​La sequía deja al descubierto los vestigios del antiguo pueblo de Portomarín, en Belesar

|

Portomarinbelesarsequavestigiospuebloasolagado


La sequía que vive Galicia ha dejado al descubierto los vestigios del antiguo pueblo lucense de Portomarín y que, salvo por esta situación excepcional, se encuentra bajo las aguas embalsadas de la presa de Belesar.


El embalse se encuentra, según las propias palabras del alcalde de este municipio, Juan Serrano, "extraordinariamente vacío", con la media "más baja de los últimos diez años". 


"Lo que es cierto es que en esta época del año lo normal es que estuviera anegado el antiguo Portomarín, pero está asomando el viejo pueblo", ha descrito.


La situación poco usual del embalse, bajo "mínimos" --un 12 por ciento, según sus cálculos--, provocada por la falta de lluvias en las últimas semanas en Galicia, permite incluso, ha dicho el alcalde, "circular y bajar con coche" a la antigua villa.


"En algunos sitios se puede pasar a pie, como antiguamente en que casi podías pasar del barrio de San Juan al de San Pedro sin mojarte", ha descrito.


DOS BARRIOS Y TRASLADO PIEDRA A PIEDRA


La antigua villa de Portomarín, que le debe a los romanos en el siglo II la construcción de su primer puente que fue aprovechado por los peregrinos para el Camino de Santiago, estaba dividida por el río Miño en dos barrios.


Portomarín el nuevo se creó a mediados del siglo XX en las tierras altas del Monte do Cristo, en la margen derecha del río Miño, mientras que la vieja villa quedó bajo las aguas del embalse.


El patrimonio monumental, recoge la historia del ayuntamiento, fue trasladado piedra a piedra hasta su actual emplazamiento. Así, se desplazaron las iglesias de San Nicolás, San Pedro y algunos pazos del siglo XVI, como el del Conde da Maza (XVI) y el Pazo dos Pimentales o de Berbeteros (XVII).


El primitivo pueblo está bajo las aguas del embalse, cuyas obras se iniciaron en el año 1956, 13 años después (1946) de haber sido declarada Conjunto Histórico Artístico. La cola de la presa, de más de 40 kilómetros, sumergió la antigua villa y el nuevo Portomarín nació en 1962.

relacionada Á vista as localidades anegadas de Ribó e A Hermida
relacionada Medio Ambiente confía en que las lluvias aumenten los embalses y ríos gallegos
relacionada A Xunta activa a prealerta por seca hidrolóxica

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress