Galicia amplía a 115 municipios las restricciones máximas mientras se aviva el debate por el toque de queda

|

Un bar cerrado en Xinzo de Limia, Ourense.

Esta medianoche han entrado en vigor las nuevas medidas impuestas por la Xunta para tratar de contener la pandemia de covid-19, que pasan por extender a un total de 115 ayuntamientos --el 72% de la población-- las restricciones máximas, así como introducir medidas excepcionales de cierre total de la hostelería al público y cese de actividades no esenciales en Xinzo, Verín y Arteixo, donde los casos superan el millar por 100.000 habitantes a 14 días.

Todo este proceso tiene lugar en un escenario de continuo incremento de casos, que suman más de un millar de contagios al día en las últimas jornadas, y en pleno debate sobre la posibilidad de adelantar aún más el toque de queda --una opción que demandan varias comunidades, entre ellas Galicia, y a la que el Gobierno central por ahora no ha accedido--.

Hace una semana, la Xunta lo rebajó una hora, hasta las 22,00, para toda Galicia, lo mínimo que, actualmente, permite el estado de alarma. Como había avanzado el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, la Xunta demandó adelantarlo más en la reunión estatal de la interterritorial sanitaria de este miércoles, al igual que otras comunidades, pero el Gobierno central, por el momento, no ha accedido.

En concreto, Feijóo defendió que situar el toque de queda "en el entorno de las 20,00 horas, o entre las 20,00 y las 21,00 horas" e incluso ampliarlo más y fijarlo "entre las 18,00 y las 19,00 horas" en ayuntamientos cuya evolución epidemiológica sea más negativa.

55 MUNICIPIOS MÁS EN MÁXIMAS RESTRICCIONES
En todo caso, este jueves las que sí han entrado en vigor son las modificaciones en las medidas restrictivas para intentar detener la escalada de la covid-19 en aquellos municipios con índices superiores a los 250 casos por 100.000 habitantes a 14 días.

En concreto, se han incorporado a este nivel máximo de alerta 55 ayuntamientos, entre ellos las ciudades de Vigo y Pontevedra, con lo que ya son 115 los municipios gallegos sometidos a las restricciones máximas. En ellos, la hostelería solo puede servir en terraza, con un aforo del 50% hasta las 18,00 horas y mantener el servicio a domicilio o de recogida hasta la medianoche. Además, se aplican reducciones de aforo y suspensión de ciertas actividades.

Un caso especial lo suponen los ayuntamientos de Xinzo, Viveiro y Arteixo, que, por la evolución "explosiva" que ha tenido la covid-19 en las últimas semanas, sufren desde esta medianoche medidas excepcionales, como el cierre total de la hostelería al público --sí podrán mantener actividad a domicilio o de recogida-- y suspensión de actividades no esenciales, como gimnasios, cines, auditorios, teatros o bibliotecas.

Estos 115 municipios con restricciones, más la ciudad de Lugo, tienen además vigente un cierre perimetral de forma individualizada, de modo que nadie podrá entrar o salir de ellos sin causa justificada, por motivos laborales, escolares, de salud o para el cuidado de dependientes, entre otros.

El caso de la ciudad de Lugo es excepcional entre estos municipios, dado que, por su evolución epidemiológica, es la única ciudad que todavía permanece en nivel medio-alto --en el que están los restantes ayuntamientos gallegos--. Ello implica que los locales de hostelería pueden atender en el interior al 30% y al 50% en terraza. La limitación de movilidad --que no rige en el resto de municipios en nivel medio-alto-- se le aplica por un criterio de prudencia dado su volumen de población y la posible movilidad de sus habitantes.

LOCALIDADES PERIMETRADAS
Con ello, según las nuevas restricciones, en la provincia de A Coruña quedan con movilidad cerrada de forma individual los ayuntamientos de A Baña, Abengondo, A Coruña, A Laracha, Ames, A Pobra do Caramiñal, Arteixo, Arzúa, Betanzos, Boiro, Cabana de Bergantiños, Cabanas, Camariñas, Cambre, Carballo, Cariño, Cedeira, Cee, Cerceda, Cerdido, Coristanco, Culleredo, Dodro, Dumbría, Fene, Laxe, Mañón, Melide, Moeche, Mugardos, Muxía, Narón, Neda, Negreira, Noia, Oleiros, Ordes, Oroso, Ortigueira, Outes, Oza-Cesuras, Padrón, Pontedeume, Porto do Son, Rianxo, Ribeira, Rois, Sada, San Sadurniño, Santiago de Compostela, Sobrado, Teo, Trazo, Touro, Val do Dubra, Valdoviño, Vilasantar y Vimianzo.

Por su parte, en la provincia de Pontevedra quedan perimetrados A Cañiza, A Estrada, A Guarda, A Illa de Arousa, A Lama, Arbo, As Neves, Baiona, Bueu, Caldas de Reis, Catoira, Crecente, Cuntis, Forcarei, Gondomar, Meis, Moaña, Mondariz, Moraña, Mos, Nigrán, Oia, O Porriño, O Rosal, Poio, Ponteareas, Pontecesures, Pontevedra, Redondela, Salceda de Caselas, Salvaterra de Miño, Silleda, Tomiño, Tui, Valga, Vigo, Vilagarcía y Vilanova de Arousa.

En el caso de la provincia de Ourense, el cierre afecta a Allariz, Barbadás, Monterrei, O Carballiño, Ourense, Verín, Xinzo, Celanova, Porqueira, Ribadavia, Trasmiras y Vilar de Santos; mientras que en la de Lugo está vigente en Burela, Cervo, O Vicedo, Vilalba, Viveiro y Xove, además de Lugo ciudad.

SIN VESTUARIOS Y COMPETICIONES SUSPENDIDAS
Por otra parte, estas nuevas medidas también afectan al ámbito deportivo en dos aspectos: la suspensión de las competiciones de ámbito autonómico y la supresión del uso de vestuarios en los gimnasios.

En concreto, el decreto de nuevas medidas para frenar la evolución de la covid-19 que ha entrado en vigor incluye la prohibición de uso de vestuarios y zonas de ducha de gimnasios e instalaciones deportivas excepto "en los casos estrictamente necesarios".

En estas situaciones excepcionales, añade, podrán "habilitarse espacios auxiliares" para este fin. Estos espacios serán ocupados por un máximo de una persona --excepto aquellas que precisen asistencia-- y deberá procederse a la limpieza y desinfección inmediatamente después de cada uso, así como a la finalización de la jornada.

La práctica de la actividad física y deportiva no federada al aire libre podrá realizarse de forma individual o colectiva hasta un máximo de cuatro personas convivientes o no, excluido el monitor.

Del mismo modo, en las instalaciones y centros deportivos se podrá realizar actividad deportiva de forma individual o colectiva con un máximo de cuatro personas, sean o no conviventes, excluido el monitor, sin contacto físico y siempre que no se supere el cincuenta por ciento de la capacidad máxima permitida.

Como ya avanzó el conselleiro, Julio García Comesaña, quedan suspendidas las competiciones deportivas de nivel autonómico y los entrenamientos tendrán las mismas limitaciones que para los deportistas no federados, esto es, máximo de cuatro personas convivientes o no y respetando tanto los cierres perimetrales vigentes como el toque de queda nocturno.

Por su parte, las competiciones deportivas federadas de nivel nacional y sus entrenamientos se desarrollarán de acuerdo con lo establecido por la administración competente y de conformidad con las limitaciones establecidas en los protocolos federativos correspondientes.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress