"Que Endesa no engañe; los escollos son salvables", dice Ana Pena, concelleira de Industria de As Pontes

|

El anuncio de Endesa del cierre de la central térmica de As Pontes sin opciones para mantener la actividad con el biocombustible pilló a la localidad con la pierna cambiada, a pesar de que era algo que se venía mascando hace tiempo. Ya en frío y a medida que van digiriendo la noticia, en el gobierno local la primera reacción es mantenerse en la primera línea de fuego y presentar batalla contra el cierre. 


A las críticas del alcalde de As Pontes, el socialista Valentín González Formoso, se suma ahora Ana María Pena Purriños, concelleira de Industria, que en esta entrevista para Galiciapress reprocha a Endesa su actitud tras, dice, saltarse los procedimientos pactados. Pena pide a la Xunta que tenga muy presente la situación del municipio y de la comarca de cara a los proyectos tractores que se lanzarán con los fondos europeos que lleguen al hilo del coronavirus.


Ana pena as pontes

Ana Pena, concelleira de Industria | Foto: Lorena Tenreiro Concello das Pontes de García Rodíguez


El martes Endesa puso el punto y final a la crónica de una muerte anunciada desde hace más de año y medio: el cierre de la central térmica de As Pontes. En el acta de defunción, que la compañía hizo llegar a todo el mundo - salvo al comité técnico que compone la Mesa de Análisis de Resultados en la que están presentes el Concello de As Pontes, la Xunta y el Ministerio de Transición Ecológica -  Endesa esgrime que la decisión del cierre está motivada por la inviabilidad de operar con biocombustibles, por lo que no es posible mantener la actividad por criterios “ambientales, técnicos y económicos”.


El anuncio no es una sorpresa en su fondo pero sí en sus formas, que han despertado el malestar de muchos. Primero porque es un informe que llega muy tarde y segundo porque lo hace contraviniendo el protocolo establecido. Para Ana Pena, concelleira de Industria de As Pontes de García Rodríguez, este solo fue otro capítulo del doble juego practicado por Endesa a lo largo de todo este penoso proceso, en el que la presión social fue la que obligó a la energética a hacer las pruebas de biocombustibles cuando se inclinó desde primera hora por el cierre.


“No fue ninguna sorpresa. Solo deja claro sus malas formas al presentar los resultados de forma unilateral al saltarse el procedimiento establecido”, critica Pena, que hace un mes ya advirtió en otra entrevista para este mismo medio que en ningún momento percibió “una voluntad real por parte de Endesa” para sacar desencallar la situación.


“El informe al no presentarse ante el comité técnico no fue consensuado. En la tarde del martes presentó su informe y lo lanzó a los medios teniendo en cuenta únicamente sus conclusiones”, comentan desde el gobierno local. Unas conclusiones en las que destaca especialmente el impacto ambiental que supone el uso de biocombustibles, como la cantidad de cenizas que produciría o los valores en la emisión de mercurio. Escollos “salvables” según el criterio de los técnicos de las administraciones, cuyos informes indican que existe una “viabilidad para la central”.


"QUE ENDESA NO MANIPULE, QUE NO ENGAÑE"

Para ello, es cierto, habría que solventar estos problemas, algo que en cifras Endesa eleva a una inversión superior a los 600 millones de euros. Una cifra astronómica y, para el gobierno municipal, alejada de la realidad en un primer vistazo. “Tenemos esa percepción, pero son los técnicos los encargados de valorar y resolver esto”, puntualiza Pena, antes de subrayar que en todo caso es fundamental que Endesa “no manipule, no engañe, porque era evidente su actitud que demostraba su falta de interés y que no había buena voluntad”.


Estas sospechas podrían despejarse el próximo martes cuando se celebre la reunión del comité técnico, en donde “se analizará punto por punto cada uno de los argumentos de Endesa y veremos si la opinión de los técnicos de las administraciones sigue siendo la misma o si cambian sus criterios”. “Tenemos nuestras serias dudas de que Endesa no haya vuelto a elaborar un informe como hizo en la primera ocasión con el primer informe que presentó donde la información estaba, a todas luces, manipulada y tergiversada para inflar unos costes que realmente no tenían por qué ser asumidos”, insiste Pena.


Por otro lado, esta reunión del comité técnico se celebrará, casi con toda seguridad, entre los reproches cruzados de las distintas administraciones implicadas. La primera en disparar fue la Xunta de Galicia, que nada más conocer la noticia culpó al Estado del cierre por la “caótica transición energética” que está llevando a cabo. Para la conselleira de Industria, sin embargo, “no es momento de buscar culpables, sino soluciones”.



Somos conscientes de que la descarbonización es una realidad y un hecho dirigido para el conjunto de Europa. Entendiendo esto, y teniendo en cuenta que el futuro pasa por las renovables y no por el carbón, lo que pedimos es buscar una solución alternativa para la central térmica y que pase por ser respetuosa con el medioambiente, que cumpla los criterios económicos y por una viabilidad técnica que haga asumible el proyecto”, argumenta Pena.


NUEVAS OPCIONES INDUSTRIALES

Las opciones que se plantean ahora para mantener a flote el municipio pasan buscar nuevas oportunidades industriales, como las energías renovables o la planta de viscosa que programa la Xunta y para la que la propia Pena postuló al municipio como el enclave ideal para acoger ese proyecto. No obstante, de momento, según Pena, no hay avances concretos en ninguna dirección después de que el Gobierno de Galicia haya presentado sus propuestas para las ayudas europeas.


A día de hoy no tenemos confirmación oficial de que la ubicación para esos proyectos sea As Pontes, pero tenemos el convencimiento de ser una localización idónea para muchas industrias por los recursos naturales que tenemos a nuestro alcance”, manifiesta el gobierno pontés. Con todo, lo que sí exigen es un esfuerzo de la Xunta para que tenga en cuenta en esa decisión la situación crítica de la comarca, donde cierres como el de Endesa, el de Siemens Gamesa o el de Alu Ibérica ha dejado muy deprimida su economía “tradicionalmente industrial y que necesita de las instituciones para superar este bache”.


“Pedimos al Ministerio y a la Xunta colaboración y poner toda la carne en el asador para buscar alternativas industriales para As Pontes si efectivamente se concluye que no existe una viabilidad o si la conclusión de las próximas reuniones es que aunque sí sea viable Endesa sigue decidida a no asumirlo, pues que las administraciones trabajen para buscar alguna alternativa o posibles inversores interesados en sacar adelante este proyecto”, reclama Pena.


En ese orden, esta llamada a nuevos proyectos industriales no compite con el paso dado por Endesa de activar el plan Futur-e para la búsqueda de proyectos empresariales que consigan desarrollar económicamente la zona y generar empleo con el fin de amortiguar el impacto del cierre. El fin es que a través de un concurso internacional de ideas participen empresas, instituciones y otros agentes públicos y privados que presenten alternativas para crear empleos sostenibles en las instalaciones de la antigua térmica.


Pena recalca que esto es un plan “complementario”. “Que el proyecto de biocombustibles salga o no adelante no es óbice para apostar por otras industrias y reforzar la economía del lugar con proyectos complementarios”, afirman desde consistorio local, a la vez que coinciden en que el plan Futur-e es positivo para la zona y que responde “a una deuda que Endesa tiene con toda la sociedad pontesa”.


"VAMOS A DAR BATALLA HASTA EL ÚLTIMO DÍA"

Los más de 2.000 empleos puestos en juego por el futuro de la planta siguen con atención el devenir de este proceso, toda vez que las industrias auxiliares y los transportistas se verán arrastrados por esta decisión. Desde el comité de empresa comentaban recientemente para Galiciapress que las consecuencias que el cierre tendría para el municipio obligaría a muchos vecinos a emigrar en busca de trabajo. Este éxodo y la amenaza de la muerte lenta de la localidad si esta se queda sin su principal motor económico es ahora el titán al que se miden desde el Concello encabezado por Valentín González Formoso, también presidente de la Diputación de A Coruña.


La concelleira de Industria no esconde su preocupación por este asunto. La pérdida población y la pérdida de empleo van de la mano en esta crisis, así como la “repercusión económica que el cierre puede tener sobre las arcas municipales y el empleo que se sostiene desde el Concello”. “¿Cuál es la alternativa para estos empleos? Eso es lo que planteamos y pedimos a Endesa. Si se decide de forma unánime desde el comité técnico que no es viable el uso de biocombustibles, Endesa debe aportar alternativas reales, no planes eólicos que al final no tienen ningún tipo de repercusión laboral ni económica sobre As Pontes”, considera Pena.



De momento es pronto para saber cuáles serán los siguientes pasos a dar y desde el Concello todavía están sentando las bases de los próximos movimientos a la espera de que se celebré el encuentro del comité técnico el próximo martes y de la Mesa de Transición con la participación de todas las administraciones, que tendrá lugar el próximo jueves. “Aunque por la premura de momento no hay planteadas movilizaciones sí que tenemos muy claro que no nos vamos a quedar callados, que no vamos a pasar porque Endesa manipule la información o pretenda engañar al pueblo. Vamos a pelear hasta el último momento para que ofrezcan una alternativa industrial y dar la batalla hasta el último día”, zanja con decisión Pena.

relacionada El PSdeG rechaza el anuncio "unilateral" de Endesa y pide alternativas al carbón que mantengan en el empleo en As Pontes
relacionada El BNG ve "inaceptable" el cierre de la central de As Pontes y exige buscar "alternativas viables"
relacionada UGT rechaza el cierre de la central de As Pontes y pide al Gobierno convocar la mesa de trabajo

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress