​El otro 'o noso derbi' de Nico González


|

El hijo de Fran, leyenda del deportivismo, se mide al Celta de Vigo, eterno rival del Deportivo de La Coruña.


Nico gonzález

Nico González | Foto: EP


Hoy en Balaídos hay dos a los que el partido contra el Celta de Vigo no será uno de tantos. El primero de todos es Sergi, que luego de dirigir el empate contra el Alavés y ganar la “final” de Kiev, entrenará al Barça por última vez, ahora que se ha concretado el fichaje de Xavi para el banquillo culé. El otro es Nico González, una de las pocas notas positivas en este arranque de curso en Can Barça y que estará especialmente exigido en este partido.


Nico lleva dos partidos a muy buen nivel, demostrando que aunque en la camiseta lleva el 28, lo que denota que todavía es un jugador que no está asentado en el primer equipo, está hecho para hacerse un sitio en el once y convertirse en una figura importante durante la próxima década. El gallego es, a sus 19 años, una de las perlas de La Masía, y junto a Ansu Fati, Gavi, Eric García o Balde está llamado a comandar la renovación del club.


Pero Nico es, antes que futbolista, hijo de leyenda. Nico todavía no se ha despegado de la etiqueta “hijo de Fran”, historia del Deportivo de La Coruña, internacional con España y sombra de un muchacho que destinado a hacer todavía más grande el apellido González. Con ADN deportivista, aunque sin haber pasado por Abegondo, el partido en Balaídos supone un momento especial para Nico, ya que lo enfrenta al eterno rival de su padre, al que se midió en no pocas ocasiones, en partidos frenéticos y cargados de tensión.


Aquellos SuperDépor contra el EuroCelta eran choques de trenes en donde la sangre llegaba al río más veces de las que nos gustaría acordarnos. A Nico, no obstante, parece no ir con él esa excitación sobre el verde. Su fútbol es pausado y sobrio, sin excesos pero siempre elegante y sereno.


Contra el Dinamo fue uno de los motores del Barça, completando los 90 minutos y siendo uno de los jugadores que más influyó en el juego de los azulgranas. Para la posteridad queda un control orientado con la espuela con el que se zafó de un rival para luego quebrar a otro contrario. Un movimiento rompecaderas que él ejecutó con la naturalidad del que hace eso todos los días.


Sacrificado atrás, con talento y superdotado en el aspecto táctico, a Nico ni le quema el balón ni siente la presión a sus insultantes 19 primaveras. A lo mejor se anima a tirar a puerta y consigue su primer gol en la élite. De ser así, superaría a su padre: en más de 20 partidos nunca le hizo gol al Celta. Momento de superar al maestro.   






Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE