El celtismo carga contra Carlos Mouriño ante la despedida amarga de Denis Suárez: "Ha sido un placer"


|

El centrocampista parece mandar un último mensaje a la afición de Balaídos en redes sociales después de dar la victoria a los celestes en el último partido en casa.


La continuidad de Denis Suárez en Vigo depende de una oferta del Celta, que parece bloqueada por Carlos Mouriño, su presidente, cerrado en banda a negociar con la agencia del de Salceda de Caselas.


Denis Suu00e1rez beso

Denis Suárez en el gol al Elche | Foto: @DenisSuarez6


"El celtismo está por encima de cualquier persona. Gracias por esta temporada. Ha sido un placer. Sempre Celta". Con este escueto y enigmático mensaje, Denis Suárez parece poner punto y final a su estancia en Vigo. El regreso a casa del hijo pródigo se cierra con un final amargo para ambas partes: Denis, integrado en el equipo y emblema del club, no parece querer irse; el Celta, necesitado de un talento como el suyo, tampoco quiere desprenderse de él


Pero el orgullo todo lo puede, o eso parece, ya que el presidente de la entidad, Carlos Mouriño, no está dispuesto a dar su brazo a torcer y retomar las conversaciones para renovar al centrocampista. 


¡QUE LE CORTEN LA CABEZA!

No importa que Balaídos entero y a coro cante "Denis quédate" o "Denis sí; Mouriño no", ni la pitada que el mandatario se llevó de la platea en el homenaje a Nolito, ni que Iago Aspas salga en rueda de prensa y afirme que ha intercedido para tratar de convencer a Mouriño de que renueve al futbolista, ni que el 'Chacho' Coudet considere al canterano un jugador indispensable tanto en su once como en su proyecto, ni que el propio Denis se haya ofrecido a encabezar las negociaciones y sentarse solo con Mouriño a pactar las condiciones del nuevo contrato...


Carlos Mouriño exige la cabeza de sus representantes, Intermedia Sport Group. Así lleva siendo toda la temporada, cuando se dinamitaron todos los puentes entre la agencia del jugador y la cúpula del club celtiña. 


Y no es el rendimiento de Denis ni sus exigencias lo que han hecho romper con la agencia. El motivo hay que buscarlo en un niño de diez años. Bryan Bugarín era una de las mayores promesas de la factoría celtiña y había muchas esperanzas depositadas en este chico que brillaba en todos los torneos menores. Tanto lució que el Real Madrid llamó a su puerta y la agencia negoció con el club blanco para llevarse a Bugarín a la capital. Mouriño acusó a la empresa de representación de "mercadear con niños" y rompió las relaciones entre las dos entidades. 


EN SU MEJOR MOMENTO

En A Sede solo ven como única salida la venta del 6 del Celta, antes de que se vaya por la puerta de atrás y gratis. La alta ficha de Denis, otro motivo para no mover ni un dedo para que siga ligado al club. 


C0n 28 años, Denis estaría ahora mismo en su plenitud como profesional, y los últimos partidos demuestran que puede asumir galones y liderar a un equipo muy dependiente de Iago Aspas -el curso 22/23 lo arrancará con 35 años- y sin relevo en el altar de ídolos del celtismo, toda vez que Santi Mina se ha caído de ese pedestal y su salida de la entidad se da por hecha.


Con 4 goles -todos ellos ganadores y ante su público- y 6 asistencias, el récord de Denis con la casaca olívica es de más de cien partidos, cinco dianas más de una veintena de pases de gol. 


LAS NOVIAS DE DENIS

Pretendientes a Denis no le faltan: Villarreal o Real Sociedad están atentos a lo que ocurra con él, ya que no solo es una oportunidad de mercado, sino que también un recambio para Lo Celso y Silva. Incluso el Sevilla tantea la opción de incorporarlo. 


Tanto el submarino como los hispalenses cuentan con la "ventaja" de que Denis ya conoce el club y puede guardar buen recuerdo de su estancia La Cerámica o en el Pizjuán. También el Calcio se interesó en su día por llevarse su talento a Italia. 


Con todo, tampoco su salida parece muy fácil. Los clubes saben que tienen una posición de poder sobre el Celta, que no quiere a Denis en su equipo, y tratarán de llevárselo al mejor precio, por debajo de su valor de mercado. Mouriño no contempla regateos y prefiere desterrar a Denis a la grada un año antes que malvender al jugador, por mucho que este sea el único escenario posible.


Mientras, el que pagará los caprichos de unos y otros es el incondicional celtiña, harto de ver como vienen y van fichajes y promesas, como el equipo lleva años sin carburar y sin alcanzar los objetivos, como las leyendas se apagan poco a poco y como besos, como los que ayer Denis dio al escudo del club de su vida, acabarán en otras camisetas, peleando por otros propósitos, muy lejos de Vigo. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE