionales.


Sin embargo, en Brasil no se han tomado tantas medidas para cortar los contagios, pese a contabilizar más de un millar de afectados y cerca de 50.000 fallecidos,  unos mil solo  el domingo. Portugal ha permitido las conexiones con Brasil durante la crisis, lo que ha facilitado este rebrote en Galicia. España, en cambio, solo ha programado vuelos con Sudamérica para facilitar la repatriación de ciudadanos españoles varados en aquel continente. La reapertura total del tránsito de viajeros de un lado a otro del Atlántico dependerá, en última instancia, de la Unión Europea.


El miedo de la administración gallega es que estos episodios, si bien es previsible que se reproduzcan de forma puntual, los provoquen turistas procedentes de comunidades más golpeadas por la pandemia. Los ciudadanos Madrid, País Vasco o Cataluña, algunas de las autonomías que registraron más casos activos, tienen en la costa gallega uno de sus destinos vacacionales más populares. Esto ha provocado reticencias en la Xunta, que hizo públicas el presidente Feijóo, y que despertó la crítica de miembros de parte de la oposición y de algunos propio partido, que censuraron sus palabras porque entendían contribuían a una ‘madrileñofobia’ que Feijóo rechaza. También otras fuerzas, como el BNG, han pedido más controles a los que llegan de fuera de Galicia.


Ayuso y feijóo

Feijóo recibió críticas desde su propio partido por sus palabras, que podían alentar la "madrileñofobia"


El presidente autonómico declaró recientemente que todos los turistas serán “bienvenidos” a Galicia y que todos los visitantes tienen garantizada la asistencia sanitaria. Además, la Xunta ha incorporado un teléfono de atención para atender a aquellos que muestren síntomas. En cambio, desde el SERGAS dicen no poder hacer nada sobre el turismo extranjero y las medidas de prevención en este ámbito al ser “competencia exclusiva del Estado”.


¿’MADRILEÑOFOBIA’ EN O BARBANZA?

Los vecinos de la comarca llevan semanas advirtiendo de la presencia de personas llegadas desde otras comunidades. En este sentido, muchos se preguntan cómo es posible que se produzca este rebrote en Galicia si la persona sospechosa de ser el transmisor primigenio de la enfermedad llegó al país desde Lisboa, cuando la frontera entre España y Portugal permanece cerrada y no reabrirá a la libre circulación hasta el 1 de julio. De hecho, algunos cuestionan la efectividad de los controles fronterizos. No obstante, las autoridades no pueden impedir el regreso de españoles a su país de origen.


El principal temor en la zona es que, con el levantamiento del estado de alarma y al permitir la libre circulación de personas en todo el Estado, Galicia y las Rías Baixas, destino predilecto de muchos turistas foráneos, se conviertan en un potencial epicentro de nuevos contagios.


O Barbanza es, además, una zona que ha crecido como destino turístico en los últimos años. En la comarca el turismo que ha ido ganando más peso en los últimos años es el de viviendas turísticas o segundas residencias. Muchas familias -que además responden a un perfil concreto: familias con poder adquisitivo, con una casa de verano en la localidad o vínculos familiares en la zona-  veranean año tras año en la comarca.


El propio concello de A Pobra, uno de los municipios donde más se ha reproducido este tipo de “turismo familiar”, se refería a los visitantes de la localidad hace unos meses en una conversación para este medio como “tranquilos, que buscan la playa y que vienen para pasar un periodo de al menos 15 días”. No obstante, apuntaron que esta tendencia temporal se había ido reduciendo en las últimas temporadas, pasando a “turismo de una semana”. 


Además, cabe destacar que muchos turistas llegan a la Ría de Arousa cada verano en embarcaciones particulares procedentes de distintas partes de Europa, como Francia o Alemania, países de la zona Schengen y que desde ayer tienen abiertas las vías para el tráfico turístico con España. Trabajadores de la hostelería también apuntaron para este medio que, por lo general, se trata de “un turismo de gente con dinero”.


Con todo, en caso de un rebrote más fuerte en la zona, la asistencia en el Hospital del Barbanza parece garantizada. Fuentes del complejo hospitalario comarcal afirman que, en estos momentos, la actividad en el hospital es baja y que poco a poco van recuperando la normalidad en lo referido a la atención de pacientes. Pese a todo, desde el Gobierno de A Pobra han decidido ponerse la venda antes que la herida y aunque era uno de los pocos municipios que autorizaban las hogueras públicas para este San Juan finalmente la administración pobrense ha decidido suspender los festejos del día 23 como medida preventiva, pese a que recalcan que el brote “está controlado”. 





relacionada El leve repunte del coronavirus en Galicia se debe sobre todo a positivos en las áreas de A Coruña y Santiago
relacionada ​Ribeira mantiene la apertura de sus parques infantiles pese a ser el epicentro de un brote de Covid-19
relacionada Rebrote coronavirus en O Barbanza: El SERGAS sigue buscando contactos del gallego que volvió de Brasil a Ribeira

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE