Galicia no está ‘equipada’ para la desestacionalización del fuego

|

Incendioforestal 2


La asociación ATRIFOGA --que comprende un total de 436 trabajadores públicos del Servicio de Incendios de la Consellaría do Medio Rural (SPDCIF)-- viene de alertar, a través de un comunicado, de la “preocupante falta de dotación de personal y medios” ante la “imparable desestacionalización de los incendios forestales en Galicia” que, a juicio del colectivo, “deja en manos de la improvisación” su propagación ante la “escaseza de recursos” que la Consellaría de Medio Rural dedica durante los meses de invierno a prevención y extinción de incendios.


En la desestacionalización de los incendios juegan un papel protagonista las condiciones meteorológicas inusuales de este invierno, subraya ATRIFOGA. Entre ellas están el bajo nivel de humedad, el viento y el estado de sequedad de la biomasa vegetal y del suelo, con heladas continuas que “secan la vegetación y la convierten en combustible inflamable”, lo que ha provocado que en pleno mes de diciembre “tengamos noticias continuas de incendios en las Comarcas del Deza, A Paradanta, Barbanza, Terra de Melide, Ferrol, Sarria, Terra Chá, Os Ancares” y un largo etcétera que enumera el portavoz del recién constituido colectivo, Luís González.


González advierte además que estos incendios suelen pasar desapercibidos a la opinión pública puesto que la Consellaría tiene una política de comunicación por la cual “solo informa de incendios que superen las 20 hectáreas”, mientras omite la existencia de los más pequeños que “son superiores en número”.


“No arde sólo en el verano, sino también en épocas en las que, por cuestiones de meteorología, y debido al cambio climático que está sufriendo el Planeta, se producen oleadas de incendios que provocan graves y cuantiosas pérdidas ecológicas, económicas y sociales”, asegura González.


Además, el colectivo señala que “curiosamente” los incendios que tienen lugar cada invierno afectan “casi siempre” a las mismas zonas, como por ejemplo Chandrexa de Queixa (Ourense) inmersa en la Red Natura, a los que habría que sumar “otros que se produjeron en comarcas como Ortegal y la Mariña Lucense”.


No solo hay incendios en invierno, que además afectan generalmente a las mismas zonas, según ATRIFOGA, sino que algunos de los más voraces fuegos que devoran nuestro patrimonio natural se produjeron precisamente en meses de invierno y primavera. “Conviene recordar, por sus semejanzas orográficas y climatológicas con Galicia, la avalancha de incendios que sufrió la cornisa cantábrica precisamente en diciembre de 2015, y que afectó a miles de hectáreas, muchas de ellas con gran valor ecológico”.


Sin salir de las fronteras gallegas, en marzo de 2012 tuvo lugar aquel fuego que asoló las Fragas do Eume, el bosque atlántico mejor conservado de Europa. En aquel incendio ardieron 800 hectáreas, casi la mitad en zona de especial reserva natural. “Fue un auténtico atentado y desastre de gran calado medioambiental”, afirma González, que recuerda asimismo “la intensa actividad incendiaria que tanto en verano como en invierno convierte al Parque Natural da Serra do Xurés, en la Baixa Limia, en un paraje desolador”.


FALTA DE PLANIFICACIÓN


El colectivo señala que, pese a la evidencia de una desestacionalización de los fuegos forestales, tan dependientes del clima que este invierno nos dejó temperaturas de 20 grados en pleno diciembre, la Consellaría de Medio Rural mantiene su “clara actitud de primar solo la extinción, descuidando las labores básicas de prevención”.


De esta forma, ATRIFOGA incide en que, el pasado 30 de septiembre, Medio Rural procedió a cesar de empleo y sueldo a 436 trabajadores con contratos de tres meses e hizo lo propio con otros 626 empleados con contratos de 9 meses en noviembre, dejando el Servicio de Incendios “bajo minimos” y aumentando el “riesgo” para el resto de trabajadores que tienen que cubrir todos los turnos, algo que este colectivo considera “imposible”.


“Medio Rural sostiene que existe un dispositivo bastante amplio que cubre toda CCAA de Galicia cuando, en estos meses de otoño-invierno, el personal laboral total desciende a 877 trabajadores”, de los cuales, indica González, “únicamente son personal de campo 82 conductores de motobombas y 576 bomberos forestales”.


Además, señalan que las brigadas forestales, que “teóricamente deberían estar compuestas de 7 bomberos”, se ven a menudo muy mermadas por cuestiones como libranzas, bajas o permisos, por lo que los distritos forestales sin suficientes medios se ven obligados a movilizar personal de distritos “cercanos”. Si bien está práctica está dentro de la normalidad, González cuestiona la cercanía de tales distritos que en ocasiones están a “distancias considerables” que incrementan los tiempos de reacción, tan determinantes en la extinción del fuego.


A juicio de ATRIFOGA, esta “ausencia de previsión y planificación” pone de manifiesto la “cuestionable gestión” que Medio Rural hace del Servicio de Incendios, “dejando todo a manos de la improvisación”, lo cual no solo tiene consecuencias a nivel laboral, ecológico y social, sino que además facilita la propagación del fuego e incrementa los tiempos y gastos derivados de la extinción, por lo cual el argumento económico para la ausencia de contratación en invierno no acaba de convencer a ATRIFOGA: “Cae por su propio peso que esta no es la cuestión”.


Por todo ello el colectivo reitera su petición de que Medio Rural recapacite sobre su política en cuanto al Servicio de Incendios y empiece a priorizar la prevención, con la consecuente prolongación de los contratos de los empleados del servicio que trabajan únicamente durante el periodo denominado de alto riesgo y padecen “desprotección social” el resto del año.

relacionada ​Nace a Asociación de Traballadores de Incendios Forestais de Galicia ATRIFOGA
relacionada Bombeiros forestais condenados a traballar só tres meses

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress