Otro periodista en el banquillo

Manuel Fernando González Iglesias

Jordi Ballart Marc Cadevall Marc Armengol Eva Candela Xavier Cardona


Este miércoles 13 de diciembre me toca banquillo en los Juzgados de Terrassa. Gajes de esta bendita profesión en la que tratamos de explicar las cosas a través de las noticias que publicamos, y además admitimos opiniones de todos los talantes con el único fin de que el lector tenga delante de sus ojos la pluralidad de criterios que se barajan en una sociedad tan convulsa como es la actual.


Naturalmente los políticos profesionales reciben la mayor parte de las críticas, porque ellos acaparan la mayor cuota de poder real que decide la vida, mala vida diría yo, de todos los ciudadanos. El colectivo ISIDORO es un grupo de intelectuales, periodistas, y profesionales liberales que con cierta frecuencia y en un tono ácrata y vallinclanesco editorializa sobre el día a día de esos políticos que se sientan en el Congreso, en los Parlamentos o en los Ayuntamientos.


Isidoro se trasmuta en la imagen del famoso personaje de los dibujos animados de la infancia de muchos de nosotros y desempeña sobre el papel la figura del gato del editor gallego que firma estas líneas. Es un gato comilón y sibarita que, sobre todo, se cachondea de las metidas de pata sus víctimas, exagerando intencionada y malévolamente sus decisiones como gestor público.


Los artículos de ISIDORO los suele escribir el que mejor o los que mejor conocen el tema que se va a tratar. Nunca se inventan los motivos y siempre se deja la crítica en un menos y no un más al personaje. Por supuesto, al criticado se le da el derecho de réplica y también se le deja un espacio en el faldón, como en cualquiera de las noticias que publicamos, para que el lector se desahogue a gusto.


Pues bien, a Jordi Ballart, ahora ex alcalde de Terrassa, no le gustó uno de los ya populares "Miols de Isidoro" y nos denunció ante los tribunales en compañía de varios de los cargos socialistas que había nombrado a dedo durante su mandato.


Por lo que parece, atentamos contra su honor por llamarle incompetente (este es el artículo en cuestión) y a sus recomendados, parientes todos ellos de antiguos destacados sociatas o amigos suyos, pues eso, que habían sido nombrados digitalmente. Como pueden comprobar los que ahora se llaman presos políticos, algunos socialistas catalanes son tan sensibles a la crítica como el que más, sin que la Ejecutiva de este partido abra la boca o se excuse por semejante atentado a la libertad de expresión de un medio de comunicación en el que siempre han tenido la presencia que han considerado conveniente.


Como este editor se niega a decir quiénes son los autores últimos del muy merecido artículo al que me refiero, he tenido que asumir el papel de acusado y sentarme en el banquillo. Confío en que la Justicia me juzgue con imparcialidad y que este Niño Ballart no se salga con la suya, ahora que ya le ha dicho a su ex partido, el PSC, que se da de baja como militante y como alcalde -a mi entender, el peor que ha tenido Terrassa en los último cuarenta años-.


Otro detalle en estos pleitos: los "presuntos delincuentes" acudimos pagándonos el letrado de la defensa de nuestro bolsillo. Al señor Ballart y a sus amigos les defiende una letrada que paga el Municipio de Terrassa porque trabaja en el mismo. O sea: gane o pierda, gratis total. Es la diferencia que hay entre un periodista de la Transición y un niñato metido en política gracias a los buenos oficios de su papá.


En fin, que un periodista más al banquillo y con petición individualizada de indemnizaciones suculentas para los demandantes.


Otro más. ¿Hasta cuándo?



Artículo publicado originalmente en catalunyapress.es

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress