La sequía obliga a llevar agua en camiones cisterna a municipios de Ourense

|

CisternaaxegaCamión cisterna 'nodriza' de la Axega.


Los Ayuntamientos de Ourense, especialmente en las comarcas de A Limia y el oriente de la provincia, han incrementado este verano las peticiones de camiones cisterna para afrontar la falta de agua debido a la sequía y al incremento de la población durante el verano, según ha explicado la Diputación de Ourense.


Ante la situación, los alcaldes de las zonas más afectadas apelan a "un consumo responsable" por parte de los vecinos y estudian la puesta en marcha de diversas medidas (nuevas captaciones, un incremento de los precios según el consumo) para afrontar los picos de consumo durante el período estival.


De este modo, el diputado de Cooperación en la Diputación de Ourense, Pablo Pérez, ha explicado a Europa Press que este mes de agosto se ha "constatado" un "aumento de la demanda" de transporte de agua a los depósitos provinciales por parte de ayuntamientos "de A Limia y el oriente" de la provincia.


Se trata de un servicio que se ofrece en colaboración con el Consorcio Provincial de Incendios "para los ayuntamientos que se encuentran en una situación de extrema necesidad" y "exclusivamente" para poblaciones "que no pueden cubrir el consumo humano".


Para ello se emplea la flota de vehículos de los parques de Bomberos de Xinzo, Verín y O Carballiño, que cuentan con una capacidad de más de 4.000 litros. Además, Pérez ha explicado que existe un "vehículo nodriza" con capacidad de 25.000 litros, gestionado por la Axencia Galega de Emerxencias (Axega).


AUMENTAN LAS PETICIONES


El responsable de Cooperación ha señalado que este verano se han enviado vehículos cisterna a los ayuntamientos de Petín y Vilamartín de Valdeorras, donde se procedió a bombear agua desde el río; a Xinzo de Limia, Os Blancos y Vilardevós.


Además, ha dicho tener constancia de que otros ayuntamientos "han hablado por su cuenta" con transportistas autorizados para rellenar sus depósitos de agua.


Ante un posible agravamiento de la situación debido a la sequía, la Institución provincial ha apuntado a la necesidad de "buscar alternativas" como nuevas captaciones y aprovechar las inversiones del Plan de Obras del ente provincial.


En esta línea, la Confederación Hidrográfica del Miño Sil (CHMS) ha confirmado que los ayuntamientos de A Rúa y Petín han solicitado cambiar sus puntos de captación debido al agotamiento de sus recursos actuales. Por su parte, Ribadavia ha demandado una nueva captación y Vilamartín de Valdeorras ha adelantado que pedirá una autorización temporal para abastecer las localidades de Arcos y Valdegodos.


ABASTECIMIENTO "GARANTIZADO"


Con todo, la CHMS ha insistido en que el abastecimiento a las grandes ciudades "está garantizado, por el momento" tal y como señalaba su presidente, Francisco Marín, el pasado mes de julio, tras confirmar la situación de prealerta de sequía que vive la demarcación.


Y es que durante el último año hidrológico las precipitaciones en Ourense se han situado un 37% por debajo de la media histórica y los embalses de la provincia se encuentran a un 56,01% de su capacidad máxima, un 0,29% menos que la semana anterior y un 20,48% menos que el agua embalsada hace un año.


Pese a todo, la CHMS ha insistido en que una situación de alerta en Galicia no supondrá restricciones para las grandes ciudades y para las localidades que recogen sus aguas de presas aguas arriba de sus ríos, aunque sí podría haber "algún corte de suministro" en las villas y localidades que toman sus aguas en la cabecera de los ríos o de manantiales.


MEDIDAS DE LOS AYUNTAMIENTOS


El teniente alcalde de Verín, Diego Lourenzo, ha confirmado que este año "no se han cerrado las compuertas del río" Támega para su uso como piscina "por un problema importante de caudal".


Aunque en la actualidad la limpieza de calles y riego de jardines "está asegurada por dos manantiales" el Ayuntamiento estudia "hacer una captación de agua a través de un pozo, a 150 metros del río".


El alcalde de Vilardevós, Manuel Cardoso, ha explicado que las fiestas de agosto "han puesto al límite" el servicio de agua.


Aunque "se llegó a plantear un corte de agua", el ayuntamiento resolvió la situación con el traslado de 56.000 litros de agua por parte de ocho camiones de bomberos al depósito municipal.


"No recuerdo nunca una sequía así", ha señalado el regidor, que confía en que el descenso de población por el paso de las fiestas y el final de las vacaciones "alivie" la situación del municipio.


También ha pedido a los vecinos que "eviten el consumo excesivo" y no usen el agua para regar sus huertos y jardines.


Una situación similar relata el alcalde de Trasmiras, Emilio Pazos, que confirma que el mayor consumo de agua se produce a partir de las siete de la tarde, cuando algunos vecinos aprovechan el agua de la traída para su producción agraria o ganadera.


El ayuntamiento ha sufrido este verano dos cortes, uno por avería y otro por falta de suministro.

relacionada La sequía no provocará problemas de abastecimiento de agua en las ciudades gallegas
relacionada ​La sequía deja al descubierto los vestigios del antiguo pueblo de Portomarín, en Belesar
relacionada A Xunta activa a prealerta por seca hidrolóxica

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress