Máquinas inteligentes y sensores: el nuevo paradigma de la industria digital

Pablo Rodríguez Canfranc
Economista

En un entorno de profundas transformaciones como este que vivimos, hablar de revoluciones puede parecer redundante, y sin embargo, la metamorfosis que está empezando a experimentar el sector industrial a raíz de la penetración de los avances tecnológicos va a trastocar por completo nuestro concepto heredado del siglo XX de lo que es una fábrica.


Hasta el momento Internet ha supuesto un apoyo al proceso de producción tradicional, pero no ha implicado un cambio en el modelo de negocio o en la propia estructura de la actividad. Las empresas utilizan las comunicaciones electrónicas, tienen páginas web, algunas incluso hacen marketing a través de redes sociales, mientras sus cadenas de producción funcionan en lo esencial como toda la vida.


Pero en poco tiempo no reconoceremos la planta industrial tradicional. La tendencia actual es integrar en el proceso productivo las tecnologías de operaciones y las tecnologías de la información, o en otras palabras, unir el mundo digital y el físico en lo que se conoce como sistemas ciberfísicos, buscando obtener una mayor eficiencia, nuevos servicios y también nuevas oportunidades de crecimiento no convencional.


La publicación de Fundación Telefónica Internet Industrial. Máquinas inteligentes en un mundo de sensores aborda los escenarios de futuro que dibuja este cambio que en breve inundará como una ola las plantas fabriles. Y lo primero que describe son los motores tecnológicos del salto disruptivo. Se trata de una serie de tendencias tecnológicas actuando de forma combinada: los sensores, las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), el Internet de las Cosas (IoT), la analítica de datos, las máquinas inteligentes y las tecnologías de fabricación personalizada.


¿Qué papel juega cada actor en este nuevo escenario de la industria? Los sensores captan información relevante para poder ajustar las máquinas en tiempo real o para poder detectar fallos en su funcionamiento. Las TIC aportan la nube y las comunicaciones inalámbricas para poder disponer de servicios de forma deslocalizada. El Internet de las Cosas consigue que los objetos se comuniquen configurando fábricas inteligentes. La analítica de datos ordena y pone en valor la avalancha de información recogida, el Big Data. Las máquinas inteligentes pueden dirigir entornos de elementos, haciéndolos funcionar de manera coordinada, como puede ser una célula de fabricación, un sistema logístico o incluso una factoría completa. Y las nuevas tecnologías de fabricación, como las impresoras 3D, pueden fabricar de forma automática y en pequeñas cantidades gran variedad de productos personalizados y de gran complejidad.


Como explica Brian Palmer, el consejero delegado de la nueva División de Herramientas Digitales de General Electric Oil & Gas, su empresa va a dedicar mil millones de dólares al Internet industrial y se trata de una apuesta muy fuerte que, en sus palabras, “indica que esto va en serio, que este es nuestro futuro”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress