​El atestado de Santiago indica que la policía cargó tras ser agredida "con botellas y petardos"

|





El atestado policial de los altercados que se produjeron en Santiago el pasado miércoles en una manifestación posterior al desalojo de un local okupado como centro social indica que los policías recurrieron a las cargas para proteger "su integridad" y la de los viandantes tras ser "golpeados" y recibir "el impacto de botellas y petardos".


El documento señala que en la concentración había unas 500 personas y que, sobre las 20,10 horas, un grupo "de 50 o 60" con las caras "embozadas con capuchas y pasamontañas, así como portando tablones de madera" se pusieron "a la cabeza" de la misma "jaleando e incitando a los demás" para que les siguieran.


A continuación, relata como la concentración se convirtió en manifestación y como agentes se colocaron a la cabeza de la misma por orden del jefe del dispositivo.


Añade que, cuando la manifestación recorría la Rúa do Preguntoiro, el grupo de "encapuchados" que estaba a la cabeza, bajaron "los palos" que portaban poniéndolos "a la manera de lanzas" y "cargaron directamente" contra los funcionarios situados delante.


En ese momento, agrega que "fueron arrojados contra la fuerza actuante botellas y petardos, llegando a impactar algunos objetos" contra los funcionarios.


Fue entonces, sigue el atestado, cuando se procedió a "iniciar una intervención orgánica con defensa para proteger la vida e integridad física de los funcionarios actuantes, dado que eran golpeados y clavados con los palos".


DETENCIÓN Y AGRESIÓN CON UNA ESTACA DE MADERA


El documento policial incide en que se pidieron refuerzos, toda vez que los "agresores" de los anteriores agentes continuaban lanzando "piedras, botellas, petardos y bengalas". En este punto, se procedió a una nueva intervención para "proteger la integridad física" de los policías, así como a "viandantes que se encontraban en el lugar, ajenos a la manifestación".


Relata, a renglón seguido, que un hombre "embozado con pasamontañas y capucha" agrede "con una estaca de madera" a un policía, llegando a "partírsela en la cabeza".


Tras observar lo sucedido con su compañero, otro agente procede a la detención del agresor, que "portaba en sus manos la estaca de madera partida en dos partes, con los que intentó agredir también a este funcionario".


Le informa, subraya el atestado, de que se le detiene por "atestado y desórdenes públicos", así como de los derechos que le asisten de forma verbal. En el cacheo se le incautan "una botella de vidrio y dos piedras del tipo usado en las líneas de ferrocarril".


"GUERRILLA URBANA"


Tras "disgregar" la manifestación, el atestado señala que, en grupos más pequeños, organizaron "una guerrilla urbana en las calles aledañas" a la Praza de Cervantes. "En la misma, se ayudan con el volcado de contenedores y lanzamiento de botellas de cristal contra los actuantes y piedras, así como el incendio de contenedores", subraya.


También hace constar que se pidió la presencia de los bomberos para el sofoco de los focos incendiarios y que varios locales de hostelería tuvieron que retirar sillas y mesas.


El orden quedó restablecido, continúa el documento, sobre las 21,30 horas y se pidió la presencia de la Policía Científica para recoger imágenes y vídeos con los daños sobre el mobiliario urbano, entre otras cuestiones. Seis agentes resultaron heridos.


PARTES MÉDICOS


El atestado incorpora los partes médicos de los agentes que resultaron heridos, atendidos en el centro médico de La Rosaleda, y que reflejan que sufrieron, entre otras lesiones, contusiones en las manos, hematomas y una otalgia tras exposición a sonido intenso.


A uno de ellos se le inmovilizó un dedo con una férula de yeso.


EL SUP PIDE QUE LOS AGENTES SEAN CONDECORADOS


Por su parte, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha solicitado que los agentes que participaron en el dispositivo del pasado martes en Santiago sean condecorados por el "excelente trabajo realizado" durante los disturbios registrados en el Casco Histórico de la capital gallega, donde "a pesar" de contar "con un número reducido de efectivos prestaron un excelente servicio a la sociedad".


A través de un comunicado emitido este jueves, el SUP ha reclamado que los agentes de la Policía Nacional que participaron en el dispositivo "reciban una recompensa" y que ésta "se lleve a cabo en la ciudad donde ocurrieron los hechos".


De este modo, el SUP defiende que los agentes realizaron "una intervención ejemplar" en unos altercados que, según el sindicato, se saldaron con "un detenido y seis policías heridos, de los cuales, actualmente cinco permanecen de baja laboral a consecuencia de las lesiones sufridas".

relacionada ​Tensión, pero sin disturbios en una nueva protesta en Santiago por el desalojo
relacionada Un detenido y cargas policiales en una protesta por el cierre de un local okupa en Santiago
relacionada ​La Policía, tras los disturbios en Santiago: "Ya venían con ganas de fiesta"

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress