La nueva ola deja a Galicia a las puertas de los 800 hospitalizados por Covid-19, pero van a ser muchos más

Desde el sábado, momento de la última actualización, los enfermos de coronavirus en planta han pasado de los 667 a los 771 de hoy. Son 104 más de una actualización a otra en apenas 48 horas. En las UCI hay 25 ingresados -tres más-. Lo peor es que todavía no parece que hayamos tocado techo. Con todo, y aunque en su conjunto se mantienen al alza, algunos indicadores se relajan paricalmente. Especialmente los contagios, que se "reducen" a 753. Es la cifra más baja en seis días tras una racha en la que se han superado los 1.000 contagios diarios de forma sistemática. Al tiempo, hoy bajan los casos activos, con 997 menos de una sola tacada. 


|

Desde el sábado, momento de la última actualización, los enfermos de coronavirus en planta han pasado de los 667 a los 771 de hoy. Son 104 más de una actualización a otra en apenas 48 horas. En las UCI hay 25 ingresados -tres más-. Lo peor es que todavía no parece que hayamos tocado techo. 

 

Con todo, y aunque en su conjunto se mantienen al alza, algunos indicadores se relajan parcialmente. Especialmente los contagios, que se "reducen" a 753. Es la cifra más baja en seis días tras una racha en la que se han superado los 1.000 contagios diarios de forma sistemática. Al tiempo, hoy bajan los casos activos, con 997 menos de una sola tacada. 

 

El descenso es significativo, pero también es habitual durante el fin de semana. Lo cierto es que con la tendencia que ha dibujado hasta ahora, todo parece indicar que el número de casos activos crecerá a lo largo de esta semana. El apartado de los óbitos no ha sufrido modificación alguna desde el sábado, pero también esto es habitual durante el fin de semana. 

 

 

Miremos a donde miremos, las cifras hoy son malas, muy malas, y lleva siendo así varios días. La tendencia, insistimos, es al alza. Las reuniones, la alta movilidad y la relajación del conjunto de la sociedad no ayudan a contener una ola con rasgos de expansión que recuerdan a la de Navidad, aunque por entonces el sistema de la Xunta, recordamos, era distinto. Es importante recordar que, el 20 de enero de 2022, había más de 80.000 casos activos de coronavirus en Galicia. 

 

La incidencia acumulada semanal sube trece puntos hasta 366 positivos por 100.000 habitantes.  La incidencia acumulada a 14 días también crece, aunque de manera más disimulada con solo ocho puntos, hasta los 631 casos por 100.000 habitantes. Los dos índices de transmisión llevan al alza desde principios de mayo. Tras cierta desaceleración por el puente, cuando se distorsionaron los datos parcialmente por los festivos, empiezan a crecer otra vez a más y más velocidad.  

 

El doble de la incidencia a 7 días cada vez marca más distancia que la incidencia a 14 días. La razón de tasas es hoy de 1,16, un 0,03 más que en la última actualización, por lo tanto en la última semana hubo un 16% de positivos más que en la penúltima. El 9 de marzo fue la última vez que encontramos una referencia con peores guarismos en este apartado. El escenario no era muy distinto, con casi 19.000 casos activos por aquel entonces, aunque los hospitalizados eran 351. La diferencia reside en la presión hospitalaria, y en los 465 decesos registrados en este tiempo. 

 

Por otra banda, la positividad se encuentra hoy en el 56%. Continúa siendo una estadística preocupante, con la mitad de las pruebas arrojando un resultado positivo. Es consecuencia no solo del terrible escenario en el que nos encontramos, sino también de la estrategia de la Xunta. Lo que importa, la media semanal, que tampoco deja de crecer, y se encuentra en una cifra récord, cerca del 54%. 

 

TRES CAMBIOS DE MÉTODO ESTOS MESES

Hay que recordar que con el sistema implantado, solo se hacen pruebas a personas mayores de 60 y colectivos especialmente vulnerables, enfermos de cáncer o asmáticos, por ejemplo. También a profesionales sanitarios y trabajadores de residencias.

 

Ahora tampoco se suman los positivos de autotest caseros, que eran mayoría en el anterior sistema. Esto provoca que los índices de sean muchísimo más bajos de lo que es la transmisión real. 

 

El cambio de método de seguimiento de la transmisión se produjo a finales de marzo. Hubo otro cambio de forma de contar posterior, en hospitalización. El SERGAS redujo el número de días que un hospitalizado cuenta como enfermo de covid. Esto redujo artificialmente la cifra de hospitalizados cuando se ejecutó en la penúltima semana de abril.

 

En los últimos meses hubo un tercer cambio estadístico producto de la polémica estrategia de 'gripalización', en fallecimientos. A finales de mayo la Xunta dejó de contar todos los muertos con covid. El SERGAS ahora solo informa de los decesos en los que considera que el coronavirus jugó un papel clave, algo que no deja de ser muy subjetivo. Esto también provocó la rebaja artificial de la curva de fallecimientos.  

 

EVOLUCIÓN DE LOS CASOS ACTIVOS

En el porcentaje de cambio diario, hoy el descenso es de un 6,4% del total de infectados. Es un descenso importante que ayuda a corregir la tendencia. Pero los 997 casos menos en un día, sumados a los 112 menos de ayer, no impiden que la radiografía siga siendo muy mala.

 

 

De hecho, aunque los dos últimos datos sean buenos, la tendencia semanal es cada vez peor. Hoy repunta significativamente hasta el 3,4%. Es la primera vez que encontramos un nivel con este ritmo de subida desde que comenzó el proceso de "gripalizar" la covid, allá por el mes de marzo. Desde entonces, nunca se habían superado estos datos, en gran medida también por las constantes alteraciones que sufrieron los indicadores con los cambios de criterio repentinos de la Xunta. 

 

DATOS POR ÁREAS

Una diferencia significativa con respecto a los días anteriores la encontramos en las áreas sanitarias. Hoy caen todas, algunas a buen ritmo como A Coruña, que casi pierde 300 casos de un plumazo, o Vigo, que baja de 2.555 casos a 2.299 en solo un día. Ferrol, la más pequeña de todas, es la que menos baja, con 46 casos menos. 

 

 

ANÁLISIS ACTUAL Y EVOLUCIÓN POSIBLE

Con estas estadísticas, la inferencia que se puede realizar es:

  • Los datos hoy son mejores que en días pretéritos, pero esto no impide que la mayoría de los indicadores sigan escalando y empeorando a un ritmo cada vez más alto y nunca visto desde que se inició el proceso de gripalizar la Covid-19.
  • Preocupante, y cada vez más, es la situación de los hospitales. Los 771 hospitalizados en las áreas habilitadas para la atención de los pacientes con coronavirus son la peor cifra desde febrero de 2021. Y eso que la Xunta ha tratado de reducir la forma de contabilizar los ingresados por Covid en varias ocasiones, reduciendo el número de días que un hospitalizado cuenta como enfermo.
  • Con todo, esta cifra, ¿puede manejarla el SERGAS? Sí, porque ya lo hizo con 1.300 hospitalizados. Pero entonces la sanidad contaba con más efectivos y las especialidades como medicina interna no vivían un momento tan crítico como el de hoy... Hay que añadir a esto el efecto incierto que el turismo nacional e internacional puede tener sobre la sanidad. Es pronto para hacer conjeturas al respecto. 

 

 

  • Y es que pandemia está en unos niveles de transmisión muy elevados. Aún no tan altos como los desmesurados que hubo en primavera, pero cerca de igualarlos y de superarlos incluso. 
  • Los datos borran toda esperanza de que el pico de esta ola veraniega pueda estar cerca. La relajación de algunos indicadores en días previos parece que fue una distorsión provocada por el puente. 
  • La cuestión es, ¿hasta qué punto lo puede pasar mal el SERGAS? Desde luego, y como incidimos al principio de la pieza, gracias a las vacunas, no debiera haber problemas en las UCIs. Los pacientes que se ponen graves son muchísimos menos en proporción y, además, una parte de ellos son personas con salud tan delicada que ni siquiera pasan por la planta de críticos antes de fallecer. 

 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE